Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Pedrera es el humedal interior con mayor censo de aves de la Comunidad

La última observación de Faunatura cifra en más de 5.600 el número de ejemplares en el embalse artificial, que eligen el paraje para pasar el invierno

Embalse de la Pedrera. Al fondo, la laguna rosa de Torrevieja y el mar, de donde proceden parte de sus aguas desaladas. A la derecha, aves observadas por Faunatura. | TONY SEVILLA/FAUNATURA

Un total de 5.622 aves han sido censadas por la Asociación Faunatura en el Embalse de la Pedrera durante este invierno. Algo que convierte a este embalse artificial en el humedal interior -que no sea Parque Natural- con el mayor número de aves invernantes de la Comunidad Valenciana. Este enorme humedal de agua dulce es en estos momentos el hábitat de más de 5.600 aves acuáticas de al menos 18 especies que eligen este paraje para pasar el invierno cada año. Algo que ha certificado el XXII censo de aves acuáticas de humedales de interior del País Valenciano 2021 realizado por la Asociación Faunatura y coordinado por la Sociedad Valenciana de Ornitología (SVO).

La Pedrera es el humedal interior con mayor censo de aves de la Comunidad

Uno de los grupos de aves más destacados sobre el volumen total de aves identificadas fueron las gaviotas. La cercanía a la costa y a espacios naturales como el Parque Natural de las Lagunas de la Mata y Torrevieja hacen que se contabilicen importantes concentraciones de más de 4.000 gaviotas sombrías, patiamarillas o reidoras que utilizan el embalse como zona de paso durante sus trasiegos de alimentación, surcando el cielo desde la costa alicantina hasta la vecina Región de Murcia, o que utilizan de dormidero y área de aseo para su plumaje. Además, en el mismo censo se avistaron varias rapaces: cernícalos y águilas reales, perdiceras, laguneras y ratoneras, procedentes de Sierra Escalona y la Dehesa de Campoamor.

El embalse está situado entre los términos municipales de Orihuela, San Miguel de Salinas y Bigastro. Sobre una extensión de 1.272 hectáreas, tiene capacidad para albergar 246 hectómetros -en los últimos meses cuenta con un volumen medio de unos 75 hectómetros-. Es, con diferencia, el mayor reservorio de agua dulce de la provincia. La infraestructura fue entre 1975 y 1978 curiosamente sobre la zona agrícola de secano más importante del Bajo Segura y tiene como objetivo embalsar el agua del trasvase Tajo-Segura. Desde 2014 incorpora aguas de la desalinizadora de Torrevieja: la proporción de recursos desalinizados del Mediterráneo con respecto al total es cada vez es mayor. De forma muy puntual llegan caudales del río Segura a través del trasvase desde el azud de Ojós (Murcia) cuando se producen avenidas y se desvía el agua para evitar inundaciones en la Vega Baja y reaprovecharla.

El embalse de la Pedrera está protegido como Zona Húmeda en la Comunidad Valenciana desde el pasado mes de noviembre y forma parte del Paisaje Protegido de Sierra Escalona y su entorno, y próximo Parque Natural de la Comunidad Valenciana «de acuerdo a la promesa del Consell de aumentar su protección», según Faunatura.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats