Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSPV celebrará en noviembre su congreso nacional en Benidorm

El cónclave tendrá lugar entre los días 12 y 14, un mes después del federal - Ximo Puig subraya que el futuro pasa por ayudar a la empresa a crecer para poder redistribuir la riqueza

Ximo Puig, ayer por la tarde, durante su intervención en el comité nacional del PSPV. | INFORMACIÓN

Ximo Puig, ayer por la tarde, durante su intervención en el comité nacional del PSPV. | INFORMACIÓN

Benidorm va camino de desplazar a la Vega Baja como el centro de gravedad en la provincia del secretario general de los socialistas valencianos y presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Hasta el punto de que la capital de la Costa Blanca acogerá entre los días 12 y 14 de noviembre el XIV congreso nacional del PSPV-PSOE. Así lo anunció ayer por la tarde Puig, en el marco del comité nacional. Lo hacía, además, sólo una semana después de que, como jefe del Consell, firmara un convenio con el Ayuntamiento y con RTVE para convertir a Benidorm en el escenario de la elección del representante de España para Eurovisión.

La designación de la provincia como sede para el congreso de país prácticamente se daba por hecha desde el mismo momento en el que se anunció que el cónclave federal -programado para los días 15 a 17 de octubre- se iba a celebrar en València. Era una forma de llevar a la práctica el discurso de la vertebración que siempre han tratado de abanderar los socialistas valencianos, pero también responde a que es en esta provincia donde el PP tiene su principal fortín en estos momentos, con Carlos Mazón -líder del PPCV- en la Diputación, y con ayuntamientos como los de Alicante, Torrevieja, Orihuela y Benidorm gobernados por los populares. A eso se une que, si bien es cierto que el inicio de la actual legislatura estuvo marcado por aquella fatídica DANA que asoló la Vega Baja en septiembre de 2019, esta segunda parte del mandato se ha visto especialmente afectada por la pandemia de covid, de la que no se ha librado prácticamente ningún sector económico, pero que ha dañado especialmente al turismo y a Benidorm, que están atravesando por su peor crisis de la historia. Un guiño que se vio acentuado por el lema escogido para el comité nacional de ayer, «Un futuro para crecer», y que, en palabras de Puig, marcará la hoja de ruta de aquí al inicio del calendario congresual de los socialistas.

Ahora bien, el secretario del PSPV no se quedó sólo en el eslogan. Durante su intervención, puso en valor la gestión de los últimos seis años y, en especial, la de los últimos meses de pandemia, pero sobre todo puso el foco en un futuro que pasa necesariamente, a su juicio, por la socialdemocracia y por una «actitud de progreso» frente a posiciones más conservadoras. Para ello, vino a defender que «hay que creer para poder crear y crear para poder crecer», lo que le sirvió para reivindicar la necesidad de «regresar a la economía sin prejuicios, sin complejos». Fue en este punto en el que hizo hincapié en la importancia de «ayudar a la empresa para crecer», algo que consideró como la premisa clave para poder redistribuir la riqueza.

Por lo que respecta a los congresos en sí, Puig defendió que este calendario que se abrirá tras el verano «es crucial para conformar nuevos equipos, fortalecer el socialismo y actualizar nuestro ideario», hasta el extremo de que sostuvo que, a partir de otoño, se inicia una etapa comparable a lo que supuso el Congreso de Suresnes en 1974, aquel cónclave que, poco antes de la muerte del dictador, supuso la entronización de las tesis renovadoras de los socialistas del interior, liderados por Felipe González.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats