Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito de Alicante prorroga la ampliación de terrazas por el covid hasta mediados de enero

La medida, que permite a los locales poner mesas y sillas fuera del espacio habilitado en sus licencias, está en vigor desde mayo de 2020

Mesas en una zona que antes de la pandemia eran plazas de aparcamiento, en Alicante RAFA ARJONES

El bipartito de Alicante prorroga el permiso para la ampliación de terrazas con motivo de la pandemia de covid. El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha firmado este viernes el decreto que da vía libre a que la medida extraordinaria, que se adoptó en mayo de 2020, siga vigente al menos hasta el 16 de enero de 2021, es decir, cuatro meses más. Esta decisión, que se prorroga desde hace año y medio, permite a los hosteleros colocar mesas y sillas más allá del espacio delimitado en la licencia, pudiendo incluso poner las terrazas en plazas de aparcamiento.

"Mediante Decreto de Alcaldía-Presidencia de 17 de mayo de 2020 se adoptaron una serie de medidas extraordinarias para la instalación y reapertura al público de las terrazas de los establecimientos de hostelería y restauración ubicadas en dominio público municipal, estableciendo una serie de condiciones y requisitos de actuación que permitieran llevar a la práctica las medidas adoptadas por la que se flexibilizan determinadas restricciones sociales y se determinan las condiciones de desarrollo de la actividad de comercio minorista y de prestación de servicios", comienza el decreto firmado por Barcala, en el que se añade que "recientemente han sido aprobadas las resoluciones de 3 y 29 de junio, 14 de agosto y 6 de septiembre de 2021, acordando sucesivamente nuevas medidas adicionales en el ámbito de la Comunitat Valenciana, como consecuencia de la situación de crisis sanitaria ocasionada por la covid-19, que consisten, en síntesis, en el mantenimiento de la restricción de aforo en el interior del local, la preservación de la distancia de seguridad de 1,5 metros entre las mesas y el cierre de los establecimientos de hostelería y, en consecuencia, de las terrazas vinculadas a las mismos, con antelación al horario establecido en la normativa vigente para las actividades de hostelería y restauración". Según el decreto, "dado que está previsto que estas medidas promovidas por la Administración autonómica, perduren en los próximos meses, se estima oportuno, en virtud del principio constitucional de seguridad jurídica, la aprobación del presente decreto de prórroga de las medidas adoptadas por el Ayuntamiento al comienzo de la pandemia, en tanto que las mismas siguen estimándose adecuadas ante una situación de extraordinaria y urgente necesidad que, sustancialmente, se mantiene, dado que dicha regulación impone, en aras de la seguridad sanitaria, una serie de restricciones y límites, que inciden gravosamente en el normal funcionamiento de los establecimientos de hostelería, comprometiendo seriamente la viabilidad de un sector que, a la vista de su transversalidad con el sector turístico y el mercado laboral de nuestra ciudad, constituye un pilar fundamental para el sostenimiento de la economía de Alicante".

Por otro lado, el documento oficial apunta que "la evolución epidemiológica de la pandemia obliga, de otra parte, a que las distintas Administraciones Públicas, contraigan la responsabilidad de adoptar cuantas medidas tengan la potestad de desarrollar en el ámbito de sus competencias, dirigiéndolas a que las distintas actividades autorizadas se adecúen a la premisa de salvaguardar la seguridad sanitaria de la ciudadanía de manera compatible con la conservación de los cimientos esenciales del tejido productivo, contribuyendo, de este modo, a favorecer la supervivencia de los sectores estratégicos y a la pronta recuperación económica".

Así, el bipartito justifica la necesidad de mantener la prórroga que permite a los hosteleros ocupar más espacio del que permite su licencia: "En dicho contexto, es preciso asumir la necesidad de priorizar, con los medios al alcance de este Ayuntamiento, mediante la adopción las medidas de carácter excepcional necesarias, el desarrollo del consumo hostelero y las relaciones interpersonales al aire libre que este conlleva, considerando que dichas medidas se ajustan a la línea marcada por la Administración autonómica y a las recomendaciones establecidas por las autoridades sanitarias, al tiempo que facilitan unas condiciones mínimas de funcionamiento que posibilitan la supervivencia de estos negocios, de modo que se favorezca la realización, con las garantías necesarias, de la actividad hostelera durante un período de tiempo suficiente, permitiendo de este modo su recuperación económica".  

Compartir el artículo

stats