ANÁLISIS

El Elche pasa del sueño a la pesadilla

En poco más de mes y medio el conjunto ilicitano ha pasado de estar segundo en plaza de ascenso directo a situarse a tres puntos del “play-off” de ascenso

Los franjiverdes han sumado solo cinco puntos de 24 posibles en los últimos ocho partidos

Beccacece y varios de sus jugadores se retiran a los vestuarios, tras la derrota de este domingo contra el Huesca

Beccacece y varios de sus jugadores se retiran a los vestuarios, tras la derrota de este domingo contra el Huesca / MATÍAS SEGARRA

J. A. Galvañ

J. A. Galvañ

Era el domingo 24 de marzo, el Elche CF iba ganando 0-2 en el estadio Ciutat de València, frente al Levante. Los franjiverdes estaban dando todo un recital de juego y todos los rivales lo veían como uno de los principales candidatos al ascenso y para subir directamente. El triunfo permitía al conjunto ilicitano consolidar la segunda plaza de ascenso directo y lograr tres puntos de ventaja sobre el tercer clasificado. Pero, desde entonces, todo se ha torcido de manera incomprensible.

Los franjiverdes terminaron perdiendo ese partido, por 3-2, y en poco más de medio han pasado de un bonito sueño a una auténtica pesadilla. De su privilegiada segunda posición a la octava, fuera, incluso del “play-off” y con tres puntos de desventaja, más el golaveraje perdido con la mayoría de los equipos que optan a terminar entre los seis primeros clasificados, que dan derecho, al menos, de disputar las eliminatorias por el ascenso.

En los últimos ocho encuentros, el cuadro de Beccacece solo ha sido capaz de sumar cinco puntos de 24 posibles, tras una victoria, dos empates y cinco derrotas. Además de perder ante los granotas, también lo han hecho frente al Racing de Ferrol (1-0), Oviedo (0-2), Racing de Santander (3-1) y este pasado domingo contra el Huesca (0-3). Durante este poco más de mes y medio, solo ha sido capaz de superar al Sporting de Gijón (2-1) y empatar con el Real Zaragoza (1-1) y el Espanyol (2-2).

En las últimas ocho jornadas, el Elche ha marcado ocho goles y ha recibido hasta 16. Un media de dos tantos en contra que, unido a la falta de acierto en ataque, han provocado que el conjunto ilicitano haya caído en picado, hasta tocar fondo, como ocurrió ante el oscenses en el Martínez Valero.

Preguntado a Beccacece, tras el choque ante el Huesca, por los motivos de este desmoramiento extraño de su equipo en este último mes y medio, el técnico argentino comentó que “considero que el equipo sufre golpes, en situaciones puntuales, que no tienen mucha explicación. El primer gol del Huesca vino tras un rebote en un rival, o el segundo en un disparo desde 30-35 metros, en el que no se puede hacer nada. Los rivales juegan y ese tipo de cosas nos fueron pasando. A veces, errores individuales, en otras la tensión, a veces, también, en la estructura y en la organización, como en el tercer gol, producto de la idea. Ha sido un poco de todo”, consideró el entrenador del Elche.

A pesar de ello, el preparador argentino sigue defendiendo su idea de juego: “Yo quiero eso, un equipo que protagonice con el balón y que, a través de ese protagonismo, también tenga la solidez defensiva, que también tuvimos por momentos durante la temporada”.

Beccacece no se rinde. “Quedan tres jornadas y vamos a intentar todo y el viernes frente al Mirandés, lo volveremos a intentar para intentar encontrar de nuevo esa fuerza necesaria que te dan las victorias y tratar de terminar la temporada como realmente merece este grupo”, aseguró.