El aceite de coco está de moda. Es un producto muy versátil, que puede usarse tanto en alimentación como en cosmética natural. Entre sus propiedades destaca la gran cantidad de grasas saturadas que contiene y que son muy beneficiosos para el organismo. Además, es un remedio casero ideal para evitar problemas en la piel y el cabello.

Por si esto fuera poco, es muy barato y fácil de encontrar ya que Mercadona lo ha incorporado a su catálogo de productos y lo comercializa por menos de 5 euros. Si aún no conoces los múltiples beneficios del aceite de coco sigue leyendo y conoce algunos de los mejores trucos de belleza que podrás poner en práctica con este producto.

Propiedades del aceite de coco

El aceite de coco es un aceite vegetal muy rico en vitamina E, ácido láurico y  aminoácidos esenciales que le aportan propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas. A continuación vamos a contarte algunos trucos caseros de belleza que puedes poner en práctica con este producto.

También debes saber que el aceite de coco se utiliza en alimentación. Además, y aunque suena raro al tratarse de un aceite, te ayuda a adelgazar. Tiene afectos cetónicos que ayudan a quemar las grasas acumuladas y es saciante, ideal para las dietas de adelgazamiento.

El aceite de coco tiene múltiples usos para la piel y el cabello. Pixabay

Aceite de coco para el pelo

Si tienes el pelo seco y estropeado el aceite de coco es ideal para un tratamiento de choque. Extiéndelo directamente sobre el pelo húmedo pero evitando las raíces y deja que actúe durante media hora. Después aclara con abundante agua tibia. Si las puntas están muy abiertas y estropeadas puedes mantener el aceite en tu cabello toda la noche y lavarlo concienzudamente por la mañana.

Aceite de coco para la piel del rostro y del cuerpo

Lo primero que debes tener claro es que el aceite de coco no es aconsejable para pieles grasas o mixtas ya que podría provocar acné y fomentar la aparición de puntos negros. Sin embargo, es una excelente fuente de hidratación si tienes la piel seca y deshidratada. La vitamina E que contiene lo convierte en un potente antiarrugas. Lo ideal es usarlo por la noche para que hidrate en profundidad y no deje restos grasos en tu ropa.

También puede usarse como hidratante de zonas muy resecas del cuerpo como los codos o los talones. Puedes ponerte directamente un poquito de aceite en las zonas a tratar o bien combinarlo con tu crema corporal habitual. También es ideal para hidratar los labios cortados y secos y para eliminar los restos de maquillaje.

El aceite de coco es ideal para los labios secos y agrietados. Pixabay

Otros aceites para el cabello y la piel

Dentro de la cosmética natural encontramos una gran variedad de aceites con fines estéticos. Desde el aceite de almendras hasta el aceite de argán pasando por el aceite puro de rosa mosqueta o el aceite de ricino. La mayoría puede usarse tanto para la piel como para el pelo y otras partes del cuerpo.

Por ejemplo, el aceite de ricino es ideal para alargar las pestañas y el aceite de rosa mosqueta para reducir las cicatrices. Todos ellos tienen unos precios muy asequibles, nada que ver con los carísimos tratamientos cosméticos para los mismos fines que podemos encontrar en el mercado.

Te puede interesar:

Además, son ideales para fabricar tus propios remedios naturales de belleza y crear mascarillas caseras para el pelo, entre otros muchos usos.