Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un rayo deja otra vez sin servicio el ascensor del castillo de Santa Bárbara

El elevador ha estado en marcha dos semanas tras reanudarse después del parón por el covid

7

El ascensor del castillo de Santa Bárbara, otra vez fuera de servicio

Apenas quince días ha estado en marcha el ascensor del castillo de Santa Bárbara. Un problema eléctrico, por la supuesta caída de un rayo durante la tormenta del martes, ha paralizado de nuevo un servicio que se retomó hace sólo dos semanas, después de un año y medio sin uso por la pandemia, permitiendo la subida a la fortaleza a través de la avenida Juan Bautista Lafora tras «superar una exhaustiva revisión», según explicaron desde el Ayuntamiento de Alicante. Fuentes municipales confirmaron este miércoles que técnicos habían estado revisando la instalación, aunque no concretaron la fecha de vuelta del servicio

El horario de los ascensores, hasta el nuevo contratiempo, se extendía desde las 10 horas hasta minutos antes del cierre del recinto, a las 20 horas. Las medidas de prevención sanitarias vigentes limitaban la ocupación a un tercio del aforo, excepto que se trate de convivientes, con el uso obligatorio de mascarilla y la prohibición de comer o beber. Además, el límite de personas que han podido permanecer en el túnel de acceso a los ascensores ascenderá a 90 personas como máximo.

El concejal Rafael Mas (Compromís) criticó la nueva avería de unos elevadores que han acumulado problemas en los últimos años. «¡Hemos batido otro récord Guinness! ¡Hemos conseguido, después de dos años cerrado, tener el ascensor del castillo Santa Bárbara abierto 15 días! Felicidades a los afortunados que lo han utilizado», señaló en un mensaje en redes sociales el edil, quien obtuvo, entre otras, respuesta del portavoz de su grupo, Natxo Bellido, también en tono irónico: «No te quejes. Por lo menos hemos gozado de 15 días de poder usar el ascensor para subir al Castillo, mucho más que la escalera del Mercado Central que sigue esperando el arreglo después de meses y meses».

Los ascensores de Santa Bárbara volvieron a funcionar el pasado 9 de noviembre, después de un largo parón por la pandemia, con lo que turistas y cruceristas han podido evitarse solamente durante dos semanas la caminata cuesta arriba de 40 minutos para llegar al monumento o el coste del taxi. Sin embargo, todavía se resisten los autobuses-lanzadera a la fortaleza prometidos, anunciados, fechados y hasta con coste definido. Tras descartar las lanzaderas para evitarse problemas con los vecinos que pedían mejoras en otras líneas de la ciudad, el bipartito que gobierna el Ayuntamiento de Alicante admitió a principios de octubre que se había replanteado la iniciativa, sacándola del paquete de mejoras del transporte en el que estaba incluida para ponerlas en servicio en Navidad con un coste de unos 300.000 euros. Por ahora, sigue sin fecha su puesta en marcha.

Compartir el artículo

stats