Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Universidad de Alicante crea el primer tutor robot para el alumnado de Derecho Internacional

El chatbot es fruto de un proyecto de la institución y de la startup alicantina 1MillionBot, fundada por Andrés Pedreño u El exrector afirma que el asistente es pionero a nivel mundial y se espera que en un año resuelva el 97% de las consultas

Andrés Pedreño, presidente de Torre Juana Ost y fundador de 1MillionBot, y el profesor Aurelio López-Tarruella presentaron el chatbot. | JOSE NAVARRO

Bártolo, así bautizado en homenaje al jurista italiano que en el siglo XIV sentó las bases del Derecho Internacional Privado, es el primer chatbot (robot que charla) que crea la Universidad de Alicante capaz de diseñar una base de aprendizaje mucho más personalizada para ayudar al alumnado en su formación. El tutor virtual nace como un proyecto piloto en una primera fase con las preguntas que hagan los estudiantes este año y el próximo estará preparado para resolver el 97% de las consultas, según destacó ayer durante la presentación de esta iniciativa de inteligencia artificial el equipo de 1MillionBot, la startup alicantina fundada por Andrés Pedreño que está detrás de Bártolo.

El chatbot es fruto de la colaboración empresarial con el área de Derecho Internacional Privado de la Universidad, que cuenta con unos 250 alumnos. Pedreño afirma que el asistente en periodo de pruebas en la Universidad de Alicante, que en un futuro se espera sea de utilidad a los profesionales de esta disciplina, es pionero en el mundo. «Es el primero a nivel internacional. En Estados Unidos salió hace unos años un prototipo en la Universidad de Georgia Tech, pero se quedó en la fase de tutor con una tecnología aún muy primaria, de hecho los alumnos no descubrieron que era un robot, pensaban que era un humano. Éste tiene unas pretensiones enormes de innovación educativa, de identificar dónde los alumnos se atascan más en una asignatura, aparte de que se ha progresado bastante y podemos abordar esto con una experiencia de entrenamiento y base tecnológica muy importante. Siempre hay estudiantes que carecen de una base de Matemáticas, de Lengua o de lo que sea, que tienen más dificultades para progresar, y abandonan. El chatbot permite que sean recuperables porque les responde con un enlace a aquello que les cuesta y que no saberlo constituye una barrera. Todo esto es lo que hay que identificar». De ahí la importancia de que el tutor virtual maneje el mayor número de consultas posible. En dos semanas han recibido unas 175 preguntas pero el objetivo es superar las 5.000. En opinión del fundador de Torre Juana Ost, es la base para diseñar una educación mucho más personalizada, de ahí que hablase de gran reto y proyecto ilusionante.

La empresa alicantina 1MillionBot ha diseñado una veintena de chatbots para universidades, todos ellos de gestión, relativos a inscripción de matrícula o información sobre servicios informáticos pero el de Derecho Internacional Privado de Alicante es el primero de aprendizaje. La startup ha sido homologada como líder por la Comunidad de Madrid entre 38 empresas, algo que destaca el exrector, quien enfatizó el papel desempeñado durante la pandemia por otro de los chatbot de «una empresa alicantina líder en el mundo en procesamiento de lenguaje natural», Carina, insertado en más de 300 instituciones públicas de 10 países para dar respuesta a la necesidad de información sobre el covid-19. Este asistente fue seleccionado por Naciones Unidas para la lucha contra el coronavirus en países como Ecuador.

Parte del equipo de 1MillionBot y alumnos de Derecho. | JOSE NAVARRO

El profesor titular de Derecho Internacional Privado Aurelio López-Tarruella acompañó a Pedreño en la presentación del tutor virtual dado que lo desarrolla este departamento de la Universidad, con sus profesores coordinando a los alumnos involucrados en el proyecto, entre ellos el catedrático Manuel Desantes y el profesor del Departamento de Sistemas Informáticos David Tomás. El catedrático mostró su convencimiento de que en un año el chatbot será capaz de resolver el 97% de las preguntas informativas. «Desde el punto de vista docente es fantástico porque ayudará a solucionar los problemas de muchas personas incitando al alumnado a que encuentre las respuestas». López-Tarruella cree que la inteligencia artificial tiene un potencial de aplicación en el sector educativo muy alto, «este chatbot se nos ha ocurrido para facilitar la interacción, es una manera de hace tutorías automatizadas».

Pedreño admitió que la inteligencia artificial presenta riesgos pero que los beneficios que aporta en los campos de la medicina, la economía o el medio ambiente son mucho mayores, de ahí que defienda una regulación «eficiente y efectiva» que proteja la ética, la privacidad y la transparencia. El exrector acaba de publicar con el profesor Luis Moreno el libro «Europa frente a EE UU y China. Prevenir el declive en la era de la Inteligencia Artificial».

Compartir el artículo

stats