Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los británicos no necesitarán PCR a partir del 20 de mayo para entrar en la Costa Blanca

El Gobierno ultima con la UE una medida que rebaja las restricciones a los turistas que lleguen de países donde la incidencia del covid esté por debajo de los 60 casos por 100.000 habitantes

El tráfico de pasajeros sigue siendo testimonial en el aeropuerto.

El tráfico de pasajeros sigue siendo testimonial en el aeropuerto.

El Gobierno ha dado un paso más en la desescalada turística. El Ministerio de Turismo prevé que a partir de finales de la próxima semana los turistas de países terceros con una incidencia de casos de covid inferior a 60 por 100.000 habitantes puedan entrar en la Costa Blanca por el aeropuerto de Alicante-Elche sin necesidad de presentar un test que garantiza que están libres de covid. Un mensaje directo a Gran Bretaña -45 casos por 100.000 habitantes- a cuyo gobierno se sigue presionando diplomáticamente para que en la próxima lista de los estados en «verde» (sin cuarentena al regreso) pueda estar España. Hasta ahora y la medida sigue vigente, solo pueden llegar a la provincia residentes británicos y con test y, de hecho, la Policía del aeropuerto ha llegado a prohibir la entrada a turistas que no podían acreditar su residencia, o que la razón del viaje fuera esencial.

La decisión del Ministerio de Turismo, coordinado con el de Sanidad, se enmarca, además, en el conjunto de negociaciones que se llevan a cabo en el seno de la Comisión Europea de cara cerrar el lanzamiento del certificado digital, el instrumento diseñado para que los turistas de los estados miembros puedan viajar a partir de junio sin necesidad de presentar PCR, si están vacunados.

La decisión de levantar las restricciones a los turistas que lleguen de países con baja incidencia puede representar un espaldarazo para recuperar a la mitad de los turistas extranjeros que visitaron la provincia y España en 2019, el año de todos los récords. Con todo, esta apertura no se producirá mientras el Reino Unido no modifique las condiciones para viajar a España, sobre todo al regreso, y la obligación de guardar una cuarentena de diez días, da lo mismo en casa que en un hotel.

La falta de pasajeros ingleses volvió a provocar un abril desastroso en el aeropuerto, con tan solo 108.382 pasajeros

decoration

España recibió 83,5 millones de turistas extranjeros en 2019, una cifra récord. El año pasado, en plena pandemia, la cifra se redujo a19 millones. Este año, la previsión del Gobierno es alcanzar la cifra de 42 a 45 millones de turistas aproximada mente, y ello será posible gracias al avance de la vacunación y a la implantación del certificado digital europeo covid-19, según ha apuntado el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, durante una jornada organizada por la Oficina del Parlamento Europeo en España. Valdés ha reclamado a los estados del espacio Schengen la flexibilización de la restricciones con terceros países y subraya la importancia del» formato destino seguro con el «certificado digital», que permite la movilidad de las personas vacunadas, que se han realizado un test o puedan demostrar que se han recuperado de la enfermedad.

Al igual que la ministra Reyes Maroto, el secretario de Estado apuesta por empezar a «trabajar con la flexibilización de las restricciones con terceros países que están en un proceso y desarrollo del plan de vacunación similar al de los estados miembros de la Unión Europea». Valdés recuerda que España lleva meses trabajando en el formato de destino seguro. Primero fueron los protocolos de seguridad que implantaron todos los elementos de la cadena turística. Luego se empezaron a establecer mecanismos homogéneos en cuanto a cuál tenía que ser el análisis del riesgo entre los estados miembros, y, desde luego, ahora hay medidas que se incorporan a esa matriz de movilidad.

Por su parte, Juan Fernando López Aguilar, presidente de la comisión de Libertades Civiles y ponente del informe sobre el certificado verde digital que el Parlamento quiere cambiar por la denominación certificado UE covid 19, señaló ayer a Efe que «es una certificación que deberá ser válida en todos los estados miembros y deberá estar operativa antes del verano para que no se parezca a la catástrofe que fue el verano del 2020. Con Schengen suspendido y sin libre circulación no hay recuperación ni social ni económica», dijo López Aguilar, quien abogó por «dar la confianza a los estados miembros de que un certificado probará que uno está inmunizado, que el portador o portadora ha sido vacunado, o que el portador o portadora tiene una PCR negativa con garantías unitarias y en formato digital». López Aguilar defendió además que los estados miembros han de proporcionar PCR gratuitas .

Falta hace. Abril volvió a ser un mes nefasto para el aeropuerto de Alicante-Elche/Miguel Hernández con 108.332 pasajeros, números mejores que en marzo, pero un 90% menos que en el mismo mes de 2019, en pleno confinamiento. En los cuatro primeros meses del año, 285.348 pasajeros, un 86% menos, han pasado por el aeropuerto y la terminal ha caído al undécimo puesto de la red de Aena. En abril 28.000 sí que hubo pasajeros más que en marzo. En el aeropuerto, como en el conjunto del sector turístico de la Costa Blanca, confían en el regreso de los turistas británicos para iniciar la recuperación. Desde que comenzó la pandemia, apenas hay programación fiable y que todo cambia de una semana para otro. Lo más concreto, ahora mismo, es la programación nacional y este verano está confirmado que el aeropuerto cuente con conexiones con Madrid, Barcelona, Bilbao, Palma, Menorca, Ibiza, Santiago de Compostela, Asturias, Vitoria, Santander, Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote.

El grupo Barceló augura una recuperación lenta

El consejero delegado del grupo Barceló Hotel Groups, Raúl González, destacó este jueves que el sector del turismo, uno de los mayores damnificados por la pandemia, se encuentra justo ahora en «un punto de inflexión». González ha destacado que el sector parece vivir un punto de inflexión hacia el inicio de la recuperación, pero ha pedido prudencia, ya que continúan con caídas de hasta el 80% en su actividad. «Lo más probable es que las cosas vayan cada vez a mejor, pero mucho más lento de lo que nos gustaría», ha asegurado en el foro Hosteltur.

Compartir el artículo

stats