Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barcala rebaja el tono y no se sale del guion

El Pleno del Ayuntamiento reclama a Ortiz de manera unánime que actúe «de forma generosa y responsable» en el Hércules y le exhorta a que «cuente con la afición para buscar soluciones»

Un instante de la reunión del Pleno del Ayuntamiento de manera telemática con la presencia de Quique Tébar, debajo, vestido con la camiseta del Hércules, ayer. | INFORMACIÓN

Era el sitio. Tenía la potestad. Podía haber subrayado la opinión que manifestó el pasado martes, la que encendió una mecha de recorrido misterioso e impredecible, pero optó por la vía más política, por la formalidad literal, por contener el tono, el nivel de crítica y ceñirse al guion pactado por todos los grupos municipales. No se reservó turno ni remarcó nada. El alcalde de Alicante optó por un camino sin estridencias, elegante, condescendiente con los aficionados blanquiazules y correcto con el destinatario de aquella frase que quedará grabada para siempre en el subconsciente de mucha gente, para mal y para bien: «los propietarios del Hércules han perdido toda la credibilidad».

El Pleno del Ayuntamiento de Alicante, por primera vez en Democracia, ha respaldado por unanimidad la Declaración Institucional acordada por todos los portavoces municipales «en solidaridad con la afición del Hércules» por la mala marcha del equipo de la ciudad tras su descenso a la cuarta categoría del fútbol español. Luis Barcala se encargó de leer el pronunciamiento unánime en el que el Consistorio dejó constancia, en primer lugar, que quería «mostrar su solidaridad con el sentir de la afición, desencantada y desmoralizada por la deriva del equipo».

En su breve alocución, el Ayuntamiento exhortó a los actuales propietarios de la entidad blanquiazul «a actuar de forma generosa y responsable en la defensa de los intereses de la SAD, que es mucho más que una empresa y, que como club de fútbol, representa una de las señas de identidad de la ciudad».

La Corporación, a través de gesto simbólico, ha dejado clara su intención, conseguir que la propiedad del club sea plenamente consciente de «la necesidad de que cuente con la afición herculana para la búsqueda conjunta de soluciones ante la negativa marcha del equipo y la institución deportiva».

La DI concluyó con el compromiso del traslado del acuerdo consistorial a los propietarios del Hércules. Antes de la aprobación por unanimidad de este pronunciamiento intervino ante el Pleno Enrique Tébar, presidente de la Asociación Herculanos, que recordó en su exposición que la ayuda que pide Ortiz de toda la sociedad alicantina –publicada ayer en INFORMACIÓN–, «llega 22 años tarde».

La manifestación, ajena a la división entre los peñistas

Los organizadores no creen que la desunión de los aficionados reste potencial a la protesta

La manifestación del domingo respaldada de manera unánime por el Ayuntamiento de Alicante a través de los portavoces de los grupos municipales sigue adelante a pesar de que una parte de los colectivos de aficionados blanquiazules se desmarcara el miércoles de la protesta contra la gestión de Enrique Ortiz. 

Tanto Asociación de Herculanos como Unidad Herculana confían en que la presencia de políticos de todo signo en la marcha -que arrancará a las 11 de la mañana desde la plaza de Los Luceros y llegará hasta la del Ayuntamiento- anime a los seguidores del Hércules a superar su desafección y les haga compartir su única reivindicación: el cambio de gestores. Si la acción no recibe un respaldo masivo, el acto, consentido por vía urgente por la Subdelegación, caerá en saco roto.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats