Investigación

Los perros también se lanzaron sobre la furgoneta del padre de Arancha cuando llegó al camino

El abogado de la familia pide a los medios que dejen de acosar a los padres, "necesitan tranquilidad"

Agentes de Criminalística toman medicione en el lugar del ataque canino.

Agentes de Criminalística toman medicione en el lugar del ataque canino. / La Opinión de Zamora

Susana Arizaga

La madre de Arancha Corcero fue la primera persona en llegar al lugar en el que los perros del pastor de La Hiniesta, en Zamora, atacaron y mataron a la joven de 27 años el 23 de octubre, vecina del pueblo vecino, Roales del Pan.

Halló a su hija muerta unos diez o quince minutos después de la embestida de los animales y cuando algunos canes aún estaban junto a su hija ya fallecida, según ha relatado el abogado de la familia, Miguel Ángel Martín Anero, que será el encargado de llevar la acusación particular por homicidio.

La mujer "llevaba un palo con el que pudo espantar a los animales", ha indicado el letrado, tres mastines y dos de raza de careo, aunque seguían sueltos en el enclave cuando llegó el padre de Arancha instantes después que la mujer en una furgoneta al camino del paraje La Pollada de La Hiniesta, donde el grupo de perros alcanzó a la joven y acabaron con su vida. "Los perros se le tiraron a la furgoneta del padre que tuvo que espantarles también", según ha relatado el progenitor de Arancha.

"Destrozados, piden tranquilidad"

La pérdida de la hija en estas circunstancias tan trágicas "ha destrozado a estos padres", que "vivieron una situación muy angustiosa cuando la madre recibió la llamada de la hija para decirle "¡Que vienen los perros, que vienen los perros!", ha indicado Martín Anero.

La familia se ha sentido acosada por los medios de comunicación ante lo que piden a través del abogado que se les permita vivir su duelo sin tensiones añadidas por este constante acecho.