Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marta Robles y Joël Dicker, premiados en Alicante Noir

La primera edición del festival de ficción criminal concluye con la voluntad de continuar en próximas convocatorias

Marta Robles, tras recibir el galardón en Alicante Noir

Marta Robles, tras recibir el galardón en Alicante Noir

El festival de ficción criminal Alicante Noir ha concedido los premios nacional e internacional, respectivamente, a Marta Robles por “La chica a la que no supiste amar” y a Joël Dicker por “El enigma de la habitación 622”, que completan el palmarés de la primera edición tras el concedido a Elia Barceló por “La noche de plata”. 

El festival concluyó ayer con la entrega del premio a Robles de manos del concejal de Cultura de Alicante, Antonio Manresa, quien además de felicitar tanto a la ganadora como a la finalista, Graziella Moreno, expresó su compromiso con el festival al asegurar que "habrá una segunda edición de Alicante Noir".

Marta Robles agradeció el galardón y destacó que uno de los valores de su novela es que "nació de la emoción" y ofreció la proyección del cortometraje dirigido por ella y por Tamara González, basado en el primer capítulo de la novela, y en la una charla subrayó la importancia de trasladar la denuncia sobre delitos tan doloroso como la trata de mujeres con fines de explotación sexual, que la sociedad conoce, pero que parece no querer ver.

"Escribir una mala novela es muy difícil y escribir una buena es un milagro. Y la diferencia está en la emoción. Y ni siquiera eso garantiza el éxito. Por eso, lo importante es tener algo que contar y una manera personal de hacerlo”, dijo Robles parafraseando a uno de los personajes de sus novelas. Y añadió: "La ficción a veces es muy efectiva para conseguir que los lectores se metan dentro de la piel de los personajes y sientan su dolor y su soledad casi como si fueran suyos. Por eso la denuncia (que no el adoctrinamiento ni la moralización) forman parte de una manera esencial de la novela negra, que expone con fuerza aquello que enferma la sociedad y la posibilita la reflexión". 

Los otros dos premios otorgados en días previos fueron el Premio Costa Blanca, que obtuvo Elia Barceló por “La noche de plata” (finalista Blas Ruiz Grau por “No robarás) y el Premio Internacional , que le correspondió a Joel Dicker por “El enigma de la habitación 622” (finalista John Banville por “Snow”). Elena Lumbreras, jefa del Servicio de Turismo del Ayuntamiento de Alicante, hizo entrega del galardón de Dicker a su editora en representación del autor.

Joël Dicker nació en Suiza en 1985. En 2010 obtuvo el Premio de los Escritores Ginebrinos con su primera novela, "Los últimos días de nuestros padres" (Alfaguara, 2014). "La verdad sobre el caso Harry Quebert" (Alfaguara, 2013), fue galardonada con el Premio Goncourt des Lycéens, el Gran Premio de Novela de la Academia Francesa, el Premio Lire a la mejor novela en lengua francesa y, en España, fue elegida Mejor Libro del Año por los lectores de El País y mereció el Premio Qué Leer al mejor libro traducido y el XX Premio San Clemente otorgado por los alumnos de bachillerato de varios institutos de Galicia. Traducida con gran éxito a 42 idiomas, se ha convertido en un fenómeno literario global. Alfaguara también ha publicado su relato "El Tigre" (2017) y sus novelas "El Libro de los Baltimore" (2016), en la que recuperaba el personaje de Marcus Goldman como protagonista, y "La desaparición de Stephanie Mailer" (2018). Su última novela es “El enigma de la habitación 622”.  

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats