Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sube un 13% la inmunización de no vacunados tras la exigencia del pasaporte covid en la hostelería

5.357 personas se han puesto la primera dosis esta semana, frente a las 4.749 que lo hicieron en la semana anterior - Los expertos piden al Consell más medidas para frenar los contagios

Punto de vacunación en el centro comercial Plaza Mar 2 de Alicante. | PILAR CORTÉS

400.000 personas aún no se han vacunado frente al covid en la Comunidad Valenciana. A ellos va dirigida la nueva medida que a partir de la semana que viene será una obligación en la Comunidad Valenciana, presentar el pasaporte covid para entrar al interior a bares y restaurantes. Aún no ha entrado en vigor esta nueva medida y sus efectos parece que comienzan a calar entre esa bolsa de no vacunados. Y es que el número de personas que en la Comunidad Valenciana se han puesto la primera dosis está aumentando desde que Puig anunció la entrada en vigor del pasaporte covid para acceder a la hostelería. Así, 5.347 personas se han vacunado por vez primera esta última semana, frente a las 4.749 de la semana anterior, lo que representa un aumento del 13%. En la primera semana de noviembre se inmunizaron 4.696. Un aumento que coincide también con el repunte de contagios de covid y que está metiendo a la Comunidad Valenciana en la sexta ola.

La mayor bolsa de no vacunados está en el grupo de edad de 30 a 39 años, donde sólo se ha inmunizado el 77% de la población, que contrasta con el casi 90% de las personas mayores de 12 años inmunizadas. Le siguen los veinteañeros, con un 80% de vacunados. Para intentar que todo el mundo se proteja de la enfermedad y lograr así una buena inmunidad de rebaño, Sanidad ha emprendido distintas acciones, entre ellas desplazar puntos móviles de vacunación a eventos masivos y a centros comerciales. Precisamente coincidiendo con el Black Friday, hoy estarán operativos dos de estos dispositivos en el centro comercial Carrefour de Finestrat -de 16 a las 20.30 horas- y en Plaza Mar 2 en Alicante, de 10 a 20 horas.

La última medida para tratar de aumentar la vacunación ha sido implantar, a partir de la semana que viene, la obligación de presentar el pasaporte covid para acceder a bares, restaurantes, pubs y discotecas.

Y mientras el Consell se encomienda al pasaporte covid casi como la única opción para tratar de frenar la sexta ola de la pandemia, expertos en epidemiología y salud pública consultados por este diario creen que harán falta más medidas para evitar y aumento significativo de los casos.

«Sería bueno empezar a poner medidas para evitar aglomeraciones en espacios cerrados, volver al límite de aforos, si queremos tener unas navidades más o menos tranquilas», señala Juan Francisco Navarro, presidente de la Sociedad Valenciana de Medicina Preventiva. Junto a esta media, hacer una captación activa de no vacunados. En este sentido, plantea Navarro destinar a los actuales rastreadores a llamar a las personas que no se han inmunizado para tratar de convencerles a partir de entrevistas personales. Este profesional cree que de esta forma se lograría convencer a la mitad de los 400.000 no vacunados.

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha reiterado en varias ocasiones que no habrá restricciones en las próximas semanas más allá del pasaporte covid. Sin embargo, para el experto en salud pública, José Tuells, será inevitable recurrir a nuevas limitaciones si la incidencia del virus sigue aumentando.

Reforzar las medidas de uso de mascarilla y ventilación en interiores es esencial, a juicio de Félix Gutiérrez, catedrático de la UMH, por lo que pide que se intensifique la labor de vigilancia y colaboración por parte de los dueños de los negocios. «El pasaporte covid puede favorecer que los no vacunados se animen, pero a corto plazo no es una medida eficaz por sí sola».

Para el epidemiólogo José María López Lozano implantar el pasaporte covid tan sólo en locales de hostelería y ocio a partir de un aforo de 50 personas es muy limitado. «Habría que extenderlo a más ámbitos, porque es una insensatez que personas que no se han querido vacunar pongan en riesgo al resto».

Respaldo de Barcala al uso del certificado covid

El alcalde de Alicante, Luis Barcala, ha mostrado su respaldo al uso obligatorio del pasaporte covid para acceder a bares, restaurantes y locales de ocio. Para Barcala, «quien rechace protegerse a él mismo y a los demás no puede tener la misma normalidad que quienes cumplimos con toda las medidas». Cree el primer edil que esta medida «es razonable, junto con distancia y el uso de la mascarilla, porque hay que volver a la normalidad lo antes posible». Recuerda que países de nuestro entorno están confinados, por lo que hace un llamamiento «a ser razonables».

Compartir el artículo

stats