Pacientes empiezan a reutilizar bolsas para la incontinencia urinaria por la falta de existencias

Las asociaciones de personas con discapacidad física y orgánica reclaman medidas urgentes que garanticen el acceso a estos productos de uso permanente

Temor porque empiecen a faltar sondas de orina y de irrigaciones ante el cierre de la principal fábrica de estos productos en Europa y su traslado a países terceros

Una farmacéutica a la que queda apenas una caja de bolsas para orina ante la falta de abastecimiento

Una farmacéutica a la que queda apenas una caja de bolsas para orina ante la falta de abastecimiento / Pilar Cortés

J. Hernández

J. Hernández

Personas con problemas para controlar sus esfínteres o que sufren enfermedades que afectan al aparato urinario o digestivo están empezando a reutilizar sus bolsas para incontinencia ante los problemas de abastecimiento de estos productos de uso permanente por quienes los necesitan con los problemas de salud que puede generar porque normalmente son de un solo uso. El cierre de la principal fábrica mundial de bolsas para orina y ostomía, que trasladará su producción a terceros países, está provocando escasez de estas bolsas y temor por el hecho de que puedan faltar sondas de orina y de irrigaciones.

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE) y la misma plataforma a nivel nacional piden al Ministerio de Sanidad que se pongan en marcha medidas urgentes destinadas a evitar el desabastecimiento de bolsas de orina o de ostomía para personas con discapacidad física y orgánica ante la rotura de stock del mayor fabricante de este tipo de productos.

Estos productos "son vitales" para garantizar la salud de estas personas pues una exposición prolongada a la orina o heces, aparte de provocar un enorme malestar, incomodidad y dolor, conlleva graves complicaciones como infecciones del tracto urinario e irritación y úlceras en la piel.

Ostomía

“Muchas personas no pueden vivir sin bolsas de orina o de ostomía, por lo que es urgente garantizar la disponibilidad de estos productos a todas las personas que las necesitan en nuestro país porque no solo está en riesgo su calidad de vida y autonomía personal, sino también su salud”, ha afirmado el presidente de COCEMFE nacional, Anxo Queiruga.

No todas las bolsas se adaptan a todas las personas y no son intercambiables. Las personas con una ostomía que necesitan dispositivos para evacuar heces y/u orina requieren pasar por un prolongado proceso en el que intervienen diferentes profesionales sanitarios con el objetivo de que cada persona disponga del dispositivo que se adecúe a su situación específica. Cualquier cambio de dispositivo no se puede realizar en un corto periodo de tiempo y requerirá al menos entre uno y dos meses en cada persona.

Este problema se puede plantear para miles de personas cuando se reinicie la producción porque habrá que evaluar que la calidad es la misma.

Vejigas

Miguel Ángel Consuegra, que pertenece a la junta de COCEMFE y a la Asociación de Espina Bífida, explica que muchos pacientes tienen ya problemas reales con el desabastecimiento de estas bolsas aunque todavía algunos tienen en casa. "Lo detectamos hace una temporada motivado por el cierre de la principal fábrica de material de incontinencia. Hablamos de un material necesario para poder vaciar vejigas. También está el material de ostomía para pacientes operados que defecan en bolsas externas que también faltan".

Aunque la Agencia del Medicamento se ha comprometido a servir 600.000 bolsas de orina, Consuegra señala que no son tantas puesto que es un problema que afecta a todo el país, y las bolsas son también para hospitales y centros de salud. COCEMFE ha elaborado informes con el listado de material que va a faltar. En Cataluña ya se están dando problemas de abastecimiento en los hospitales.

Farmacias

Apenas quedan bolsas en las farmacias de Alicante. Una de las boticas donde queda algo de este material es la de Rosa María Moyano, que tiene en el almacén una única caja con 10 unidades y capacidad de dos litros, es decir, estocaje "para ir tirando". "De diez unidades no es lo que suelen recetar los médicos, que suelen mandar de 30. Solo hay una ahora mismo, de todas las que había". Ya faltan las de válvula de vaciado, que se pueden vaciar en un orinal o recipiente.

Esta farmacéutica tiene un cliente al que guardó tres cajas de 30 unidades cada una de bolsas con válvula que pudo conseguir. "Es verdad que en los almacenes no hay bolsas, ni con válvula ni sin ella. Es un problema. Mandé al paciente a un hospital pero le dijeron que tampoco tenían".

Estas bolsas tienen capacidad de 2 litros y cuando está llena hay que retirarla. Las de válvula permiten más usos. Este paciente se la cambia cada dos días. "Es para personas con incontinencia o que están con algún diurético y orinan más de 2 litros en 8 horas. Pero se supone que se deben cambiar a diario".

Suscríbete para seguir leyendo