Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moros y Cristianos de San Vicente del Raspeig

La Undef insta a cambiar los estatutos para que una mujer pueda ser capitana

La presidenta de la entidad señala que no puede haber estos vetos para las féminas en pleno siglo XXI

Lejos de zanjarse, la polémica decisión de impedir que una mujer sea capitana en las fiestas de Moros y Cristianos de San Vicente del Raspeig ha generado un debate que se extiende más allá del municipio. Y ello muy a pesar de los festeros que temían que su decisión no se entendiera. Una aplastante votación impidió con apenas 16 apoyos frente a 123 que saliera adelante la propuesta de la comparsa Navarros. Y ayer, voces cualificadas salieron al paso de una consulta que ha blindado los cargos festeros y solo permite que un hombre sea capitán y una mujer abanderada.

La presidenta de la Unión Nacional de Entidades Festeras (Undef), Pepa Prats, ha instado a la junta de fiestas de San Vicente del Raspeig a modificar los estatutos, de manera que las mujeres puedan ser capitanas en los Moros y Cristianos. Prats señala que como presidenta tiene que respetar los estatutos y la decisión de la asamblea, pero que como festera no puede estar de acuerdo con que haya este tipo de vetos a las mujeres en pleno siglo XXI.

Mientras, y tras la abrumadora decisión de los festero y el escaso apoyo recibido, la comparsa Navarros ha querido evitar más polémicas. El mismo domingo por la tarde celebraron su propia asamblea para acatar la decisión tomada por las 20 comparsas de moros y cristianos sanvicenteros y, a la vez, proponer los nuevos cargos conforme a los estatutos recién modificados para que un hombre sea capitán y una mujer abanderada. «Zanjamos el tema la misma tarde. Trasladamos nuestra propuesta de cargos a la Unión de comparsas y desde el minuto uno estamos en modo fiesta», explican.

La comparsa cuenta ya con un margen ajustado para preparar la capitanía. La semana próxima arrancan las presentaciones de las comparsas y el 7 de febrero se darán a conocer todos los cargos al Ayuntamiento. Y el 9 de marzo será la presentación, la última del calendario festero.

El presidente de la comparsa, Guillermo Martínez Guijarro, es su propuesta de capitán y será abanderada la mujer que aspiró a ser capitana, Carmen Victoria Escolano. «El presidente es muy festero y es muy amigo de Cavi y todo va a fluir», destacan los Navarros.

«Era imposible ganar»

La comparsa reconoce que antes de la votación ya contaban con que «era imposible ganar» porque necesitaban dos tercios de los 144 votos de los compromisarios (97), de los cuales 57 eran de mujeres, y también por el clima generado las semanas previas con cruces de acusaciones en las que el machismo y la discriminación han servido de arma arrojadiza.

Para la comparsa cristiana «la fiesta todavía no está madura para dar este paso y nosotros no vamos a insistir», reconocen, insistiendo en que su intención es zanjar la polémica generada «y centrarnos ya en preparar la fiesta». A pesar de todo, admiten que «se ha abierto una puerta y sabemos que llegará». Y defienden que los cargos los ocupen «personas, sin distinción de sexo ni condición. Personas con ilusión dispuestas a generar la magia de las fiestas».

Deben cambiar el párrafo

Por su parte, Pepa Prats indicó que como presidenta de la entidad «tengo que respetar los estatutos y también la decisión de la asamblea, que es soberana. Con todo, también les animo a que una vez transcurran las fiestas, con más tiempo y relajación, se sienten a hablar para cambiar el párrafo que impide que una mujer pueda ostentar este cargo».

Más rotunda es su opinión como festera con más de 35 años de trayectoria. «Llevo mucho tiempo luchando para que en mi pueblo, Cocentaina, haya una igualdad plena, lo cual ya hace tiempo que es una realidad. De hecho, son dos las mujeres que han ostentado el cargo de abanderada, un puesto durante muchos años reservado a los hombres, sin que haya habido problema alguno».

Y es que, para Prats, «no puede haber este tipo de vetos a las mujeres en pleno siglo XXI. Una festera tiene que tener los mismos derechos y obligaciones desde el mismo momento en que pertenece a una comparsa».

Los Navarros afirman que van a llevar con orgullo a partir de ahora haber sido los primeros en abrir el debate. «La asamblea de la comparsa decidió que este va a ser un valor que nos acompañará, la defensa de la mujer en la fiesta. Porque hablamos de personas y si hay nuevas propuestas en el futuro estaremos para defender nuestra posición», advierten.

Por su parte, la Federación Unión de Comparsas Ber Largas trató ayer de zanjar la polémica y advirtió que no realizará más declaraciones sobre este asunto. Y advierten que la decisión «no es anticonstitucional».

La presidenta de la Undef, por su parte, señala respecto a las voces que defienden que una mujer no puede encarnar a un capitán puesto que se trata de una representación histórica, que su punto de vista como festera es que «antes íbamos en burro y hoy lo hacemos en avión. Insisto en que estamos en el siglo XXI y que hay que adaptarse a los nuevos tiempos». Además, defiende la labor realizada por las mujeres en los Moros y Cristianos, indicando que «en un montón de pueblos habría cuatro gatos participando si no fuese por ellas. Además, son muchos los municipios en los que no existen problemas de este tipo y en que las mujeres ostentan los cargos más destacados».

Por su lado, la aspirante a capitana lamenta que la votación «ha sido un paso atrás» en el camino abierto en 2016 a la mujer para ostentar cargos reservados a los hombres y afirma estar «muy orgullosa de ser abanderada».

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats