La transformación sin fin de la planta hotelera de Benidorm

Uno de cada cinco hoteles cerrados en la capital turística en temporada baja realizan reformas para ofrecer más servicios o mejorar las instalaciones | La media de las inversiones ronda el millón de euros, según la patronal hotelera Hosbec

Uno de los hoteles del centro de Benidorm cerrado por reforma.

Uno de los hoteles del centro de Benidorm cerrado por reforma. / Alex Domínguez

Reforma de habitaciones, pasillos, decoración o apertura de nuevos espacios de restauración. La temporada baja (o lo que se considera como tal) en Benidorm sirve desde hace años para que los hoteles encaren obras con las que mejorar sus instalaciones y transformar la planta hotelera para seguir siendo competitivos. En la capital turística, uno de cada cinco hoteles que han cerrado en esta época lo ha hecho por reformas de todo tipo con inversiones que rondan de media el millón de euros, según datos de la patronal hotelera Hosbec.

En el mes de enero es habitual ver establecimientos cerrados en la ciudad y donde además se ve movimiento de trabajadores y maquinaria. Aunque este año es el que menos cierres de temporada ha registrado la localidad, sí hay hoteles cerrados que aprovecharán estos meses para ejecutar reformas que permitan mejorar en calidad, eficiencia o en servicios. En datos, Benidorm mantiene abiertos de octubre de 2023 a marzo de 2024 el 87,6 % de los hoteles; es decir, un 13 % han cerrado sus instalaciones (8.300 plazas), la cifra más baja de los últimos años. De ellos, el 18,2 % han comunicado a la entidad que ese cierre es por reforma en sus instalaciones.

"Hay una apuesta clara de la planta hotelera por renovar infraestructuras y seguir mejorando la calidad de los alojamientos", explica a este diario Mayte García, secretaria general de Hosbec. A aquellos que han cerrado y realizan reformas se unen los que también están ejecutando obras sin echar la persiana; es decir, buscan el equilibrio entre seguir recibiendo clientes y renovar las instalaciones, por lo que hacerlo por fases es la clave.

Reformas de todo tipo

Caminar por el centro de Benidorm es toparse con el conocido hotel Alameda cerrado. Unas vallas indican que se están acometiendo obras y los operarios trabajan en mejorar las instalaciones; en este caso, cambio de mobiliario, en textiles, ascensores, el bar... Casi un completo. El hotel permanecerá cerrado hasta marzo.

Este es uno de los alojamientos que aprovechan el periodo de tiempo que menos afluencia de turistas hay en la ciudad para poder ejecutar esas obras. Como él, se suman a la lista otros alojamientos, entre ellos, el hotel Internacional o el Acapulco que también realizan mejoras este inicio de año en el bar, las cocinas o los comedores pero también en habitaciones o las entradas a los hoteles, según explicaron fuentes del sector. Establecimientos como el Montesol ha terminado ya su reforma de habitaciones, zonas comunes y comedor y ya ha abierto sus puertas completamente renovado y recibe ya a los turistas.

Parte de la reforma de uno de los hoteles en pleno centro de Benidorm.

Parte de la reforma de uno de los hoteles en pleno centro de Benidorm. / Alex Domínguez

Las reformas que están llevando a cabo estos alojamientos suponen en algunos casos inversiones de varios millones, según confirmaron fuentes de la patronal. Así, el cálculo es que las obras de más envergadura suponen una media de un millón de euros en inversiones, según el tamaño del hotel y todo lo que renueve, aseguran las mismas fuentes.

A las obras para mejorar el interior se suman también otras en el exterior: las fachadas. Es el caso de varios hoteles de la cadena Servigroup como el Diplomatic y el Orange. Allí se reforma esa parte de fuera lo que ha hecho que se cierren al inicio del año, cuando menos clientes reciben, como explicó el director de Comunicación del grupo hotelero, Alejandro Benito. La cadena lleva dos años "renovando las fachadas de los hoteles y ya hay tres que han cambiado en este sentido", indica. Así, "se intenta cerrar el menor tiempo posible, como en el caso del Diplomatic". Por otra parte, el hotel Castilla está cerrado por obras para crear un gastrobar en la piscina, es decir, para incorporar nuevos servicios.

Mejorar sin cerrar

No solo se ejecutan obras en temporada baja en hoteles que han cerrado sus puertas. Hay otros que lo que aprovechan es la menor ocupación de los meses de enero y febrero para ejecutar mejoras sin dejar de atender a los clientes. Es el caso del hotel Bali o del Bristol, en pleno centro de Benidorm. Gabriel Santiago, del hotel Bristol, explica a este diario que "siempre se aprovecha que enero es época de menos gente para hacer algunas mejoras". Este alojamiento vivió una reforma casi integral en 2019 que cambió las tres estrellas por cuatro y dobló el número de habitaciones además de mejorar en servicios y otros aspectos. Pero nunca se para de intentar ser más competitivos.

"Queremos seguir mejorando y ofrecer un mejor servicio. Tienes que estar siempre realizando mejoras porque si no, te quedas fuera", afirma el responsable del alojamiento. Así, están inmersos en renovar la entrada para dotarla de más protagonismo y hacerla visible, la decoración, la iluminación o darle otro aspecto a la terraza exterior con más vegetación. Pero las actuaciones no acaban ahí. Con el hotel abierto, se están realizando obras en el interior para cambiar las puertas y mejorar los pasillos. Y, ¿cómo? "Vamos cerrando dos plantas solo y haciendo las mejoras", afirma.

La entrada de uno de los hoteles donde se realizan mejoras.

La entrada de uno de los hoteles donde se realizan mejoras. / Alex Domínguez

La secretaria general de Hosbec explica que hoteles que no han cerrado sus puertas en temporada tampoco han renunciado a realizar mejoras: "Muchos hoteles están realizando actuaciones enfocadas a la mejora de instalaciones y nuevas zonas de ocio".

Las inversiones para renovar la planta hotelera que se están realizando este año servirán para mejorar servicios y también, en el futuro, para que algunos de ellos puedan subir de categoría. Así lo corrobora la secretaria general de Hosbec: "Aunque el objeto de la reforma no sea ese, cuando cumplimenten el cuestionario de clasificación hotelera actualicen servicios con su licencia de actividad, se vean motivados a subir de categoría". García está segura que la renovación de la planta hotelera de Benidorm seguirá siendo constante. Una transformación que parece no tener fin para los alojamientos.