Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El arroz como estrella de la tercera edición de Alicante Gastronómica

Alicante Gastronómica vive su tercera jornada otra vez con el aforo completo y Neus Alonso como ganadora del Mejor Arroz del Mediterráneo - Masterclass de salazones, catas de vermut y vino o dátiles, entre los grandes protagonistas

Degustación del panettone de Juanfran Asencio MATÍAS SEGARRA

El reloj marcaba las 13 horas y los exteriores de la Institución Ferial Alicantina (IFA) vivían cómo los alicantinos se acercaban en masa a degustar los sabores más exquisitos de la provincia y alrededores en la Alicante Gastronómica, la feria que honra el sabor mediterráneo y que ratifica a Alicante como capital de la cultura gastronómica en España.

Con más de 250 expositores, talleres de la mano de expertos gastronómicos y espacios en los que saborear los productos más diferenciadores de Alicante, el evento sumó ayer su tercer día con un aforo casi al completo.

A las 11 horas, se presentaba la Pastilla de Turrón más grande del mundo, con 56 metros de pura magia procedente de Xixona. Durante la noche del sábado, los maestros turroneros se encargaron de trabajar para llevar a cabo esta impresionante pastilla de turrón que horas más tarde ha sido repartida entre todos los visitantes.

Los primeros en saborear este producto fueron los conocidos hermanos Torres, la ilicitana estrella Michelin, Susi Díaz, el dos estrellas Michelin, Óscar Velasco y Miquel Montoro, agro-youtuber. Sin duda, los protagonistas de la jornada de ayer, quienes también decidieron quién se llevaba el oro ganador al mejor arroz del Mediterráneo. En este caso, la ganadora fue Neus Alonso, natural de Llosa de Ranes, Valencia, quien reside ahora en Santa Pola. «Con la calidad de los productos que tenemos en Santa Pola, tenía que utilizarlos en mi arroz», destacó la ganadora del concurso.

En el concurso arrocero participaron los veintidós finalistas amateurs de las rondas clasificatorias realizadas en centros Carrefour de Alicante y Murcia. «Con un jurado así, la apuesta es segura», aseguraron los participantes.

A medida que la aguja rozaba la hora de comer, el recinto aguardaba multitud de actividades en los que participaron todos los sectores de la gastronomía alicantina y española: masterclass de salazones, cata de vermut ilicitano, una paella con sello de la Vega Baja y sus alcachofas e incluso la famosa morcilla de Burgos.

En el Pabellón 2 de la IFA, aguardaban multitud de puestos en los que reinaba el producto estrella de la localidad a la que representaba. Mutxamel y su tomate, Elche y sus dátiles, Novelda y las especias y por supuesto, los vinos de la provincia, siendo el mayor protagonista al que se han dedicado la mayoría de catas.

Por su parte, los Héroes con Delantal de Alicante Gastronómica Solidaria (AGS) mostraron el potencial de la cocina de aprovechamiento, una forma de entender la gastronomía de manera responsable y solidaria con quienes menos recursos tienen, y que el evento quiso reconocer otorgándole un peso específico propio dentro del evento.

Sin duda alguna, los alicantinos no fallaron a sus tradiciones y su gastronomía. Centenares de ellos llenaron ayer los pasillos de la IFA en busca de su producto favorito y con las ganas de probar otros muchos manjares procedentes de las comunidades vecinas.

Compartir el artículo

stats