Agentes de la Policía Nacional, han detenido en Elda a cinco personas tras una investigación sobre un robo con fuerza cometido en un inmueble, donde se ocultaba una plantación de marihuana con 848 plantas, al que los autores accedieron de madrugada empleando el método del “rififí”.

Esta práctica es utilizada por grupos organizados especializados en robos con fuerza, consiste en realizar un agujero en el techo de inmuebles o naves industriales para acceder al interior descendiendo con una cuerda o escalera, y una vez dentro, inutilizar los sistemas de alarma y seguridad para llevar a cabo su cometido, según explican fuentes policiales.

Los agentes recibieron una llamada de un vecino de Elda en la que daba cuenta de que varias personas que portaban un pasamontañas en la cabeza, habían saltado de la terraza de un inmueble y se habían introducido a la carrera en un vehículo que se encontraba aparcado en las inmediaciones, huyendo a toda prisa, sostienen las mismas fuentes.

Hasta el lugar se desplazaron varias patrullas uniformadas y tras entrevistarse con el testigo de los hechos, les facilitó las características físicas de estas personas así como el vehículo utilizado y dirección de huida.

Inspección

Los agentes realizaron una inspección del lugar, que les llevó a localizar una bolsa que contenía diversas plantas de marihuana, observando una escalera apoyada en una pared que los autores habían utilizado para subir hasta el tejado de un inmueble y tras realizar un agujero en el techo, acceder al interior donde se encontraba una plantación indoor de marihuana de la que habían sustraído parte de la misma.

En vista del hallazgo, los agentes iniciaron una investigación para la localización y detención del propietario de dicha plantación, así como de los autores del robo con fuerza cometido.

Con las gestiones practicadas, los investigadores lograron identificar al propietario del inmueble donde se encontraba oculta la plantación de marihuana, que fue detenido por un delito de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico ya que el sistema de iluminación y climatización de dicha plantación se encontraba enganchado a la red eléctrica, según explican fuentes policiales.

Tras su detención, se realizó un registro en dicho inmueble donde fueron intervenidas un total de 848 plantas de marihuana en avanzado estado de crecimiento con una altura de más de un metro.

Así, los agentes centraron la investigación en la localización y detención de los presuntos autores del robo con fuerza que mediante el método del “rififí” accedieron al interior del inmueble donde se hallaba oculta la plantación de marihuana y sustrajeron una gran cantidad de plantas.

Para ello, establecieron un "complejo dispositivo" con el que lograron detener a cuatro varones a los que se les imputaron delitos de robo con fuerza, tráfico de drogas y pertenencia a grupo criminal. En dicho operativo también se intervino el vehículo utilizado en la huida por los detenidos tras cometer el robo.

De los cinco detenidos, uno de ellos fue puesto en libertad tras prestar declaración en dependencias policiales, mientras que los otros cuatro fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Elda.

Los agentes sostienen que la colaboración ciudadana fue clave para facilitar las investigaciones policiales, permitiendo la rápida intervención de los indicativos uniformados y de la localización de la plantación de marihuana.