El Hércules más cercano

Más de 300 aficionados acuden al entrenamiento de puertas abiertas programado por el conjunto blanquiazul

Los jugadores atendieron con amabilidad tras la sesión en el Rico Pérez

Entrenamiento del Hércules en la jornada de puertas abiertas

Entrenamiento del Hércules en la jornada de puertas abiertas / Pilar Cortés

El Hércules ha cambiado el chip esta temporada. Tras años viviendo al margen de la realidad social dando la espalda a su público, el club este año se muestra mucho más cercano y amable con su afición. Por fin, el equipo que milita en la cuarta categoría del fútbol español ha decidido subir varios peldaños y dejarse querer, mostrarse cercano, eliminar las innecesarias y absurdas barreras de antaño y caminar junto a la masa social en busca de un interés común. Este Hércules sí, pero siempre. A Torrecilla le invadía la emoción cuando anunció tras su rueda de prensa previa al partido ante el Peña Deportiva que el entrenamiento en el Rico Pérez iba a ser de puertas abiertas. El tono de sus palabras denotaba sentimiento e ilusión por una jornada dedicada especialmente para los más pequeños aprovechando el día festivo. 

Como no podía ser de otra forma, la afición respondió a la llamada del Hércules pocos minutos después de las once de la mañana. Mayores y pequeños desafiaron el viento y el frío en la grada del Rico Pérez para presenciar un entrenamiento ameno y distendido programada por Torrecilla.

El buen ambiente entre la plantilla, el cuerpo técnico y la afición fue la nota predominante durante la hora y media que duró la sesión. Tras ella, el césped se convirtió en el lugar de reunión para unos minutos relajados entre los jugadores y los aficionados.Sin prisa, con amabilidad y más cercanos que nunca, los futbolistas firmaron camisetas y se hicieron fotografías todo el tiempo que fue necesario culminando una jornada muy necesaria y acorde con la buena marcha del equipo en la competición.

La plantilla se marcha a Ibiza cargada de confianza tras la gran respuesta de la afición en la jornada de puertas abiertas. El equipo viaja este sábado en avión y tiene previsto entrenar posteriormente en un campo de césped artificial para adaptarse a la superficie que encontrará mañana en el encuentro ante el Peña Deportiva de Santa Eulalia. La plantilla regresará a Alicante en barco. El encuentro es vital para seguir la estela del Lleida, que se encuentra a tres puntos de distancia.

 El Hércules anunció el comienzo de la campaña de abono de media temporada con el objetivo de multiplicar el apoyo al equipo para impulsarle al objetivo del ascenso a Primera Federación. El club alicantino ya cuenta con 8.000 abonados, la cifra más alta de los últimos lustros, y desea aprovechar la buena dinámica del equipo para seguir creciendo.