Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las autoescuelas, en pie de guerra contra el sistema de cupos del examen práctico

Los profesores reclaman más examinadores o turnos para acabar con las listas de espera, que ya llegan a 18.000 personas para la prueba práctica en la provincia - Los afectados recogen firmas para pedir a la DGT que elimine el sistema CAPA

Un vehículo de autoescuela, en una calle de Elche mientras espera para comenzar una práctica con alumnos. | MATÍAS SEGARRA

Un vehículo de autoescuela, en una calle de Elche mientras espera para comenzar una práctica con alumnos. | MATÍAS SEGARRA

Alumnos desesperados y retrasos de hasta cinco meses para poder presentarse al práctico. Las autoescuelas de la provincia están en pie de guerra contra el sistema de cupos de examen de la DGT, denominado CAPA, y que está reduciendo el número de exámenes, lo que provoca largas listas de espera. Pero además, supone perjuicio para algunos alumnos que necesitan cuanto antes disponer del permiso.

Este sistema ha hecho que cada autoescuela pueda presentar a la prueba a solo 4 o 5 alumnos, como mucho a 8, explicó a este diario Raúl Sánchez, vicepresidente de la Asociación Local de Autoescuelas de Elche, quien indicó que «para el próximo examen tengo un cupo de 4 personas cuando tengo esperando a 60». Porque dependiendo de la disposición que haya en cada momento, se distribuyen los derechos a examen; además también cuenta el número de aprobados de cada escuela, aunque Sánchez indicó que «es un dato corrector que apenas varía el número».

Los examinadores pueden hacer hasta 12 pruebas por día (si son de la clase B) y la posibilidad de ir a examen depende de ese sistema CAPA. Sánchez explicó que «funciona como un cupo encubierto» que les está afectando a ellos y a los alumnos. Así, según los datos facilitados por el sector, 17.800 personas están en lista de espera en la provincia para el examen práctico, más de 2.800 de ellas en Elche. Pero además, «ya hay exámenes programados hasta septiembre son contar con los que aprobarán el teórico ahora».

Y para ellos el principal problema es la falta de examinadores. Según las mismas fuentes, en la provincia hay una plantilla de 35 de ellos pero «igual una semana solo hay 14 u otra 18». Por eso piden a la DGT que, además de eliminar ese sistema de cupos, ponga más profesionales a hacer los exámenes. «Tráfico se está quedando sin examinadores por jubilaciones, porque ya no se pagan las horas...». Por ello, han comenzado una recogida de firmas, que ronda ya las 5.000, para que se les escuche, que se pongan más profesionales a hacer las pruebas o que se hagan exámenes por las tardes; además piden que se elimine ese sistema CAPA.

Pero también se está «causando un grave perjuicio a los alumnos» que ven alargado el plazo para poder obtener el permiso de conducir, por ejemplo, para conseguir un trabajo nuevo que, con la situación actual, es de vital importancia para muchos. Es el caso de un joven de Elche que lleva más de un año para sacarse el permiso de conducir, entre otras cuestiones, por ese retraso en las listas. Él está preparando oposiciones y tener el carné le daría puntos para optar de una plaza. Aprobó el teórico hace un año, pero el retraso en las pruebas «preocupa y nos quita el sueño» porque además ha hecho una gran inversión para ello y ve cómo puede no llegar a tiempo si no mejora la situación. Pero además, las autoescuelas temen que, si no pueden presentar a los alumnos, pierdan parte de ellos y los pequeños negocios incluso lleguen a cerrar. «Tráfico nos ha pasado la pelota a las autoescuelas», añadió Sánchez ya que «somos lo que tenemos que explicar a los alumnos que no depende de nosotros, sino de la DGT» y a veces no todos lo entienden. De ahí que pidan soluciones y «harán ruido» hasta que la situación cambie.

Un profesor y una alumna, en un momento de una clase en Elche. | MATÍAS SEGARRA

Tasas Pérdida del dinero pagado en seis meses

El retraso en los exámenes también puede conllevar un perjuicio económico para los alumnos. Las tasas para presentarse tienen una duración de seis meses, por tanto, si no se examinan del práctico en ese tiempo, tienen que volver a pagar e iniciar de nuevo todos los trámites. Además se suma que la validez de la parte teórica es de 2 años que, aunque es tiempo, algunos temen también que pase ese periodo y no puedan aprobar el práctico con lo que eso supondría.

Compartir el artículo

stats