Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Educación incluye por vez primera a los centros concertados en el programa contra el fracaso escolar

Destina cerca de un millón de euros para contratar profesorado y evitar que los más vulnerables se queden atrás

Los centros concertados logan ser incluidos en el programa por el éxito educativo PILAR CORTES

La Conselleria de Educación ha aprobado cerca de un millón de euros, concretamente 912.200 euros, destinados al refuerzo educativo de los colegios concertados que estaban excluidos de estas ayudas pese a que, como han venido demandando los sindicatos docentes, son ayudas que provienen del Gobierno y que se dirigen a centros sostenidos con fondos públicos, entre los que se entiende que debía figurar la enseñanza concertada en igualdad de condiciones.

Finalmente las protestas y reclamaciones del sector han sido oídas y una veintena de centros concertados de la Comunidad figuran en la selección que ha hecho la conselleria para asignarles profesorado de apoyo.

Provincia

De los dieciocho centros seleccionados para que su alumnado reciba apoyo educativo a lo largo del cuso, y que desarrollen el programa educativo de "acompañamiento, motivación y refuerzo escolar personalizado al alumnado más vulnerable educativamente", cinco están en la provincia de Alicante y son el centro diocesano Nuestra Señora del Carmen de Casalarga, el colegio Médico Pedro Herrero y el colegio Nazaret, todos ellos en la ciudad de Alicante; y los colegios Jesús María San Isidro de Orihuela y San José Obrero de Orihuela Raiguero de Bonanza.

Educación destina a estos centros entre 35.000 y 80.000 euros para la contratación de profesorado que apoyará al alumnado con alguna complejidad educativa, tal y como se venía haciendo con regularidad entre los colegios públicos.

Otros cuatro colegios de la provincia "no cumplen los requisitos para desarrollar este programa", tal y como se contempla en la resolución publicada este miércoles por Educación en el DOGV, y han visto rechazada su solicitud. Se trata de os centros Jesús María Asís, Nuestra Señora de los Ángeles y Santa María del Carmen, todos ellos en la ciudad de Alicante, y el colegio San Juan Bautista de Dénia.

En el conjunto de la Comunidad, Educación ha rechazado las solicitudes de nueve centros concertados en este sentido.

Extra

Este programa contra el fracaso escolar y en el que se incluye esta vez a los centros concertados, trata además de evitar el abandono educativo e incrementar las tasas de éxito. Los indicadores sobre los que se ha basado la conselleria para conceder el profesorado extra son tanto los alumnos con bajo rendimiento en las competencias que se consideran clave, como la necesidad de reducir la tasa de los que abandonan la educación básica antes de cumplir los parámetros que se consideran obligatorios, de ahí el refuerzo.

Los colegios que se pueden acoger a estas ayudas tienen que tener un mínimo del 30% de su alumnado "vulnerable", es decir que necesita un apoyo específico, o bien se ubican en áreas rurales o dispersas y deprimidas económicamente.

La ayuda máxima, según especifica la normativa, no podrá superar las 50 horas de profesorado que paga Educación, y los contratos son temporales durante el tiempo que se prorrogue el programa.

Desde el sindicato FSIE, que celebran la inclusión del alumnado de centros concertados en estas ayudas que proceden del Ministerio de Educación, todavía consideran que la ayuda se queda corta porque calculan que debería llegar a los 30.000 alumnos en primero y segundo de ESO en la Comunidad y harían falta 1,5 millones de euros.

Polémico desencuentro con la nueva consellera

Por otra parte la Confederación de padres de alumnos de centros concertados, Concapa, ha hecho pública su "indignación" ante lo que consideran una "falta de respeto y menosprecio" por parte de la consellera, Raquel Tamarit, que no les recibió este martes como estaba previsto, al coincidir la cita de los padres con el anuncio de la dimisión de la ya ex consellera Mónica Oltra, de su mismo partido, Compromis, y a quien decidió acompañar en esos momentos, como ha podido confirmar este diario.

Desde Educación "confían" e que los representantes de los centros concertados "sea conscientes de la situación excepcional que vivimos en la tarde ayer" y que "nos obligaron a cancelar la agenda, no por cuestiones partidistas", y aseguran que se volverá a convocar el encuentro "con una entidad tan importante del sistema edcuativo valenciano tan pronto como sea posible".

El portavoz de la formación de padres Concapa en la Comunidad, Rafael Araujo, expone sin embargo que "la consellera Tamarit priorizó asuntos internos de su partido -la dimisión de Mónica Oltra- por encima de sus obligaciones como consellera de Educación por las que todos los ciudadanos le pagamos un sueldo que, evidentemente, no merece. Demostró, con su actitud, que era más importante estar en la sede de Compromís que en una reunión concertada con mucha antelación con representantes de una de las principales organizaciones de padres de alumnos a nivel autonómico y nacional. En definitiva, una muestra de mala educación y falta de respeto".

Compartir el artículo

stats