El proyecto de rehabilitación integral del conjunto histórico de las Eras de la Sal de Torrevieja prevé una inversión de más de 7,7 millones de euros aportados por el Ayuntamiento de Torrevieja, la Diputación de Alicante y la Generalitat.

Los proyectos, avanzados por INFORMACIÓN, han sido presentrados este martes por el presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón (PP); el diputado de Infraestructuras, Javier Gutiérrez (Cs) y el alcalde, Eduardo Dolón.

Este plan incluye la conexión del paseo Vista Alegre con el de Maestro Velero y el canal del Acequión, con un trazado que también discurre entre los muros de las Eras y los muelles de descarga de sal; la restauración del edificio de las antiguas oficinas de la Compañía Salinera, para albergar el Museo del Mar y de la Sal; y la construcción de un recinto multiusos para celebrar el Certamen Internacional de Habaneras, entre otros eventos culturales. De este último espacio desaparecería el actual tornavoz de hormigón levantado en la década de los noventa. El nuevo recinto cubierto estará orientado en perpendicular al mar, y ocupará buena parte del suelo en el que ahora está ubicado el antiguo edificio del Grupo de Empresa de las Salinas. El intercambiador de autobuses desaparecerá y la recreación del caballete de la sal, levantada en 1999, se unirá a la avenida Faleria.

Vicente Esteban Chapapría, del catedrático de Puertos y Costas de la Universidad Politècnica de València y coordinador del proyecto ha definido el recinto del siglo XVIII como una de las muestras de patrimonio industrial y arquitectura civil más singulares de España. Ha señalado algunos de los datos principales del espacio, como los dos muelles de descarga de sal -uno de ellos construido en el siglo XVIII y otro a principios del XIX-.

La financiación del proyecto de rehabilitación por parte de las tres administraciones públicas se concreta de la siguiente manera (según el Ayuntamiento de Torrevieja):

  • -Recinto Multiusos, 1.061.674 euros (Diputación de Alicante).
  • -Museo del Mar y de la Sal, 3.000.000 euros (Generalitat Valenciana).
  • -Paseo (Ayuntamiento de Torrevieja):

Presupuesto 2020: 300.000 euros.

Presupuesto 2021-22: 3.033.507 euros.

Presupuesto 2023: 337.056 euros.

El total de la inversión de la obra asciende a 7.732.237 euros.

El alcalde ha declarado que es intención del equipo de Gobierno "que todo el Plan de Actuación de las Eras de la Sal esté finalizado antes de que termine el actual mandato" y ha agradecido el apoyo de la Diputación de Alicante y la Generalitat Valenciana, así como del coordinador del proyecto, Vicente Esteban Chapapría. Para Eduardo Dolón "se trata de una de las actuaciones más importantes y emblemática que se van a ejecutar en los próximos años, poniendo en valor la historia y la idiosincrasia de Torrevieja y la recuperación de un conjunto histórico en un lugar privilegiado de la bahía de la ciudad".

Cualquier actuación de alteración del recinto estará supeditada a las conclusiones de la excavación arqueológica que se va a licitar por 140.000 euros

Las obras que financiará la Diputación, según Carlos Mazón, se centran en la reformulación del espacio destinado a la celebración del Certamen Internacional de Habaneras y Polifonía, así como sus infraestructuras complementarias. La finalidad del proyecto es posibilitar el uso de este espacio para todo tipo de eventos, como un recinto multiusos que permita dinamizar el núcleo de la ciudad. La nueva formulación de la zona, según la intención del consistorio, pasará por abrirla al frente marítimo, priorizando el tráfico peatonal frente al rodado.

Habrá una zona exterior que contará con varios accesos, estacionamiento y salidas de emergencia; una zona de público conformada por un pórtico de acceso a modo de entrada principal, así como taquillas, vestíbulos, locales, aseos, cabinas de control de sonido y proyección y habitáculos para la venta de bebidas; el recinto para el público, con una superficie de 1.500 metros cuadrados, y el escenario, cuyo diseño acústico se adaptará a las representaciones vocales y se integrará en el entorno urbano y la fachada marítima. Además, el proyecto incluirá una sala de ensayos, un espacio para talleres de 200 metros cuadrados, un área de artistas con acceso, vestíbulo, sala de descanso y camerinos y, finalmente, instalaciones generales como casilleros, servicios sanitarios y administración.

#TORREVIEJA rueda de prensa sobre los proyectos de rehabilitación integral de las Eras de la Sal

Posted by Información Vega Baja on Tuesday, February 23, 2021

El Museo del Mar y de la Sal, además de intentar "salvar" el edificio de la administración de las salinas, se extenderá hasta lo que actualmente es la zona reservada para las sillas del público en los actos culturales que acoge el recinto -en especial las habaneras-. Este recinto permitirá albergar el museo de la historia de Torrevieja que lleva en una sede provisional 26 años. El Ayuntamiento ya intentó en 2007 ubicar el museo pero la actuación se paralizó cuando el proyecto ya estaba adjudicado.

Aunque la construcción del paseo marítimo es la inversió dotada con mayor presupuesto -3,6 millones- es la que menos definida aparece en el esbozo que ha presentado el Ayuntamiento. Contempla la rehabilitación parcial del actual paseo de Maestro Velero y su extensión hasta el canal del Acequión, la apertura del recinto de las Eras de la Sal por su acceso sur, a la altura del varadero de Marina Internacional y la conexión con el paseo Vista Alegre.

Bien de Interés Cultural

El profesor Vicente Esteban Chapapría, que ya se implicó en la recuperación parcial del recinto en 1999 con la recreación del caballete y la reposición de una parte de los sillares del conjunto histórico, ha señalado que para que se tramite la protección patrimonial legal sobre el conjunto "antes debe ponerse en valor". Y es que pese a las constantes apelaciones al valor patrimonial y el caracter singular y monumental del conjunto sobre el recinto no recae figura de protección alguna.

Solo se cita su protección de forma genérica en el PGOU. Para el Ayuntamiento y el coordinador del proyecto, el recinto no presenta las condiciones y el estado de conservación para que pueda ser declarado como BIC. Sin embargo es esa protección -que no depende del estado del recinto- la que evitaría actuar sin seguir criterios de defensa del patrimonio. El hecho de que no exista la protección ha permitido que se actuara durante años sin informes previos de la Conselleria de Cultura -fue el caso del tornavoz- o con la destrucción de algunos elementos en la restauración de finales de los noventa y las intervenciones realizadas para adaptar el recinto a la celebración de espectáculos o el Certamen de Habaneras.

Fuentes municipales remarcaron, no obstante, que toda la actuación que se va a llevar a cabo ahora solo se podrá desarrollar tras la realización de un estudio arqueológico en profundidad muy importante: el presupuesto es de 140.000 euros. El primero de esa entidad en Torrevieja y es además la intervención más inminente de las previstas. Las mismas fuentes indicaron que nada se va a hacer en el recinto sin supeditarlo a las conclusiones de ese estudio, que se sumará al que ya realiza la Universidad de Alicante con una planimetría en 3D y un estudio del estado de los materiales -algunos, como los sillares de los muros, muy deteriorados por su exposición a la salinidad-.

El anterior alcalde José Manuel Dolón inició un expediente para solicitar esa declaración como BIC de las Eras de la Sal. Tramitación de la que se desconoce el recorrido. El BIC sí determinaría qué se puede y no se puede hacer en el recinto. Algo que no encaja con las previsiones de remodelación del actual equipo de gobierno, que quiere respetar la fisonomía del espacio pero que vería muy limitada su capacidad de actuación si se protege -difícimente podría abordarse el paseo o el espacio multiusos-. Torrevieja solo cuenta con dos edificios protegidos como BIC de entidad arquitectónica mucho menor que las Eras de la Sal: la Torre del Embarcadero de la Mata, sometida a un concienzudo y riguroso proceso de restauración hace cuatro años, y la Torre del Moro, de la que no se conserva nada del original tras una lamentable rehabilitación municipal en los años 90. Ambas fueron protegidas desde la Generalitat por formar parte de la red de torres vigía de la costa de Alicante.

Aunque en la presentación no se ha mencionado todos los proyectos requieren del visto bueno de Patrimonio del Estado, que es el propietario del recinto, la dirección general de Costas, al afectar a dominio público marítimo terrestre, y distintas áreas de la Generalitat, desde Puertos, a la Conselleria de Cultura.