Suscríbete

Caso Abierto - Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La manada de Callosa d’en Sarrià se declara culpable y sienta las bases para llegar a un acuerdo

En apenas una hora de declaraciones, los cuatro procesados aducen ante el tribunal que aquella tarde estaban muy afectados por el consumo de alcohol y de cocaína, y piden perdón a la víctima

5

La manada de Callosa se declara culpable Alex Domínguez

os cuatro acusados de la violación grupal a una joven de 19 años en Callosa d’En Sarrià se han declarado culpables de la agresión sexual, han alegado que se encontraban muy afectados por el consumo de drogas y alcohol y han pedido perdón a la víctima. La confesión de los procesados ha marcado el inicio del juicio a la manada de Callosa este lunes en la Audiencia de Alicante y sienta las bases para que se pueda llegar a un acuerdo. La sesión, que se ha celebrado a puerta cerrada para proteger la intimidad de la víctima, ha durado poco más de una hora, durante la que han admitido la práctica totalidad de los escritos de acusación.

Los hechos ocurrieron durante el día de Año Nuevo de 2019. La víctima estaba de fiesta por varios locales de ocio de Benidorm y cuando sus amigas se retiraron, ella se fue con los acusados a seguir de fiesta. Una celebración que se volvió amarga cuando los acusados trataron de abusar de ella en un primer momento en un piso de la localidad turística y un poco más tarde en el sótano de la vivienda de uno de ellos en Callosa d’En Sarrià, donde finalmente se produjo la violación múltiple. Una agresión sexual que fue grabada con los teléfonos móviles de dos de los imputados e iban a visionarse en el juicio. Su confesión hace innecesaria esta prueba. Los acusados tenían entre 19 y 24 años cuando ocurrieron los hechos y son de nacionalidad española, pero de origen ecuatoriano.

Tal como adelantó este diario, las defensas han estado negociando con la Fiscalía y la acusación particular una rebaja en las condenas a cambio de la confesión. Este lunes nadie reconocía la existencia de pacto alguno, aunque se daban todos los requisitos para que se puedan aplicar atenuantes que reduzcan las penas de más de 200 años de prisión que se piden para todos. Un pacto al que la propia víctima había dado su visto bueno.

Malestar entre las partes

Antes de la sesión, los letrados alertaron de que el Ministerio Público se había desvinculado del pacto. Los abogados se mostraron indignados y ante la puerta de la Audiencia denunciaron la existencia de manos negras e injerencias políticas para tumbar la conformidad. «Ésta es la primera vez en España que una manada se declara culpable y pide perdón», manifestó el abogado José Luis Sánchez Calvo para defender el acuerdo. Por su parte, Francisco González, el letrado que ejercita la acusación particular en nombre de la víctima, aseguró que «no se siente representada por el Ministerio Público», molesto por el hecho de que la joven de 19 años que sufrió la violación múltiple vaya a tener que ir a declarar el miércoles. Las fuentes de la Fiscalía consultadas por este diario señalaron que la revisión del acuerdo se debe a criterios puramente jurídicos en la manera en la que se había negociado la aplicación de las agravantes en la agresión sexual en grupo. Una vez escuchadas las declaraciones tanto de los acusados como de la víctima, desde el Ministerio Público se concretará qué penas se piden. La semana pasada se estaba negociando una pena de 18 años de prisión para el presunto cabecilla de la manada, Joffre G. T. B., mientras que para el resto serían 15 años de prisión para cada uno.

Las fuentes consultadas por este diario señalaron que uno de los aspectos sobre los que va a ser interrogada la víctima es para confirmar el consumo de alcohol y drogas por parte de todos. Al haberse declarado culpables los procesados de la agresión sexual múltiple, el interrogatorio va a ser menos exhaustivo que en otros juicios por hechos similares.

De hecho, tras la primera sesión las partes se sentaron con el tribunal para reorganizar toda la agenda del juicio previsto a lo largo de esta semana y que iba a tener cinco días de duración. Este martes no habrá vista y las sesiones se retomarán el miércoles con el interrogatorio de la víctima, de los responsables de la investigación, así como de algún familiar de los acusados. El jueves están previstos los informes de conclusiones finales de las partes en las que se concretarán las penas que se piden.

Las fuentes consultadas por este diario señalaron que se dan de manera objetiva atenuantes que serían de aplicación en este caso concreto: la confesión de los acusados; embriaguez y drogadicción; y el hecho de que la víctima haya sido indemnizada con 60.000 euros que se consignaron en una cuenta judicial la semana pasada.

5

Manada en Callosa d'en Sarrià: Así fue la detención Diario Información

La responsabilidad civil podría darse por pagada tras el ingreso de 60.000 euros

La Fiscalía pide una indemnización de 80.000 euros para la víctima, mientras que la acusación particular reclama el doble, 160.000. Los acusados a través de sus familiares hicieron un ingreso de 60.000 euros en la cuenta del juzgado. Aunque no son las cantidades que se pedían, la víctima se da por indemnizada con ellas. Así lo anunció este lunes el abogado que ejerce la acusación particular, Francisco González, que aseguró que ha valorado el hecho de que el desembolso provenga de familias trabajadoras que han tenido que pedir un crédito para poder pagar esa indemnización.

El letrado no quiso concretar la cantidad recibida por la víctima a preguntas de los periodistas aunque precisó que renunciaría al resto. La joven, que contaba con 19 años cuando ocurrieron los hechos, se ha tenido que marchar de la Comunidad Valenciana a raíz de la violación múltiple y vendrá el miércoles a Alicante expresamente para prestar declaración. La sala ha prohibido la difusión de datos personales o de la imagen de la víctima, a fin de proteger su intimidad. En esta línea, el letrado de la acusación aseguró que el trato que la sala está teniendo hacia ella es «exquisito». La joven no prestará declaración por vídeoconferencia, sino que lo hará en la propia sala de vistas, donde se ha previsto que se adopten medidas para que no tenga contacto visual con los agresores en la Audiencia.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats