Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Formación Profesional de Alicante se lanza a la investigación

Alumnas de l IES Virgen del Remedio, a la zaga del sector puntero de Química en la UA, cultivan microalgas que pueden derivar en productos cosméticos y farmacéuticos

Alumnas de FP del IES Virgen del Remedio en la planta para el cultivo y estudio de microalgas

El Instituto Virgen del Remedio de Alicante se ha embarcado en un proyecto de investigación con la alumnas de Formación Profesional que va a la zaga del sector puntero que ya ha alcanzado la Universidad de Alicante en investigación química.

La FP se lanza a la investigación también y uno de sus principales exponentes en la provincia y en la Comunidad es precisamente el ciclo formativo del grado superior en Fabricación de Productos Farmacéuticos Biotecnológicos y afines, de la familia de la química.

El proyecto consiste en la construcción y mantenimiento de una planta de microalgas y la posterior investigación de su cultivo a distintas temperaturas para obtener, por ejemplo, mayores niveles de caroteno o antioxidantes, y todo ello de la mano de las propias alumnas, como explica la profesora Silvia García a preguntas de este diario.

La planta de microalgas la han creado y la controlan las alumnas para estudiar los resultados HÉCTOR FUENTES

La investigación forma parte a su vez de una red de colaboración entre centros de la Comunidad y el CIDA, el Centro de Innovación para la FP de la Conselleria de Educación ubicado en las instalaciones de Distrito Digital.

Este iniciativa, según señalan desde el CIDA, sitúa a la familia Química del IES Virgen del Remedio "en la Formación Profesional puntera del sector en la Comunidad".

Es además un ejemplo de enseñanza colaborativa como la que proponen los expertos para el mayor éxito académico y que a su vez incorpora la nueva ley educativa sobre el aprendizaje por proyectos, e introduce el uso de tecnologías digitales en el proceso.

La idea surgió desde el IES Doctor Peset Aleixandre de Paterna, a que, como indica la profesora García, contactó con el IES Virgen del Remedio por la calidad de la FP que imparte en diversos ciclos relacionados con la química, y se han integrado finalmente hasta siete centros. Junto al de Alicante y el de Valencia trabajan en el proyecto el Batoi de Alcoy, La Melva de Elda, Gonzalo Anaya de Xirivella, Blasco Ibánez de Valencia y Alto Palancia de Sogorb.

"Investigamos los factores que hacen que crezcan las microalgas para que se produzcan mas carotenos. Es un ser vivo que debe estar vigilado, lo que implica responsabilidad también, y estudiamos sus propiedades que contribuyen a determinar la biomasa también".

La espirulina, que es la microalga con la que trabajan en el instituto alicantino, cedida por una empresa, "tiene aplicaciones tanto en la industria alimenticia como en la cosmética por sus propiedades".

Tecnología

Al trabajo de las alumnas del ciclo de Productos Farmacéuticos, se suman a su vez los contenidos formativos del módulo de FP sobre Sistemas de Regulación y Control Automáticos, de modo que aplican la tecnología desde el aprendizaje digital.

La citada red de centros diseña y fabrica una planta automatizada de cultivo de microalgas y a partir de ahí buscan diferentes aplicaciones. A la fabricación de un suplemento nutricional o la incorporación en un producto cosmético que trabajan en el IES Virgen del Remedio se suma también la depuración de aguas.

Proceso de creación de la planta de microalgas en el IES Virgen del Remedio INFORMACIÓN

El "sistema automatizado de cultivo de microalgas" permite la investigación en el propio instituto a partir del mantenimiento de los depósitos, en cultivo constante, variando por ejemplo la intensidad de la la luz para optimizar las condiciones de una mayor producción de caroteno, para lo que como explica Silvia García "las microalgas tienen que estar casi muriéndose, porque es cuando producen más".

En la planta, que han montado las alumnas mediante la plataforma electrónica de software libre o código abierto, Arduino, "lo controlamos todo, sensores de temperatura y pH. Hay que controlar todos los parámetros".

Variando los parámetros, las jóvenes investigadoras buscan que el alga "produzca lo que queremos".

Por descontado que en el proceso surgen problemas, subraya la profesora, pero este aprendizaje favorece la introducción de las softskills o habilidades añadidas para trabajar en equipo, resolver situaciones inesperadas, tomar decisiones o buscar información adecuada para encontrar soluciones.

Equipo

Desde otros módulos de FP en el centro, como el de Análisis Químico y Control de Calidad, añaden a su vez el análisis pormenorizado de los nutrientes de la microalga, que necesita comer del medio de cultivo, y determinan el consumo que necesita por ejemplo.

Las salidas profesionales de estos ciclos, relacionados con el laboratorio de análisis en una planta de cosméticos, de producción farmacéutica y con la biotecnología, "requieren muchos conocimientos y con la práctica y la investigación", como destaca la profesora García, y la formación alcanza un nivel especializado a partir de un proyecto que nace desde cero con el esfuerzo y dedicación de los propios alumnos.

En el proyecto están implicados profesores de Formación Profesional de las familias de Química, Seguridad y Medio Ambiente, Sanidad, Sistemas y Aplicaciones Informáticas y Agraria, así como profesores de secundaria de las especialidades de Física y Química y Tecnología.

Compartir el artículo

stats