La Guardia Civil de Alicante ha intervenido un caimán de 1,60 metros en una finca de Sax y lo ha trasladado al Parque Zoológico Río Safari de Elche. El animal vivía en unas condiciones inadecuadas y su propietario lo había puesto a la venta por 2.000 euros a través de una página web de compra y venta de objetos usados.

A raíz de las investigaciones realizadas por el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de Monóvar se tuvo conocimiento de la existencia de un caimán de gran tamaño y peligrosidad, que podía encontrarse de forma irregular en una casa de campo de Sax situada en las inmediaciones del río Vinalopó. Una situación de especial riesgo porque, en caso de escaparse, podría haber encontrado entre la vegetación del río un hábitat idóneo donde esconderse y sobrevivir, con el consiguiente peligro para las personas que suelen pasear o practicar deporte por el cauce del Vinalopó.

Inmovilizando al animal para ponerle un microchip. ÁXEL ÁLVAREZ

Los agentes del Seprona de Monóvar dieron inicio a la Operación Caimanali, una ardua investigación llevada a cabo con la colaboración del Colegio de Veterinarios y el Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones (Soivre) para encontrar al supuesto propietario y la finca donde se encontraba el animal. Tan pronto como consiguieron identificar plenamente al implicado, y lograron ubicar la vivienda en la localidad de Sax, los agentes se desplazaron hasta el lugar al objeto de realizar una inspección. De este modo el pasado lunes pudieron encontrar el ejemplar de la especie caiman cocodrilus junto a un águila de Harris.

El caimán a su llegada al Safari de Elche. ÁXEL ÁLVAREZ

Requerido el titular de la finca para que acreditara la legal procedencia de los dos animales, así como su tenencia, sólo pudo aportar el documento de cesión del águila, si bien no pudo demostrar la lícita propiedad del caimán. Tampoco pudo acreditar el origen de ninguno de ellos. Del caimán, ni siquiera aportaba el seguro correspondiente para la tenencia de animales potencialmente peligrosos. Por este motivo, la Guardia Civil intervino los dos ejemplares.

Los agentes ya han procedido a trasladar el caimán al Parque Zoológico Río Safari de Elche, donde cuentan con las condiciones adecuadas para su desarrollo. Ya se le ha insertado el microchip, quedando registrado en el Colegio Oficial de Veterinarios de Alicante y en el Registro Informático Valenciano de Identificación Animal (Rivia).

Los agentes de Monóvar denominaron a la investigación de búsqueda del dueño Operación Caimanali

Por su parte, el águila permanecerá en la finca de Sax, ya que el propietario sí que posee unas instalaciones adecuadas para ella, a la espera de la resolución del expediente por parte de las autoridades competentes.

Los hechos han sido puestos en conocimiento del Servicio Oficial de Inspección, Vigilancia y Regulación de las Exportaciones, autoridad científica encargada de realizar el análisis y autenticación, que determinará el tipo de especie, su catalogación y el grado de protección. Al tratarse de ejemplares afectados por el convenio CITES, la inclusión en uno u otro anexo, determinará que la responsabilidad sea administrativa o penal, en base al Reglamento Europeo número 338/97 de protección de especies de la fauna y flora silvestres, mediante el control de su comercio. El ejemplar rescatado en Sax se corresponde concretamente con el apéndice 2 anexo B del CITES.

La Guardia Civil incauta un caimán en un chalet de Sax y lo traslada al Safari de Elche Áxel Álvarez

El caimán dispondrá de un hábitat adecuado en el Parque Zoológico Río Sarafi de Elche. ÁXEL ÁLVAREZ

Tanto el caimán como el águila se encuentran a disposición del Administrador de Aduanas e Impuestos Especiales de Alicante, que es la autoridad competente para determinar su destino definitivo, y en caso de ausencia de documentación, tras la oportuna verificación del Soivre, podrían derivarse responsabilidades penales para el propietario.