Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Promoción de Ascenso a Primera RFEF

La mejor entrada del año en el Rico Pérez la conseguirá el Real Murcia

La directiva grana confía en desplazar a 11.000 aficionados hasta Alicante para la final del domingo

La plantilla del Real Murcia posa en el Rico Pérez tras pasar a la final. LA OPINIÓN

El Rico Pérez está listo para registrar la mejor entrada de la temporada. Lo llamativo es que no será el inquilino natural del estadio, sino uno de sus rivales históricos, el Real Murcia. La directiva grana está convencida de que su afición se desplazará en masa hasta Alicante el domingo y que serán más de 11.000 los que se repartan por las gradas del coliseo blanquiazil, que este año ha tenido como tope los 10.000 del duelo con el Intercity en la segunda vuelta.

A ellos habrá que añadir a los hinchas de la Peña Deportiva Santa Eulalia que volarán desde Ibiza con su equipo para estar en franca minoría dentro del estadio. El Hércules no obtendrá beneficio de este hito. El reparto de ingresos se realiza entre el organizador (la Diputación recibe un 20% de la taquilla), los equipos que juegan la final y la Federación Española. Estas tres partes perciben idéntica cantidad dado que el reparto del 80% restante es equitativo.

Para los clubes más grandes, el nuevo formato de «play-off» en sede única resulta perjudicial en lo económico, dado que sus ingresos en eliminatorias a doble partido serían bastante mayores. Royston Drenthe puede ascender en el Rico Pérez, una paradoja terrible.

Este fin de semana, el Real Murcia puede vivir el mayor desplazamiento de su historia. Y es que la final por el ascenso que disputarán los murcianistas ante la Peña Deportiva reúne los ingredientes necesarios para que se destrocen todos los registros, algo que ya se consiguió en las semifinales de este pasado fin de semana, cuando 5.000 murcianistas vivieron en el estadio alicantino la victoria ante el Rayo Cantabria. La previsión de la directiva es que siete días después se duplique la marca. ¿Por qué?

Dani García observa la grada del Rico Pérez repleta de murcianistas. LA OPINIÓN

Un viaje de apenas  80 kilómetros

►Los aficionados granas, que no han fallado en un solo desplazamiento en toda la temporada, tienen la final del play off a solo 80 kilómetros. La elección de Alicante ha favorecido de lleno a los murcianistas. Se vio este domingo ante el Rayo Cantabria y se volverá a ver todavía más claro durante la final ante el Peña Deportiva de Santa Eulalia. 

1) 24.000 butacas y sin límite de aforo para los granas

►Jugar en Alicante ha sido un punto a favor para los granas, pero también favorece a los murcianistas este formato en sede única. Porque mientras que a El Toralín o al Anxo Carro apenas pudieron asistir 500 privilegiados por las limitaciones de los clubes locales en los partidos de vuelta, en este caso no existirá ninguna limitación. La final del domingo se jugará en un estadio de 24.000 butacas y el murcianismo podrá retirar todas las entradas que quiera. Si las localidades solicitadas por el club se quedan cortas, siempre quedará la web de la Federación para seguir retirando localidades hasta las horas previas al encuentro.

2) Un rival modesto que apenas movilizará a aficionados

►Tampoco tendrá que pelear el Real Murcia por el reparto de entradas con el rival. El sorteo emparejó a los granas con la Peña Deportiva, un club modesto de Santa Eulalia, Ibiza, que apenas cuenta con abonados y cuyo campo solo tiene un aforo para 1.500 personas. Sin demanda por parte de los ibicencos, la afición del Real Murcia no tendrá que pelear con nadie en el reparto de las entradas.

3) Se jugará en domingo y no coincidirá con la final de Champions

►El día elegido para el partido también es el idóneo para favorecer ese desplazamiento masivo. Porque el encuentro se disputará en domingo, lo que evita que coincida con la final de la Champions del sábado. Es cierto que el Real Madrid-Liverpool no iba apartar a los más fieles de acudir a ver al Real Murcia en sábado, pero también es verdad que muchos otros hubieran optado por quedarse en casa y ver las dos cosas por la tele. Así, al ser domingo, no habrá ninguna excusa. Todos los murcianistas tendrán la vía abierta para volver al Rico Pérez siete días después o para estrenarse en este play-off con un partido que tiene el premio del ascenso.

4) Las ganas de vivir un éxito tras varios años de fracasos

►Jugar un play-off ya no es algo habitual para el Real Murcia. No estaba en una ronda final desde 2018. Tras aquella eliminatoria en la que fue eliminado por el Elche, los granas solo han vivido decepciones. Primero el miedo a la desaparición, luego la ausencia de proyectos ambiciosos y por último el mayor fracaso desde los 90, la caída a la Segunda RFEF, la cuarta categoría del fútbol español. El murcianismo ha resistido en pie pese a todos los golpes, y ahora tienen la oportunidad de vivir por fin una gran alegría. Esas ganas de celebrar, de gritar estamos de vuelta, aunque esa vuelta solo sea a lo que antes era la Segunda B, también hace que nadie quiera perderse la final por el ascenso en el Rico Pérez. Los cinco mil que estuvieron este domingo repetirán, y varios miles más se incorporarán para apoyar a un club que no celebra un ascenso desde 2011, cuando se dio el salto a Segunda División tras eliminar al Lugo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats