Es uno de los sonidos mas insoportables y temidos de la noche. Estás en la cama y de repente comienzas a escucharlo. Al principio de manera leve pero pronto va in crecendo. Hablamos de los ronquidos. Ya provengan de tu pareja, del rollo de esa noche, de tu abuelo o del vecino de enfrente, lo cierto es que dormir cerca que alguien que ronca es todo un suplicio. Si nunca has experimentado esta situación quizá seas tu el o la que ronque. Sea como fuere te vamos a dar varios consejos para dejar de roncar y acabar de una vez por todas con estos desvelos nocturnos.

Prueba a poner en prácticas estas recomendaciones para evitar roncar. Son remedios caseros e inocuos que eliminarán los molestos ronquidos o al menos los atenuarán. Si después de probar con todos no logras dejar de roncar, acude a un especialista.

Cómo dejar de roncar

1.- Evita dormir boca arriba

La postura a la hora de dormir es determinante para roncar o no. La posición más recomendada para no roncar es dormir de lado.  Esta postura facilita que el aire pase a través de las vías respiratorias y evita que estas se queden bloqueadas.

2.- Olvídate del tabaco

Fumar reseca la garganta e inflama las cuerdas vocales. Esto tiene efectos directos en la voz y aumenta la posibilidad de roncar por las noches. Así que si eres fumador o fumadora vas a tener que renunciar al cigarrito de antes de dormir. Tu garganta y tu pareja lo agradecerán.

Trucos para aliviar los ronquidos

3.- Cuida tu alimentación

La alimentación también es fundamental para evitar los molestos ronquidos. No vamos a decirte que tengas una dieta antironquidos pero si puedes evitar consumir ciertos alimentos que empeoran la congestión de las vías respiratorias mejor que mejor. Saca de tu menú de cena los fritos, los congelados, el chocolate, los productos lácteos, el alcohol y la cafeína. En su puesto, incluye miel, jengibre, aceite de oliva, almendras, cebolla y té de menta.

Una infusión de jengibre y miel puede ayudarte a dejar de roncar

4.- Usa un humidificador

Los ambientes muy secos provocarán el mismo efecto en tu garganta. Humidifica el ambiente y tendrás las mucosas más hidratadas. Si no tienes un humidificador a mano y es invierno, basta con poner un cuenco con agua sobre el radiador.

Elige una almohada adecuada para dejar de roncar Archivo

5.- Elige la almohada más adecuada

Te puede interesar:

La posición de la cabeza es muy importante para no roncar. Lo ideal es que la cabeza esté elevada ya que si está demasiado baja es más probable que ronques porque recae más peso sobre la garganta. Así que elige una almohada alta y con la firmeza adecuada.