Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La recuperación del turismo y la falta de camas y personal colapsan las Urgencias del Hospital Marina Baixa

El Sindicato de Enfermería denuncia nuevos recortes en la plantilla cuando la ratio de enfermeros por habitante en la comarca ya está a la cola del país: 2,9 frente al 5,6 nacional. Lamentan que es "imposible dar un servicio de calidad"

La puerta de Urgencias del Hospital Comarcal de la Marina Baixa, en una imagen reciente. David Revenga

Después de casi dos años sufriendo a todos los niveles los duros efectos de la pandemia, la llegada de la nueva normalidad ha supuesto para la mayoría de sectores de la Marina Baixa un soplo de optimismo y esperanza. Para todos, menos para uno: la sanidad pública. La recuperación del turismo a niveles ya similares a los de antes a la crisis sanitaria y la endémica falta de camas y personal que sufre el Hospital de la Marina Baixa han provocado que el área de Urgencias vuelva a verse colapsada prácticamente a diario por la acumulación de pacientes.

Así lo ha trasladado el Sindicato de Enfermería, Satse, que ha denunciado "la grave situación en la que se encuentra el servicio de urgencias de este hospital" y ha lamentado que "en pleno periodo de pandemia, en vez de mantener el refuerzo del servicio como se hizo hasta el pasado mes de octubre, la dirección decide retirar una enfermera por turno, lo que conllevará un aumento de las cargas de trabajo existentes". 

Luis Jiménez, portavoz del Satse en este centro sanitario, ubicado en La Vila Joiosa, ha explicado que desde hace semanas el hospital viene sufriendo duramente las secuelas de la recuperación de otros sectores, principalmente el turismo. Según afirma, el desembarco de viajeros de la tercera edad gracias al programa del Imserso, además de otros turistas o población con segunda residencia en Benidorm, hace que muchos de los pacientes que llegan a Urgencias, al margen del aumento de casos de covid, presenten "mayores complicaciones, puesto que por su avanzada edad son pluripatológicos y con enfermedades crónicas, lo que requiere lógicamente más dependencia y tiempo en los cuidados".

Sin embargo, la respuesta que se les puede dar es "limitada" por dos factores: de medios y humano. "La semana pasada y lo que llevamos de ésta, el hospital ha estado todos los días con camas en negativo, superando algún día hasta -20 camas", es decir, con veinte pacientes por encima de la capacidad total de camas de hospitalización. Este problema "lleva a que el servicio de urgencias se colapse, con aumento de pacientes pendientes de ingreso que se juntan con nuevas urgencias, acumuladas en los pasillos, llegándose a dar casos de pacientes que tienen que permanecer en silla de ruedas por escasear las camas y camillas, a pesar de que a muchos de estos pacientes su estado de salud no les da para permanecer en sillas de ruedas", denuncian desde este sindicato.

A ello se une la falta de persona. El servicio de Urgencias del Marina Baixa contaba hasta hace apenas unos meses con al menos once enfermeros en el turno de día y nueve en el de noche, que se han visto reducidos en uno y uno, respectivamente. A ello se suma el hecho de que en los próximos días el turno de noche perderá a otro enfermero, quedando en 10 de día y 7 de noche, cifras que para el Satse son " totalmente insuficientes para cubrir las necesidades en el hospital y dar la seguridad y calidad asistencial necesaria para el paciente".

Para reforzar esta idea, aportan más números: la Marina Baixa dispone de una ratio de 2,97 enfermeras por cada mil habitantes, lejos de la media española que es de 5,6 por cada mil habitantes y mucho más de la europea, que se sitúa en 8,7. "La escasa ratio implica menor seguridad para el paciente, peor calidad de atención además de un aumento de estrés y ansiedad para los trabajadores, muchos de los cuales se replantean cambiar de servicio por no poder aguantar más y no empeorar su salud", asegura Jiménez.

Por todo ello, reclaman a la Conselleria de Sanidad un incremento de personal, más allá de los nuevos contratos estructurales previstos, hasta alcanzar "una ratio enfermera/paciente responsable" y que en estas circunstancias no cese ningún contrato de Enfermería en este departamento, como está previsto a partir de este sábado.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats