Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paro baja en 1.000 personas pero la provincia de Alicante tiene 36.000 desempleados más que antes del covid

La desescalada en las restricciones propicia que el desempleo descienda en la provincia por segundo mes consecutivo, aunque todavía está lejos de volver a los niveles prepandemia uLa afiliación también se incrementa en 7.200 personas

Jóvenes en la terraza de un bar de la Plaça de Dins en Alcoy. | JUANI RUZ

Jóvenes en la terraza de un bar de la Plaça de Dins en Alcoy. | JUANI RUZ

El paro en la provincia de Alicante descendió en abril por segundo mes consecutivo. Lo hizo en 1.074 personas, manteniendo la dinámica iniciada en marzo como consecuencia de la desescalada en las restricciones para prevenir el coronavirus, fundamentalmente en la hostelería. No obstante, y pese a la racha positiva en la que parece que se ha entrado, los 186.613 parados que se registran en la actualidad son todavía 36.286 más que los que había antes de la pandemia, por lo que queda un largo camino por recorrer. La otra buena noticia es laque atañe a la Seguridad Social, dado que el número de afiliados ha crecido en 7.267.

La recuperación de la actividad tras la tercera ola de coronavirus se está empezando a dejar notar a nivel de empleo en Alicante. De acuerdo con los datos comunicados ayer por el Ministerio de Trabajo, la provincia se situó a finales de abril en 186.613 parados, lo que supone un descenso de 1.074. Todo ello después de que en marzo ya se registrase una primera reducción de 4.080 desempleados. A la hora de concretar las razones de estas bajadas, hay que hacer referencia sobre todo a la desescalada en las restricciones horarias y de ocupación en la hostelería, que han coincidido en el tiempo con la campaña de Semana Santa, que este año, en cualquier caso, ha tenido mucha menor incidencia debido al cierre perimetral de la Comunidad.

El sector servicios, como cabía esperar, es el que más ha notado los efectos, con 918 parados menos, que dejan la cifra total en 126.203. Le sigue la agricultura, con un descenso de 162 desempleados y un cómputo global de 7.208; la industria, con 148 menos y un total de 23.300; y la construcción, con 90 y 15.542. El único apartado en el que se registra un crecimiento es el del colectivo sin empleo anterior, que suma 244 parados para alcanzar los 14.360. Los afiliados a la Seguridad Social, por otro lado, también se incrementaron en 7.267, hasta situarse en 644.880.

La dinámica de estos dos últimos meses, por tanto, es positiva, pero el ritmo de creación de empleo tendrá que incrementarse todavía de forma notable para alcanzar los datos prepandemia. Y es que, en el mes de febrero del año pasado, antes del inicio del confinamiento, la provincia contaba con 150.327 parados, lo que aún supone 36.286 menos que en la actualidad.

Cabe reseñar que la alicantina es la única provincia en la que ha descendido el paro en el último mes en la Comunidad Valenciana, que en su conjunto, sumó 389 parados más el mes pasado, lo que dejó la cifra global en 447.650. Valencia, en concreto, computó 830 nuevos parados, para quedarse en 215.469, mientras que Castellón registró 633, para totalizar 45.568. En lo que respecta al conjunto de España, también se registró en abril una caída del paro por segundo mes consecutivo. Fueron 39.012 desempleados menos, que dejan el balance en 3.910.628.

Desde CC OO, el secretario de Empleo de l’Alacantí-Les Marines, José María Ruiz, señala que los descensos del paro registrados en los dos últimos meses en la provincia «son una señal de las buenas expectativas de actividad que se manejan, gracias a la superación de la pandemia. Las medidas sanitarias y, sobre todo, la generalización de las vacunas, están siendo la mejor política activa para recuperar el empleo». Por parte de UGT, Yolanda Díaz, responsable de Empleo en las mismas comarcas, se expresa en el mismo sentido, aunque advirtiendo que, «pese a las mejoras en el empleo, la recuperación depende todavía mucho de las oleadas de contagios y del ritmo de la vacunación».

Por otro lado, Ricardo Miralles, director de Economía y Análisis de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV), se muestra «prudente» con los datos, y lamenta que «la evolución del paro y el empleo no sean homogéneas, ni por provincias ni por sectores». Por último, el secretario autonómico de Empleo, Enric Nomdedéu, subraya que la Conselleria de Economía «seguirá impulsando medidas de recuperación económica y laboral», ante las cifras «bastante planas» registradas en la Comunidad.

Con tasas muy elevadas de temporalidad

La provincia de Alicante registró en abril 38.621 contrataciones, lo que supone una ligera disminución de 241 respecto al mes anterior. Con todo, lo que más destaca es que los contratos temporales volvieron a ganar por goleada a los indefinidos. Concretamente, se formalizaron 32.830 de los primeros, frente a solo 5.791 de los segundos, lo que revela la precariedad del empleo que se está generando. Las mujeres, por otro lado, siguen siendo las más afectadas por el paro, en concreto 108.177, frente a los 78.436 hombres que están sin ocupación.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats