30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Paz de Torrellano estrena las prefabricadas en cinco días y espera las obras

La comunidad educativa aprovecha las vacaciones para trasladar mobiliario a las aulas provisionales - El nuevo centro sigue sin licitarse

Miembros de la comunidad educativa de La Paz, en el comedor provisional, ayer.  | ANTONIO AMORÓS

Miembros de la comunidad educativa de La Paz, en el comedor provisional, ayer. | ANTONIO AMORÓS

Más de 340 alumnos del colegio La Paz de Torrellano arrancarán las clases el 13 de abril en 5.000 metros de aulas prefabricadas al otro extremo de la pedanía. Después de un año desde que se anunció la inversión, la comunidad educativa dispondrá en los próximos días de este espacio provisional mientras se ejecuta el derribo del colegio y la posterior construcción del nuevo centro.

Esta es una reivindicación histórica que ha costado multitud de protestas, con caceroladas incluida, aunque profesores y progenitores empiezan a ver la luz al final del túnel a sabiendas de la cantidad de plazos, teniendo en cuenta que aún no está licitada la obra.

El alcalde, Carlos González, y la edil de Educación, María José Martínez, visitaron este miércoles las instalaciones provisionales, que se han levantado en un solar próximo al polideportivo Isabel Fernández, en el margen sur de la carretera nacional 340.

Tal y como señalaron desde el equipo de gobierno, la dirección y el equipo docente del colegio están aprovechando las vacaciones escolares para llevar a cabo el traslado de todo el mobiliario y material escolar a las nuevas aulas, para así poder retomar las clases en el centro provisional el próximo 13 de abril, tal y como les señaló la directora, Alicia Carmona, y el presidente de la Ampa de La Paz, Juan Carlos Mogica, según asegura el ejecutivo local.

El regidor ilicitano subraya que la nueva instalación reúne las condiciones necesarias para poder impartir las clases en condiciones óptimas y que, por ello, las instalaciones distan mucho de las viejas aulas prefabricadas que se han colocado en los últimos años porque estas son «de última generación y cumplen con los estándares de calidad», apuntan desde el Consistorio.

El primer edil entiende, además, que con este traslado se da un paso más hacia la construcción del nuevo colegio. El regidor ha apuntado que también se da un paso más en la modernización de las infraestructuras educativas del municipio en general, y de las pedanías en particular, a través del Plan Edificant, porque solo en el Camp d’Elx se están invirtiendo más de 12 millones de euros en infraestructuras educativas, apostilla.

Previsión

En cuanto a la construcción del nuevo centro, el alcalde ha señalado que la previsión es que la licitación pueda iniciarse durante el mes de abril para que las obras se inicien antes de finalizar el 2021, para contar con este centro para el que se destinarán más de 5 millones. Sin embargo, las previsiones del Ayuntamiento y la Conselleria se están dilatando, ya que en junio de 2020 se preveía que estuviese licitada la redacción del proyecto y que la licitación de las obras llegase en el último cuatrimestre del pasado año, sin que aún haya tenido lugar.

Se hablaba, además, de que el traslado de alumnos a las aulas prefabricadas pudiese darse en diciembre. Finalmente será después de Pascuas y no de Navidad. El Ayuntamiento ha invertido más de 150.000 euros para adecentar el solar, donde empezó a actuarse el pasado mayo. Las aulas prefabricadas corren a cargo del Consell.

El centro provisional tendrá forma de H y todas sus aulas están dispuestas a nivel del suelo. Cuenta con nueve aseos; 21 aulas de 45 metros cuadrados, entre ellas seis de Infantil, 12 de Primaria, aula de Música, aula de Informática, sala de profesores y un comedor. También aulas de Pedagogía Terapéutica y Audición y Lenguaje, secretaria y despachos, entre otros, mientras que los alumnos harán gimnasia en el polideportivo.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats