Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Ayuntamiento de Torrevieja impulsa la creación de un centro comercial abierto

El gobierno local adjudica el estudio de viabilidad a la firma que comercializará los locales de ocio del Puerto/ La iniciativa pretende que el tejido del pequeño y mediano comercio y restauración del centro se anticipe al impacto de la transformación del puerto como zona de atracción de público

El centro del casco urbano de Torrevieja, junto al centro, acoge algunas zonas con calles peatonales donde se concentra oferta comercial y de restauración INFORMACION

El equipo de gobierno de Torrevieja no va a poder inyectar medio millón de euros sine die en el tejido comercial y hostelero a golpe de bonoconsumo. En algún momento tendrá que espaciar o dejar de dar continuidad a esa iniciativa. Y los 8.500 metros cuadrados de superficie alquilable para la hostelería en el centro de ocio del Puerto son muchos metros cuadrados. Por eso el Ayuntamiento está intentado diseñar otras estrategias con el tejido productivo local, en especial el que trabaja en el centro del casco urbano, que es el más próximo a la transformación del recinto portuario.

El objetivo es que comercios y hostelería puedan aprovechar ese tirón de flujo de clientes que podría generar la zona de ocio portuaria recinto -el principal intercambiador de autobuses de Torrevieja está previsto en su acceso- y también contempla un aparcamiento subterráneo de 650 plazas y multicines. Y no a la inversa: que la puesta en marcha de la nueva superficie termine por vaciar el centro del casco urbano que ya arrastra un grave problema de falta de afluencia de público en invierno desde hace muchos años los fines de semana por enorme impacto del centro comercial La Zenia Boulevard , Carrefour y Habaneras

Algo que provoca que a la mayor parte de los comercios del centro no les compense abrir sábado por la tarde y domingo. Así el Ayuntamiento ha adjudicado a la empresa especializada Óptima Asset Management Ibérica la realización de estudio de viabilidad para la implantación del centro comercial abierto en la ciudad de Torrevieja. El contrato es por 16.000 euros (IVA incluido) y el plazo de ejecución de cuatro meses. Se trata de la misma firma que va a comercializar los 27 locales del centro de ocio del Puerto.

La vicealcaldesa Rosario Martínez (PP) ha explicado a INFORMACIÓN esta contratación en la voluntad poner en marcha un centro comercial abierto. Sacar adelante esta iniciativa, admite la concejal, no es sencillo, ni va a ser un proceso inmediato porque necesita de un estudio concienzudo y una implicación total del sector de hostelería y comercio. El informe debe delimitar y proponer varias alternativas de ubicación para crear ese espacio, en el que además de hostelería y comercio deben integrarse todos los negocios y actividades que se ejerzan en su ámbito, no solo los que abran en planta baja. La figura jurídica que avala el funcionamiento del centro hace recaer el peso de la gestión también en los propios negocios, con una gerencia centralizada y la aportación de financiación para consolidar una imagen y unos servicios comunes, tal y como ocurre en los centros comerciales convencionales.

Aspecto del edificio de la Plasa en una imagen realizada en altura. Solo se utiliza la planta baja. Primera, segunda y tercera -ilegal- están abandonadas, sin certificado final de una obra levantada en 1995 JOAQUIN CARRION

Junto a esta iniciativa el gobierno local quiere acelerar una solución para La Plasa, el mercado de Abastos municipal, antes de finalizar el mandato. No va a recuperar la concesión de las plantas superiores, abandonadas y vacías de actividad, en un edificio sin certificado de final de obra, pero sí va a realizar una inversión importante, superior al medio millón de euros, en la planta baja del mercado de abastos, que está legalizada. La redacción de proyecto ha sido adjudicada al mismo despacho de ingenieros y arquitectos que ha diseñado, también, el centro de ocio del puerto. La idea es abrir al exterior el recinto. Derribar muros, acristalar y que la planta baja sea accesible desde cualquier punto de sus cuatro fachadas y que la reforma pueda permitir la posible ubicación de hostelería. Algo que la disposición del edificio impide ahora porque no hay salida de humos habilitada para los locales.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats