Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Turismo detecta una caída del 19% en la búsqueda de vuelos desde el Reino Unido para este invierno

El mercado británico, que explotó este verano, aún se encuentra un 15% por debajo de los niveles de 2019. Crece, sin embargo, la demanda desde Países Bajos, Noruega y Bélgica

Pasajeros en el aeropuerto en una imagen del pasado mes de octubre Tony Sevilla

Un informe de Turisme sobre la previsión de demanda de vuelos hacia la Costa Blanca hasta el próximo mes de marzo ha detectado un caída del 19% del mercado británico en relación al mismo periodo de hace un año. La inflación, la subida de los tipos de interés y la crisis del Reino Unido comienza a sacudir el bolsillo del turista británico. De hecho, tras el Fest Dress Party, en el que participaron la semana pasada 40.000 ingleses se ha producido un goteo de cierre de hoteles en Benidorm, que no volverán a abrir sus puertas hasta marzo, cuando ya se observa un repunte de la reservas. Ahora mismo, por ejemplo, hay cadenas que tienen más reservas confirmadas para el mes de mayo que para el próximo diciembre con el paréntesis de la Navidad y el Fin de Año, fechas para las que algunos establecimientos tienen ya casi colgado el cartel de completo.

El turismo británico sigue siendo clave para la provincia de Alicante, sobre todo durante la temporada baja en la que con el Imserso y los jubilados españoles no es suficiente. Por ello, existe preocupación e incertidumbre en el sector, que acaba de cerrar una buena temporada -el sol y, precisamente el turismo británico permitieron alargarla hasta la semana pasada-, de cara a los próximos meses y sobre todo en enero y febrero. Ahora mismo, según el informe, los turistas de Londres, Manchester, Edimburgo, Glasgow y Birmingham concentran la búsqueda de vuelos desde el Reino Unido. En cuanto a las búsquedas desde los Países Bajos estas llegan de Ámsterdam (63%), Eindhoven y Rotterdam. En cuanto a Noruega, la capital Oslo es la principal emisora de visitantes.

Los hoteles de la Costa Blanca registraron 1,4 millones de pernoctaciones en octubre, de las que 900.000 se contabilizaron en Benidorm. La ocupación media fue del 70% y el empleo rozó los 10.000 trabajadores.

“Hemos tenido un año bueno, no hay que ocultarlo, pero la situación no es la misma que antes de la pandemia. Ha cambiado todo. Por supuesto que la gente tiene ganas de viajar y en Benidorm y en la provincia de Alicante en general tenemos una relación calidad/precio difícil de batir y un entorno social muy diferente al de, por ejemplo, Turquía, pero hay que ser cautos. No se ha recuperado aún la cota de mercado británico anterior al covid y en el Reino Unido la coyuntura económica no es positiva”, subraya José María Caballé, presidente de la cadena benidormí Servigroup.

Caballé insiste en que “la calidad y el buen servicio es lo que nos diferencia y afortunadamente el buen clima nos acompaña pero no es menos cierto es que la temporalidad ha vuelto y cada año resulta más complicado tener clientes los 365 días del año. La pandemia lo cambió todo".

"Hemos tenido un año bueno, no hay que ocultarlo, pero la situación no es la misma que antes de la pandemia"

José María Caballé, presidente de la cadena Servigroup

decoration

Por otra parte, y en relación al interés de los turistas por los productos turísticos que ofrece la Costa Blanca. El sol y la playa sigue liderando el ránking de preferencias (20%), seguidos de la cultura (17%), turismo activo (17%), gastronomía (14%), naturaleza (10%), ocio nocturno (7%, un punto menos que en 2019 y compras y bienestar (4%.

En cuanto a los precios de los hoteles, la tarifa media se situó entre enero y octubre en los 83 euros en los hoteles de tres estrellas (12,2% más que en 2021), 103 euros en los de cuatro estrellas (7,3%) y 148 euros en los hoteles de 5 estrellas, un 26,5% más que el año pasado.

Port otro lado, el Patronato Provincial de Turismo participa esta semana en Reykiavik en un workshop con agentes y prensa especializada de Islandia con la finalidad de promocionar el destino Costa Blanca en el mercado escandinavo. Islandia cuenta con vuelos directos a Alicante, un total de 59 hasta marzo, con más de 12.000 asientos, un 3,5% más que el pasado año.

Un grupo de turistas comienzo pizza en una terraza de Benidorm David Revenga

La jornada contempla una presentación de la oferta de sol y playa de la provincia, uno de los productos más demandados por el visitante islandés, pero también de propuestas complementarias enfocadas en la gastronomía, la naturaleza, el turismo de interior o el de salud, como elementos que atraen su interés. Islandia cuenta con vuelos directos a Alicante, un total de 59 hasta marzo, con más de 12.000 asientos, un 3,5% más que el pasado año.

El objetivo de esta acción promocional, organizada por Turespaña, es establecer contacto directo con potenciales agentes profesionales y medios de comunicación de este país que se ha convertido en un mercado estratégico para la Costa Blanca.

La capital de Islandia cuenta con vuelos directos a Alicante, un total de 59 para la temporada de invierno, con más de 12.000 asientos, un 3,5% más que el pasado año.

La presencia provincial en Islandia se concreta en un completo programa de reuniones de trabajo, así como en la presentación del destino mediante un workshop que se llevará a cabo en el Hotel Grandi de Reykiavik, la ciudad con mayor número de agencias de viaje del país.

Por otro lado, los hoteles españoles superaron en octubre los 30 millones de pernoctaciones, lo que supone un aumento del 25,4% respecto al mismo mes de 2021, según datos hechos públicos este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que muestran un incremento de casi el 11% de la facturación media diaria de los hoteles por habitación ocupada rondando los 100 euros.Las pernoctaciones de los viajeros residentes en España superaron los 9,7 millones, lo que representa un 32,6% del total. Por su parte, las de los no residentes se situaron por encima de los 20,2 millones.

La estancia media aumentó un 4,6% respecto a octubre de 2021, situándose en un total de 3,1 pernoctaciones por viajero. Durante los 10 primeros meses de 2022 las pernoctaciones en España se incrementaron un 98,1% respecto al mismo periodo del año anterior. Andalucía, Cataluña y la Comunidad Valenciana fueron los destinos principales de los españoles con el 18,7%, 13% y 11,5% del total de pernoctaciones, respectivamente.

Por zonas turísticas, Lanzarote alcanzó el grado de ocupación por plazas más elevado (76,4%), mientras que Barcelona alcanzó el mayor grado de ocupación en fin de semana (78,1%). Mallorca registró el mayor número de pernoctaciones en octubre, con 4,5 millones.

La facturación media fue de 225,9 euros para los hoteles de cinco estrellas, de 102,5 euros para los de cuatro y de 79,2 euros para los de tres estrellas. Los ingresos por habitación disponible para estas mismas categorías fueron de 158,9 euros, 75,5 euros y 52,2 euros, respectivamente. El punto turístico con mayor ADR fue Marbella, con una facturación media diaria por habitación ocupada de 180,7 euros. Barcelona, por su parte, presentó el mayor RevPar, con unos ingresos por habitación disponible de 139,7 euros.

Compartir el artículo

stats