Decenas de personas han acudido este viernes a la presentación del Belén ubicado en la plaza de la Montañeta de Alicante. Un belén social en el que han participado nueve maestros belenistas. El Nacimiento cuenta con cuatro escenas llenas de detalles y son totalmente nuevas.

La primera de ellas consiste en la Visitación de la Virgen María a su prima Santa Isabel en la casa de Zacarías. La imagen cuenta con cientos de detalles, como la vegetación o los puestos del mercado, y ha sido creada por los artistas José Luis Sánchez y Juan Carlos Gilabert.

La segunda recrea la ciudad de Belén en el Nacimiento de Jesús, con las casas de planta baja típicas de la época en la ladera y la cueva en la que se produjo el nacimiento. Toda la escena está ambientada con su paisaje, y ha sido realizada por los hermanos Antonio y Manuel Zaragoza.

Decenas de personas en la presentación del Belén de la Montañeta. DAVID REVENGA

La tercera escena representa el Gran anuncio, y aúna tanto el momento del mismo como el de la estrella. En la imaginería, se puede apreciar un camino por el que se ve la caravana del mago, y en la que aparecen los pastores resguardados. La escena ha sido elaborada por los belenistas Agustín Moreno y José Luis Hernández.

La cuarta y última imagen es la de la Huida a Egipto, y cuenta con un trabajo minucioso y detallista del paisaje egipcio de la época, con los trabajos que eran costumbre y la civilización en la que también había esclavos, en el momento en el que llega la Sagrada Familia. Una obra de Maribel Rameta y José Antonio Durá.

Sin pasarela

El presidente de la Asociación de Belenistas, Alejandro Cánovas, destaca el trabajo con "enorme minuciosidad" que se ha llevado a cabo por todos los belenistas, incluido Julio Lillo, que ha participado en las cuatro escenas. Además, el belenista José Luis Hernández ha sido el encargado de poner la iluminación tanto a la escena en la que él participa como a las otras tres, en un trabajo que Cánovas describe como beneficioso para la ciudad, dado que la asociación no tiene ánimo de lucro pero su trabajo repercute en la imagen navideña de Alicante.

Cánovas, además, lamenta que este año el Ayuntamiento de Alicante no haya dispuesto de la habitual pasarela que en años anteriores rodeaba al Belén de la Montañeta, por lo que todas las escenas no están a la misma altura, quedando la más accesible de ellas a un metro del suelo y, la más alta, a 1,30 metros.