Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig plantea en Futurmoda la necesidad de impulsar desde la UE la reindustrialización del calzado

El presidente urge la puesta en marcha de una Política Industrial Común que ponga freno al problema que el sector está sufriendo y recuperar la soberanía en la producción de componentes

Ximo Puig, este miércoles en la inauguración de Futurmododa en IFA, entre los consellers Rafael Climent y Carolina Pascual, José Antonio Ibarra y Araceli Poblador. | ANTONIO AMORÓS

Al igual que existe una Política Agraria Común, la PAC, la coyuntura actual y los desajustes que se han producido durante el año y medio que ha transcurrido desde que estalló la pandemia obligan a la puesta en marcha de una Política Industrial Común. Al menos así lo cree Ximo Puig. El presidente de la Generalitat deslizó el planteamiento este miércoles, durante la inauguración de la edición número 46 de Futurmoda, la feria de la industria auxiliar del calzado que regresó a la Institución Ferial Alicantina (IFA) 17 meses después con 215 expositores que representan a 280 firmas y en la que se prevé que pasen hasta 4.000 visitantes.

Puig quiso respaldar a uno de los sectores productivos más importantes de toda la Comunidad Valenciana con su presencia en la inauguración del salón internacional y no pasó por alto los problemas que afectan al calzado, que están dificultando su recuperación tras la crisis sanitaria y que dibujan un final de año movido. «Ante los problemas estamos determinados a actuar en la medida de nuestras posibilidades, somos conscientes de las limitaciones que tenemos. Nos encontramos muy preocupados y mantenemos contactos constantes con todas las administraciones», indicó Puig en un primer momento.

Entre los contactos con las administraciones a los que hace referencia el presidente se encuentra la reciente reunión que mantuvo con el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, para tratar la cuestión energética, en relación a los suministros que proceden de Argelia. «Estamos en contacto con los operadores para ver de qué manera la industria puede tener un tratamiento específico», añadió un Puig que también ha protagonizado reiterados encuentros con la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, para abordar cuestiones vinculadas al sector.

Ajustes tras la pandemia

El encarecimiento de la factura eléctrica afecta al calzado, como no puede ser de otro modo, pero la industria sufre otros problemas que viene arrastrando desde hace meses, como reconoció el presidente de la Asociación Española de Empresas de Componentes para el Calzado (AEC), Manuel Román, el pasado lunes en el Ayuntamiento de Elche durante la presentación de Futurmoda. Entre estos problemas destacan las consecuencias del Brexit, la amenaza de los aranceles procedente de Estados Unidos y, sobre todo, la falta de materias primas y la subida del precio del transporte, con las mercancías que llegan de Asia multiplicando su coste por diez. Ahí es donde Puig reclama que se hagan «ajustes tras la pandemia» y se ponga en marcha una Política Industrial Común.

«Hay aspectos que se tienen que volver a ajustar. Lo vemos con el transporte, con los costes logísticos y con la escasez de materias primas. Tenemos que aprender de lo que ha pasado. El proceso de reindustrialización exige que recuperemos la producción de muchos componentes que se han deslocalizado. Europa tiene que hacer una reflexión muy potente al respecto. Si ha habido una Política Agraria Común, tiene que haber una Política Industrial Común que sea potente y nos permita recuperar la autonomía y la soberanía como europeos en la producción», manifestó en IFA el máximo responsable del Consell.

Puig también quiso enviar un mensaje de agradecimiento a a todos los expositores de Futurmoda, ya que «con su esfuerzo e ilusión reinician el camino a una normalidad mejorada». «El calzado es fundamental para nuestra economía y tiene que tener la mejor recepción en este nuevo tiempo. Casi el 50% de las exportaciones de zapatos de España se producen aquí. Hay elementos discordantes pero lo mejor ha sido que he visto un impulso al entrar a la feria y cada expositor apuesta por una propuesta innovadora», concluyó el presidente en IFA.

Inauguración

En el regreso de Futurmoda tras 17 meses también tomó la palabra el presidente del salón internacional, José Antonio Ibarra. «Estamos encantados de poder abrir de nuevo la feria después del año y medio que hemos soportado. Todos los expositores han preparado las colecciones con nuevas tendencias después del tiempo que han pasado sin poder hacer nada. Esperamos entre 3.000 y 4.000 visitantes y que los fabricantes tengan las mejores herramientas para sus colecciones», apuntó Ibarra en la apertura.

Los discursos dieron paso al arranque de una feria que este jueves vivirá su segunda y última jornada y que toma el relevo de la última edición que se pudo llevar a cabo, el 12 y 13 de marzo del pasado año, antes de que el coronavirus lo paralizara todo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats