30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Orihuela lleva a Costas al juzgado por rechazar arreglar un vial, lo que tiene a Campoamor partido en dos

El Ayuntamiento recurre en el TSJ la denegación del Ministerio a que pueda reponer el tramo en primera línea destrozado por la DANA y por Gloria - El Consistorio insiste en que la vía es municipal

Estado en el que se encuentra el vial en la desembocadura del río Nacimiento en La Glea, que impide el tráfico rodado de una parte a otra de Campoamor por la costa.

Estado en el que se encuentra el vial en la desembocadura del río Nacimiento en La Glea, que impide el tráfico rodado de una parte a otra de Campoamor por la costa.

El Ayuntamiento de Orihuela ha presentado un recurso contencioso administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) contra el Servicio Provincial de Costas, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, por la desestimación, por silencio administrativo, a su requerimiento para dejar sin efecto la resolución denegatoria a autorizarle la restitución del vial de la playa de La Glea. La sala ya ha admitido a trámite este recurso.

El torrente de agua por la DANA que bajó en septiembre de 2019 por el cauce del río Nacimiento, habitualmente seco, arrasó el tramo de carretera que coincide con su desembocadura natural en la playa de La Glea. La tormenta Gloria, en enero del año pasado, aumentó los daños en esta carretera que comunicaba la primera línea de costa de Campoamor con el resto de Orihuela Costa. La vía, en la avenida de las Adelfas, permanece cortada desde entonces, hace año y medio, incomunicando a los vecinos de esta urbanización que se ven ahora obligados a dar un rodeo de unos tres kilómetros para ir de un punto a otro de la misma, hasta la N-332, si quieren comprar en el supermercado, acudir a la farmacia o al centro de salud, que han quedado situados en uno de los dos sectores divididos.

Según la resolución denegatoria que emitió Costas en octubre, el tramo, de unos 100 metros y que atraviesa la desembocadura del río Nacimiento, tiene un deslinde aprobado en 2016 según el cual las obras estarían situadas en terrenos de dominio público marítimo-terrestre y dentro de la ribera del mar, por lo que solo autoriza la restitución del paseo peatonal, con losas desmontables, que una ambos lados del barranco, pero no el tráfico rodado. Según sus técnicos, el poner pavimentación «se considera perjudicial para esos terrenos» que, señalan, son inundables y concluyen que la demolición sufrida requiere la reconstrucción de toda la sección del vial desaparecido sobre la arena de la playa lo que, dice la resolución firmada por la jefa del Servicio Provincial de Costas Rosa de los Ríos, es contrario a la vigente normativa .

El Consistorio solicitó en diciembre dejar sin efecto esa resolución, basándose en el planeamiento urbanístico especial del «Complejo Residencial Campoamor», aprobado por decreto del Gobierno en 1969, donde se recoge este vial. Ese planeamiento es anterior al deslinde de Costas en esa zona y fue declarado de interés público, motivo por el que la administración local estima que debe poder reponerse el vial y el tramo de paseo marítimo.

Ante el silencio administrativo por parte del Servicio Provincial de Costas, que desestima el requerimiento realizado por el consistorio para dejar sin efecto la resolución sobre la negativa a reponerse el vial, el Ayuntamiento ha decidido llevar esa desestimación a los tribunales. El Ayuntamiento está dispuesto a mantener su lucha contra Costas en los tribunales si el recurso interpuesto ahora no le es favorable.

Acuerdo plenario

El pleno del consistorio acordó en su última sesión ordinaria el requerir formal y expresamente a la Dirección General de Dominio Público Marítimo y Terrestre del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico el otorgamiento, en el plazo más urgente y perentorio posible, de la preceptiva autorización para la ejecución de los trabajos de reparación y rehabilitación del tramo dañado. Además, le solicita que la recuperación de esa carretera sea en los mismos términos que presentaba antes del temporal DANA, y con las mismas características que tenía desde su fecha de ejecución, como vial municipal, permitiendo su reapertura tanto al tráfico rodado como al peatonal.

Pasarelas de madera que son arrastradas por las lluvias

El Ayuntamiento ha repuesto el paseo marítimo y el tramo del vial justo hasta el cauce, donde tiene competencias. La actuación, por 72.003 euros, ha contemplado un desvío en la parte norte de la avenida de las Adelfas para que los coches puedan ir al sector sur atravesando un vial junto al antiguo puente que cruza la rambla, pero éste es inundable, por lo que el propio consistorio reconoce que no cumple las condiciones de seguridad vial. En el tramo de la desembocadura de la rambla ha puesto pasarelas de madera para que pasen los viandantes. Unas pasarelas que quedaron deterioradas con las lluvias de hace unos días, arrastradas por la corriente y cuya única solución, de momento, es reponerlas.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats