¿Dónde aparco en Benidorm? 7.000 plazas de parking disuasorio y bus gratis para ir al centro

La ciudad eleva a 36 los aparcamientos habilitados para paliar la falta de estacionamiento y habilita autobuses para desplazarse al núcleo urbano. Movilidad cede a la petición de muchos trabajadores y permitirá a los no residentes usar también la explanada de Beniardá mientras duren las obras

El parking disuasorio de la avenida de Beniardá, con capacidad para unos 1.800 vehículos, seguirá funcionando para residentes y no residentes mientras duren las obras.

El parking disuasorio de la avenida de Beniardá, con capacidad para unos 1.800 vehículos, seguirá funcionando para residentes y no residentes mientras duren las obras. / David Revenga

R. Pagés

R. Pagés

El Ayuntamiento de Benidorm es consciente de que la falta de aparcamiento es uno de los problemas más irritantes a los que se enfrentan a diario vecinos, trabajadores y turistas en la ciudad. Por eso, desde hace meses, inició una cruzada encaminada a incrementar el número de espacios alternativos de estacionamiento para paliar la falta de plazas en el casco urbano, una actuación que se ha multiplicado en las últimas semanas debido al inminente corte al tráfico de la avenida de Beniardá.

La reciente apertura de nuevos parkings disuasorios en zonas como el Salto del Agua o la calles Lérida, Jaén, Cuba o Comunidad Valenciana, han elevado hasta 7.005 las plazas de estacionamiento público y gratuito, repartidas prácticamente a partes iguales entre las zonas de Levante y de Poniente: 3.622 y 3.383 plazas, respectivamente.

Todas estas plazas se reparten entre los 36 estacionamientos habilitados por el Consistorio en terrenos o solares sin construir, algunos públicos pero en su mayoría privados, con cuyos propietarios se han alcanzado distintos acuerdos para la cesión temporal de los mismos a cambio de la limpieza y arreglo por parte de operarios municipales.

Pero aún hay más. Porque para ofrecer esta alternativa y, además, reducir tráfico en el casco urbano, el Ayuntamiento también va a poner en marcha de manera inminente un servicio de autobuses lanzadera para desplazar hasta el centro a los usuarios que estacionen en dos de los parkings disuasorios de mayor capacidad: los del Salto del Agua y la avenida de Cuba, que cuentan con 335 y 510 plazas, respectivamente. Así lo ha anunciado este miércoles el alcalde de la ciudad, Toni Pérez, durante una reunión del Consejo Asesor de Movilidad, donde se han abordado numerosas cuestiones relativas a la circulación en el municipio a partir del próximo lunes, cuando está previsto el cierre de la avenida de Beniardá.

Estacionamiento disuasorio de la calle Jaén, habilitado recientemente por el Consistorio en la zona de Levante.

Estacionamiento disuasorio de la calle Jaén, habilitado recientemente por el Consistorio en la zona de Levante. / David Revenga

Según los datos aportados, los usuarios del estacionamiento del Salto del Agua, situado junto al Parque de Bomberos, dispondrán de las líneas 3 y 11, que tienen una frecuencia de paso de entre 15 y 20 minutos, y que conectan con el centro, Jaime I, La Cala y Carrefour, así como con el Rincón de Loix, Severo Ochoa o Ciudad Patricia, desde la estación Intermodal.

Para quienes estacionen en el nuevo parking de la calle Cuba, en la zona de Poniente, la conexión se realizará mediante las líneas 2 y 3, ofreciendo la misma frecuencia y las prácticamente las mismas paradas que en el caso anterior.

Los usuarios de ambos parkings tendrán a su disposición un parquímetro para obtener un billete gratuito de ida y vuelta para el mismo día con origen y regreso en el aparcamiento, como ya ocurría en el estacionamiento disuasorio de Beniardá. El concejal de Movilidad, José Ramón González de Zárate, ha indicado que “en función de las necesidades se podrían cambiar las frecuencias o ampliar las líneas”. 

Obras de soterramiento

Por otro lado, y también de cara al cierre al tráfico del acceso norte a la ciudad, el Ayuntamiento ha cedido finalmente a la petición de muchos trabajadores de otras poblaciones que acuden diariamente a Benidorm y dejará abierto el estacionamiento en el parking disuasorio de Beniardá también para los vehículos de personas no empadronadas. Así lo han confirmado fuentes municipales, que han explicado que esta opción se ha adoptado debido al elevado número de peticiones que habían registrado.

Plano con todos los estacionamientos disuasorios que ha habilitado el Ayuntamiento y las plazas disponibles.

Plano con todos los estacionamientos disuasorios que ha habilitado el Ayuntamiento y las plazas disponibles. / INFORMACIÓN

Como ya se avanzó en su día, inicialmente, la idea del departamento municipal de Movilidad pasaba por limitar el uso de este estacionamiento, que suma alrededor de 1.800 plazas, únicamente a los residentes, con el fin de reducir las molestias que las obras de soterramiento del tráfico en esta avenida causarían a los vecinos de la zona. Esta opción, sin embargo, quedará finalmente desestimada y se permitirá también el estacionamiento libre.

"Esfuerzo municipal"

El alcalde Toni Pérez ha señalado que “esta gran bolsa de aparcamientos disuasorios son una opción idónea para residentes y también, especialmente, para las personas de otras localidades que por motivos labores acuden a diario a Benidorm y que pueden estacionar cómodamente sus vehículos en estos parkings para desplazarse a sus lugares de trabajo”. “Dudo que ningún destino ofrezca este volumen de plazas disuasorias”, ha agregado.

Igualmente, ha destacado “el esfuerzo que se ha hecho desde el Ayuntamiento para en apenas unas semanas, y anticipándonos al inicio de las obras de soterramiento, crear 800 nuevas plazas de aparcamiento disuasorio para ofrecer una alternativa de estacionamiento práctica y gratuita a residentes, turistas y vecinos de otras localidades de la comarca”. En este punto, ha agradecido a los propietarios que “han puesto a disposición del Ayuntamiento suelos y parcelas en desuso para que se habilitaran como plazas disuasorias, contribuyendo a favorecer la movilidad en la ciudad y hacerla más sostenible”.

El Ayuntamiento ha editado un tríptico en el que se recogen todos los aparcamientos disuasorios que “entendemos que tienen que ver con la operativa de la obra de la avenida de Beniardá y los itinerarios de acceso a la ciudad”. Unos aparcamientos que se suman a la oferta de parkings privados que tiene Benidorm y a la de otros aparcamientos disuasorios municipales como pueda ser el de Las Terrazas.

Solar municipal en el Salto del Agua que también se ha habilitado para aparcar gratis.

Solar municipal en el Salto del Agua que también se ha habilitado para aparcar gratis. / David Revenga

Según ha especificado el concejal de Movilidad, ya hay disponibles 1.000 copias de este tríptico para su distribución en centros públicos, a las que en los próximos días se añadirán otras 4.000. Además, este documento se va a remitir a todas las asociaciones integrantes del Consejo de Movilidad y también, a través de Visit Benidorm, a las empresas vinculadas al sector turístico. “La idea es que este tríptico tenga la máxima distribución posible”, ha indicado.