Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Albatera acumula en un solar municipal toneladas de colchones sin gestionar

El PSOE alerta de que el recinto carece de permisos y condiciones para almacenar residuos y del peligro de incendio junto a industrias fitosanitarias/ El gobierno del PP contempla resolver la eliminación con el nuevo contrato del servicio y matiza que el recinto se vacía cada mes

16

Toneladas de colchones y enseres se acumulan en un recinto municipal de Albatera TONY SEVILLA/REDACCIÓN

El Ayuntamiento de Albatera ha improvisado un vertedero de residuos voluminosos en un solar junto a una nave municipal donde acumula toneladas de enseres. Sobre el suelo están apilados cientos de colchones y maderas -sobre todo muebles- retirados de la vía pública, pero también palés e incluso electrodomésticos. También se encuentra ubicado el propio contenedor que se emplea para la recogida repleto hasta los topes.

El recinto forma parte de una nave municipal situada en el polígono Mos del Bou sin ningún tipo de adecuación previa a este uso, ni informes de los técnicos municipales que avalen que esas instalaciones puedan emplearse como recinto de almacenaje de este tipo de residuos, según ha denunciado el PSOE en la oposición al grupo de gobierno del PP.

El edil del área Juan José Fuentes recuerda que la acumulación de voluminosos es un problema con el que tienen que lidiar todos los ayuntamientos y Albatera lo hará con el nuevo servicio que está ahora licitándose. Y señala que no son residuos peligrosos

decoration

Cualquier instalación que albergue aunque sea de forma temporal una actividad similar y volumen de residuos requiere de autorizaciones y certificaciones previas de la Generalitat Valenciana. La administración las exige para la transferencia, aunque sea transitoria, de voluminosos tanto en las iniciativas privadas como las públicas, además de un proyecto y una licencia de ambiental previa.

El concejal socialista Mario Berna Box advierte que estas toneladas de residuos a la intemperie suponen un peligro real en caso de incendio porque se acumulan al descubierto a escasos metros de  industrias de productos fitosanitarios agrícolas, destinados a combatir las plagas, que pueden resultar peligrosos en caso de incendio. También se encuentran junto a la nave otras actividades como el principal negocio de hostelería del polígono. Los socialistas han preguntado por esta situación en varias ocasiones en los últimos plenos ordinarios, sin que, aseguran, el Ayuntamiento haya tomado medidas.

El gobierno del PP, en sus respuestas en los debates plenarios, ha reiterado que el nuevo contrato de recogida de basura y limpieza viaria contempla la retirada, transporte y eliminación de enseres y ha acusado a la oposición de querer provocar alarma con sus denuncias públicas.

El edil responsable del área, Juan José Fuentes señaló a INFORMACIÓN que el recinto acoge "muebles y colchones de forma transitoria que después se mandan a planta no baterías ni residuos peligrosos". El concejal señaló que el problema de aparición de este tipo de residuos voluminosos es común a muchos municipios de la comarca como ocurre en Santa Pola o Torrevieja. Fuentes asegura que el vaciado del recinto se está realizando cada mes o mes y medio aproximadamente a través de contratos menores porque la prestación actual que data de 2001 no lo contemplaba.

El municipio decidió poner en marcha una recogida de enseres y colchones en mayo de 2020 con medios exclusivamente municipales porque se ha convertido en un problema no solo junto a los contenedores de basura orgánica en las calles, también en espacios naturales como ramblas y bancales agrícolas.

Un operario municipal comenzó a realizar la retirada. En junio de ese año se detectó que la gestión de ese residuo por parte municipal se limitaba a una quema periódica de colchones y muebles en un descampado junto al cementerio los días en los que el camposanto estaba cerrado.

Tras la denuncia del PSOE el Ayuntamiento comenzó a acumularlos en la nave que también sirve como espacio de almacenamiento para varias concejalías. Cuando el recinto ya no tiene más capacidad el municipio contrata un servicio para retirar colchones, muebles y otros residuos.

La oposición denuncia la acumulación de toneladas de colchones en un recinto sin condiciones junto a industrias fitosanitarias

Además, el área que gestiona este servicio decidió extenderlo prácticamente a todo el término municipal de lunes a viernes, incluidos los numerosos diseminados y urbanizaciones en el campo y la sierra con los que cuenta el término municipal. Todo sin medios suficientes para llevar a cabo este cometido. 

El reciclaje de colchones, con su transporte, es caro y no es sencillo. Pocas empresas están especializadas y certificadas para realizarlo. Normalmente solo es rentable el aprovechamiento de los muelles del interior del colchón.

La eliminación de este residuo se ha convertido en una auténtica pesadilla para muchos municipios que no saben cómo evitar que se acumule en las calles, donde ofrecen una imagen de abandono que cualquier administración local quiere evitar.

Contrato

El gobierno de Albatera fía la solución a este problema a la adjudicación de la contrata de recogida residuos y aseo urbano que está en estos momentos en licitación por un plazo de diez años y 14,8 millones de euros de desembolso para las arcas municipales, que asume también este tratamiento de residuos no orgánicos de enseres y colchones. 4,2 millones corresponden exclusivamente al cálculo del abono por eliminación de los residuos, sobre todo, la fracción orgánica que se traslada hasta el vertedero de Piedra Negra en Xixona. El coste medio anual de la recogida, la limpieza viaria, el transporte y la eliminación, incluida en el propio contrato es de 1,4 millones de euros durante todo el periodo del contrato que se plantea a diez años sin prórrogas.

La licitación comenzó en enero y todavía se encuentra en la fase de baremación de ofertas técnicas bajo criterios subjetivos al que seguirá el análisis de las propuestas económicas. Se han presentado seis proyectos al concurso: FCC Medio Ambiente, STV Gestión, Acciona Servicios Urbanos, la UTE Valoriza (Sacyr) con Gestión Ambiental Urbana, la murciana Actúa y la Sociedad Anónima Agricultores de la Vega de Valencia

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats