AD

Finalista Premios Pueblo del Año: Callosa de Segura, un pueblo agrícola

El paisaje que rodea esta población de la Vega Baja es un conglomerado de cultivos de cítricos y hortalizas

A espaldas de la población se alza la sierra de Callosa, que alcanza su mayor altitud en los 568 metros del Alto del Águila.

A espaldas de la población se alza la sierra de Callosa, que alcanza su mayor altitud en los 568 metros del Alto del Águila.

Miriam Vázquez

Miriam Vázquez

El pasado viernes el jurado experto se reunió para elegir a los finalistas de los premios «Pueblo del Año», una distinción que Prensa Ibérica e INFORMACIÓN organizan por primera vez a través de sus cabeceras para visibilizar, cuidar e impulsar los pueblos españoles y sus entornos rurales. Entre los municipios finalistas se encuentra Callosa de Segura, en la categoría de Pueblo del Año Agrícola.

Ahora comienza la siguiente fase en la que los lectores y lectoras de INFORMACIÓN deben votar para escoger a los pueblos ganadores.

Durante siglos Callosa de Segura desarrolló una próspera industria de manufactura de cáñamo.

Durante siglos Callosa de Segura desarrolló una próspera industria de manufactura de cáñamo.

Situado en la comarca de la Vega Baja, esta población se extiende a los pies de la Sierra de Callosa, presentando una estampa muy singular que la hace reconocible al viajero del Camino del Cid desde la distancia. El paisaje que lo rodea es un conglomerado de cultivos de cítricos y hortalizas que mantienen activo su pasado agrícola.

Durante siglos Callosa de Segura desarrolló una próspera industria de manufactura de cáñamo (alpargatas y cabos) que con los años ha sabido evolucionar hasta convertirse en uno de los grandes productores mundiales de cuerdas y redes.

Museo del Cáñamo.

Museo del Cáñamo.

En este sentido, esta localidad es la primera productora nacional de hilos, cabos, cuerdas y redes sintéticas que abastecen la industria pesquera, construcción y deportiva de España y la de otros países de otros continentes. Precisamente, esa poderosísima industria hunde sus raíces en la desaparecida industria artesanal del cáñamo, dedicada al mismo tipo de productos y que tuvo en Callosa su máximo exponente nacional.

Desde las instituciones públicas, así como desde asociaciones, se está llevando acciones para que esta industria artesanal no se pierda y perdure en el tiempo. Cabe destacar entre ellas, el cultivo de planta para su posterior demostración y exposición en el Museo del Cáñamo que dispone el municipio.

Esta iniciativa cuenta con el patrocinio de À punt, y Hozono Global.

Se puede votar en la web.