Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito prorrogará dos años el contrato de la limpieza viaria a la espera de los nuevos adjudicatarios

El gobierno local prevé que el servicio más costoso pueda estar en funcionamiento con el próximo concesionario antes de septiembre del año 2023 - El coste actual ronda los 39 millones anuales

Un operario de la limpieza viaria barre una calle de Alicante, en una imagen reciente.

El bipartito de Alicante prorrogará dos años el contrato de limpieza viaria y recogida y tratamiento de residuos, que finaliza el próximo 31 de agosto después de ocho años adjudicado a UTE Alicante, formada por FCC, Ferrovial y Cívica (de Enrique Ortiz). El gobierno municipal que lidera Luis Barcala se ha visto forzado a recurrir a una de las prórrogas previstas en el pliego ante la imposibilidad de sacar en tiempo y forma la nueva licitación del servicio, que ahora pasará a dividirse en tres lotes diferentes (planta de tratamiento, limpieza y recogida de la basura y la construcción de ecoparques).

Durante la pasada campaña electoral de mayo de 2019, todos los grupos municipales coincidieron a la hora de comprometerse a no prolongar el actual contrato. Sin embargo, habrá prórroga forzada, ya que todavía no han salido a licitación los lotes del nuevo contrato. Pese a que el ejecutivo local valoraba en un primer momento una prórroga de un año, finalmente se recurrirá a la «prórroga marco» de dos años de duración (existe la posibilidad de una segunda prórroga en los mismos términos), incluida en el contrato que se adjudicó durante el gobierno de Sonia Castedo, en 2013. Eso sí, habrá letra pequeña, según confirmaron fuentes municipales. La prórroga de dos años del contrato decaerá en parte cuando se conozcan los nuevos licitadores de los diferentes lotes. Entonces, el servicio pasará a mano de las empresas propuestas por la Mesa de Contratación.

El contrato se adjudicó en 2013 y finaliza el 31 de agosto de este 2021 Ocho años de contrato y dos posibles prórroga de dos años. Una de ellas será la que se aprobará ahora

decoration

En la práctica, el gobierno municipal de Luis Barcala calcula que el primer año de prórroga será necesario para todos los servicios que incluye el actual contrato, el más caro para las arcas municipales de la capital alicantina, al rondar los 39 millones anuales. Sin embargo, esperan que al menos alguno de los lotes se puedan adjudicar durante el segundo año de prórroga, para que así no sea suficiente completar la anualidad. Esta previsión se confirmará (o no) entre finales de 2022 y el arranque de 2023.

El actual contrato se amplió por última vez a mediados de 2020, con la tercera revisión, que supuso pagar 1,6 millones de euros más al año. Ahí figuraban 1,3 millones para ampliación del servicio en nuevas zonas de Alicante como el PAU 5, Vía Parque desde San Gabriel a Ciudad de Asís, la estación de autobuses, los parques de la calle Cuarzo, el paseo de la Cantera y los aparcamientos de las calles Álvarez Antón y Recadero de los Ríos, además de la ampliación de las tareas de cribado de arena y limpieza en playas, junto a una cuota (300.000 euros) de la inversión de dos millones para nuevos vehículos y contenedores que se amortizará en diez años. También se incluía la implantación del servicio de recogida de residuos en la isla de Tabarca. El edil anunció sin fecha una cuarta modificación del actual contrato (la cuarta) para llevar adelante sin esperar a la nueva adjudicación la implantación del quinto contenedor (recogida de materia orgánica) en toda la ciudad antes de terminar 2022. Además estaba previsto incluir en el modificado la recogida de ropa usada, que actualmente está a cargo de Proyecto Lázaro a través de un contrato menor que se firmó a mediados de este año al concluir el convenio impulsado desde la Concejalía de Acción Social.

El nuevo servicio de limpieza y recogida se dividirá en tres lotes distintos El nuevo contrato de limpieza, recogida y tratamiento de residuos se dividirá en tres lotes, incluyendo también los ecoparques

decoration

La decisión del gobierno municipal de PP y Cs de prorrogar dos años el contrato actual, pactada con UTE Alicante, ya cuenta con el visto bueno del interventor, al tratarse de una prórroga incluida en el pliego y no de una extensión extraordinaria, como sucedió recientemente con el transporte urbano, que ahora se presta fuera de contrato y que siempre genera importante críticas del alto funcionario.

Los próximos pliegos y la actual contrata, a debate en la comisión

El gobierno municipal convoca para este martes una reunión del órgano aprobado por el pleno

Los seis partidos con representación en el Ayuntamiento de Alicante se verán las caras este martes (10.30 horas) en una nueva sesión (la primera tras la inicial de constitución) de la Comisión no Permanente o específica del Pleno para informar y contribuir a la elaboración de los nuevos pliegos de condiciones del contrato de limpieza viaria y gestión de residuos, y de seguimiento de las posibles modificaciones y/o prórrogas del actual contrato.

Esta comisión se aprobó en el pleno ordinario del mes de mayo, tras un intento fallido previo impulsado desde la oposición. La iniciativa de mayo contó con el apoyo de los seis grupos municipales, tras el pacto de los socios del bipartito (PP y Ciudadanos) y la oposición (PSOE, Unidas Podemos, Compromís y Vox). Esta comisión con la vista puesta en la prórroga del contrato y en los futuro pliegos surge después de que la limpieza fuera protagonista de otro órgano municipal, que se cerró en abril con unas conclusiones aprobadas exclusivamente por el bipartito y Vox. Los documentos de izquierda y derecha sometidos a votación diferían, sobre todo, en su grado de detalle. Mientras el texto del bipartito era más genérico, el del bando progresista profundizaba más.

Compartir el artículo

stats