Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de vacunas obliga a frenar las primeras dosis en personas de 80 años para garantizar las segundas a los mayores de 90

Sanidad ha retirado un lote de AstraZeneca ante el riesgo de que cause trombos

Vacunas

Vacunas

La Conselleria de Sanidad ha paralizado el lote de vacunas de AstraZeneca retirado en siete países europeos y otras cuatro autonomías tras varios casos de trombos en pacientes de la Unión Europea que recibieron dosis de la vacuna. Desde Sanidad señalaron que este lote no ha sido utilizado en la Comunidad Valenciana.

Las vacunas de AstraZeneca van a ser utilizadas para vacunar a los 116.032 profesores de la Comunidad Valenciana y desde el departamento de Ana Barceló aseguran que la inmovilización de este lote de vacunas no afectará a la inmunización del colectivo, que arranca el lunes en la ciudad de Valencia y el día 18 por la tarde en Alicante.

Sanidad recuerda que el Comité para la Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia de la Agencia Europea del Medicamento ha explicado «que no hay evidencias de que la administración de la vacuna de AstraZeneca haya sido la causa de los acontecimientos tromboembólicos que han motivado medidas cautelares en algunos países de la Unión Europea de forma preventiva».

El Comité, del que forma parte la Agencia Española del Medicamento, considera por tanto que los beneficios de la vacuna continúan superando los riesgos y puede seguir administrándose mientras se finaliza la evaluación detallada de lo ocurrido.

El jefe del Área de Investigación en Vacunas de Fisabio, Javier Díez, sostiene que «en la reunión de ayer, el Comité de Seguridad de las Vacunas de la Agencia Europea del Medicamento, se llegó a la conclusión de que no había pruebas científicas que indiquen que estos casos de tromboembolismo están producidos por la vacuna». De este modo, Díez, ha señalado que se aconseja mantener los programas de vacunación con esta vacuna «ya que siempre es mucho peor no vacunarse que vacunarse. Es mucho peor la enfermedad que un posible efecto adverso que no está claro que lo sea».

Mientras, la escasez con la que están llegando las dosis de vacuna ha obligado a que los centros de salud tengan que frenar esta semana la administración de primeras dosis a personas mayores de 80 años para poder garantizar las segundas dosis a los mayores de 90 que recibieron la primera hace tres semanas. Así está ocurriendo en centros de salud de la ciudad de Alicante y en la Vega Baja, según información recabada por este periódico de enfermeros, médicos, así como de los sindicatos Satse y Sindicato Médico. En algunos centros de salud de la ciudad de Alicante se ha dado el caso de cancelar citas de pacientes a quienes ya se les había programado la primera dosis. A los ancianos se les está diciendo que el motivo de esta cancelación es la falta de vacunas y que ya se les avisará de nuevo cuando haya inyectables suficientes. En otros centros de salud esta semana se han puesto una media de 20 vacunas diarias en primera dosis frente a las 60 de días atrás. «En mi zona hay mucho malestar, hay gente no entiende por qué a su vecino ya le hayan llamado y a él no», lamentaba días atrás un enfermero.

Desde la Conselleria de Sanidad señalan que «es posible» que se estén produciendo estas situaciones, y añaden que «la prioridad en estos momentos pasa por asegurar las segundas dosis de Pfizer a quienes recibieron la primera hace tres semanas». También en hacer acopio de las suficientes dosis de AstraZeneca para garantizar la vacunación de los profesores.

Reserva de vacunas

En estos momentos, la Comunidad Valenciana tiene una reserva de poco más de 143.000 dosis de vacunas, tras administrar el 76,5% de todas las dosis que le han llegado desde finales del mes de diciembre. Hay 143.105 personas en la Comunidad que han recibido ya las dos dosis de la vacuna. Según datos aportados por el Sindicato Médico, la Valenciana es la tercera autonomía por la cola en porcentaje de población protegido.

En una reunión de la mesa sectorial, la Conselleria de Sanidad trasladó a los sindicatos que la vacunación masiva, prevista a partir del mes de abril, se hará por parte del personal de Atención Primaria, apoyado en caso de ser necesario por personal de hospitales y centros de especialidades y por enfermeros que se hayan ofrecido voluntarios. A los pacientes se les citará por SMS para evitar una saturación de las centralitas o la app de Sanidad y el criterio será por rangos de edad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats