Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El aeropuerto de Alicante-Elche se queda por primera vez en treinta años sin conexiones internacionales

Las restricciones al movimiento para controlar la pandemia dejan desierta una terminal en la que ayer jueves solo hubo tres vuelos con Madrid y Palma - El Gobierno prorroga hasta abril la prohibición de la entrada de británicos que no sean residentes

Jueves negro en el aeropuerto de Alicante-Elche. Tres vuelos, dos con Madrid y uno a Palma. Las restricciones impuestas en toda Europa para controlar la pandemia del covid han dejado a la terminal del aeródromo provincial con cifras de tráfico peores, incluso, que las registradas entre marzo y mayo de 2020, los meses duros del confinamiento, en los que la terminal perdió tres millones de pasajeros en un trimestre. Tras un enero con 77.000 pasajeros y un mes de febrero que va a ser peor, marzo ha traído un dato nuevo e histórico y es que el jueves el aeropuerto no tuvo en su programación ningún enlace internacional, algo que de lo que ni existen registros en los últimos treinta años.

Fuentes de Aena apuntaron que por los datos de programación que manejan, esta coyuntura se va a mantener, de momento, todos los jueves. Un día, curiosamente, que ha sido siempre junto a los martes y los sábados el más fuerte de la semana en cuanto a movimiento de pasajeros. Hace unas semanas que los pocos vuelos con el Reino Unido se concentran los sábados, pero hasta ahora, prácticamente, todos los días había vuelos París, Amsterdam o Bruselas. Ayer jueves ninguno, y así seguirá por un tiempo todos los jueves. Hoy viernes, la jornada no será mucho mejor porque, en principio, ayer el panel donde se informa de las salidas solo reflejaba un enlace internacional de Easyjet a Londres a las 11.45 horas de este viernes, a las que se sumarán por la tarde enlaces con Eindhoven, Ámsterdam y Dublín. El sábado es previsible que mejore la situación, ya que las compañías han concentrado sus pocas operaciones los fines de semana para dar servicio a los residentes extranjeros.

Consecuencia directa de la falta de vuelos es, entre otras, la paralización de las operaciones de compraventa de viviendas a los extranjeros (turismo residencial), que acumula un descenso del 60% en la ventas desde que arrancó año. La esperanza está en el verano. Ryanair anunció un incremento de sus vuelos domésticos en España a partir de julio con enlaces en Alicante a Ibiza, Menorca y Lanzarote y British Airways lo hará a Southampton, una de las pocas ciudades británicas que no tenía conexión con la Costa Blanca.

Una pasajera camina ayer por la desolada terminal del aeropuerto donde solo hubo 3 vuelos. | HÉCTOR FUENTES

Aena tiene previsto rebajar hasta el 50% los alquileres de los locales en el aeropuerto para tratar de frenar la sangría económica de las empresas concesionarias, que ha dejado la terminal sin pasajeros y se había cobrado un volumen de negocio de unos 40 millones euros hasta el pasado diciembre debido a la caída de los ingresos que le proporcionan restaurantes, cafeterías y comercios en una zona de unos 5.000 m2. Desde marzo de 2020 están cerrados prácticamente todos los comercios y establecimientos hosteleros de la terminal, que mantiene abierta la farmacia y algunos locales en la zona de embarque tras pasar el control.

Más trabas

Por otro lado, el Gobierno ha dado su particular tijeretazo al «puente» de Semana Santa al prorrogar hasta abril el decreto por el que está prohibida la entrada en España a los pasajeros de los vuelos con origen en el Reino Unido salvo que en estos lleguen británicos con residencia oficial en España, y, en el caso de la Costa Blanca, que estén censados en algún ayuntamiento de la provincia. Hasta ahora podían venir también los que tuvieran una casa, pero ahora tienen que estar, lo que cierra definitivamente la campaña de Semana Santa y retrasa la llegada de los turistas convencionales a junio, porque también tienen prohibida la salida de su país si no es por fuerza mayor, al menos hasta finales de abril.

Grecia y Turquía toman la delantera y abren sus fronteras

Las limitaciones a los vuelos y a la llegada de turistas comienzan a agravar la factura del sector porque otros destinos de sol y playa rivales en el Mediterráneo, como Grecia y Turquía van poniendo fecha a su reapertura para el mes de mayo. Dos destinos, sobre todo el turco, rivales directos. Y todo, pese a que la ministra de Turismo, Reyes Maroto, se muestre tan optimista con el pasaporte sanitario y ha anunciado que esta carta para la libre circulación podría ser una realidad en mayo, coincidiendo con la celebración de Fitur. Maroto estima que la liberación total de los movimientos turísticos por el territorio nacional arrancará cuando en España se haya vacunado al 40% de la población.

Compartir el artículo

stats