¿Qué le pasa a tu cuerpo si comes proteína vegetal todos los días?

Este alimento tienen numerosos beneficios pero comerlo en exclusiva puede tener sus inconvenientes

Azucena Mendieta Delgado

Azucena Mendieta Delgado

La proteína vegetal es una sustancia orgánica esencial en la nutrición que proviene de plantas. Como con las proteínas de origen animal, éstas son indispensables para el correcto funcionamiento del cuerpo humano, ya que participan en la formación de tejidos, células y enzimas, entre otros.

Las fuentes de proteína vegetal son variadas y abundantes. Algunas de las más notables incluyen legumbres como lentejas, garbanzos, alubias y soja; cereales como el trigo, la avena y el arroz; frutos secos como las almendras y los cacahuetes; semillas como las de chía y linaza; y ciertos vegetales de hoja verde como la espinaca y la col rizada. También existen productos elaborados a base de proteínas vegetales, como el tofu, el tempeh y el seitán, entre otros.

El consumo de proteína vegetal puede hacerse de diversas formas, dependiendo de la fuente de origen. Las legumbres, por ejemplo, pueden comerse en ensaladas, guisos, o en formas procesadas como hamburguesas vegetales. Los cereales, por otro lado, se pueden incorporar en desayunos, almuerzos o cenas, en platillos como el arroz integral o la quinoa. Los frutos secos y semillas son excelentes como snacks o añadidos a ensaladas y yogures, mientras que el tofu o tempeh pueden ser preparados de diversas maneras, desde sofritos hasta a la plancha.

Beneficios de comer proteína vegetal todos los días

Incluir proteína vegetal en la dieta diaria trae numerosos beneficios. En primer lugar, la proteína vegetal suele venir acompañada de un alto contenido de fibra, que contribuye a un mejor tránsito intestinal y ayuda a prevenir el estreñimiento. Además, también suelen ser ricas en vitaminas y minerales esenciales, como el hierro, el magnesio y las vitaminas B.

Otro beneficio es su aporte a la salud cardiovascular, ya que las fuentes de proteína vegetal tienden a ser bajas en grasas saturadas y libres de colesterol. Por último, la producción de proteína vegetal tiene un menor impacto ambiental que la de proteína animal, lo que contribuye a una alimentación más sostenible.

Abono natural para plantas: lentejas

Las lentejas son una excelente fuente de proteína vegetal / INFORMACIÓN

Inconvenientes de comer proteína vegetal todos los días

A pesar de los numerosos beneficios, el consumo exclusivo de proteína vegetal también puede presentar desafíos. Uno de ellos es asegurar una ingesta adecuada de todos los aminoácidos esenciales, ya que muchas fuentes de proteína vegetal no contienen todos ellos en las proporciones adecuadas. Esto puede mitigarse consumiendo una variedad de fuentes de proteína a lo largo del día.

Además, algunas fuentes de proteína vegetal, como los frutos secos y ciertas semillas, pueden ser altas en calorías, por lo que deben ser consumidas con moderación en dietas bajas en calorías. Por último, algunas personas pueden tener dificultades para digerir ciertas proteínas vegetales, como las legumbres, lo que puede causar malestar gastrointestinal. Aun así, en general, una dieta rica en proteína vegetal es saludable y beneficiosa para la mayoría de las personas.