La Comunidad Valenciana fusiona naturaleza, historia y cultura a lo largo y ancho de todo su territorio. Y es que, pasearse por los rincones y espacios naturales de municipios que te trasladen a épocas pasadas no es tan difícil. Alicante, Valencia y Castellón están repletas de huellas que marcan y nos recuerdan su pasado histórico. Murallas, castillos y fortalezas son algunos de ellos. Por esto mismo, te mostramos estas 5 localidades en las que podrás detenerte y disfrutar del Medievo. Una apuesta ideal para pasar unos días de relax y desconectar mirando a alguno de los castillos más bonitos de la provincia.

61

Los castillos más espectaculares de la provincia de Alicante A. A. S.

Culla (Castellón)

En la provincia castellonense encontramos uno de los rincones con más encanto de la Comunidad Valenciana, Culla. Con una población de tan sólo 500 habitantes, este precioso municipio está rodeado de un entorno natural privilegiado. Su naturaleza salvaje y su ambiente tranquilo hace que recorras la historia mientras paseas sus calles medievales. Su estilo característico de casas empedradas, las ruinas del Castillo Árabe, el Granero del Comendador o la Iglesia Parroquial del Salvador te transportarán a la época del Medievo.

La naturaleza que rodea a Culla permite también realizar una variedad amplia de actividades al aire libre. Por ello, realizar excursiones por sus bellos rincones o acercarse a visitar el Parc Miner del Maestrat son paradas obligatorias. Asimismo, no debes olvidar probar algunos de los platos más típicos de l’Alt Maestrat como la "olla del maestrat” o su “coca celestial”.

Xàtiva (Valencia)

Xàtiva es una de esas ciudades que te deja embelesado al recorrer cada uno de sus rincones. A través de sus monumentos se puede apreciar el paso de la historia en este lugar. Fue nombrada sede episcopal en la época de los visigodos, viviendo su etapa de máximo esplendor cultural durante el dominio musulmán. Xàtiva ha sido también cuna del pintor José Ribera, conocido como 'El Españoleto', y de dos papas de la dinastía de los Borja.

Sus preciosos escondrijos y la majestuosidad de su Castillo te harán transportarte al pasado. Es por esto que, su casco antiguo fue declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1982.

37

Las 5 mejores piscinas naturales de la provincia de Alicante C. SUENA, A. A. S.

Chulilla (Valencia)

En el interior de la Comunidad Valenciana se sitúa el precioso pueblo de Chulilla. La naturaleza de sus parajes es debida a su magnífica ubicación en la cuenca media del río Turia. La cantidad ingente de agua que recorre esta zona hace que sea conocida por albergar algunos de los senderos de la Ruta del Agua. En él, podrás disfrutar de un sinfín de senderos como la Ruta de los Calderones o la del Charco Azul. Además, la belleza de sus calles estrechas y empinadas te harán disfrutar de su época medieval.

Guadalest (Alicante)

La provincia de Alicante aúna mar y montaña al mismo tiempo, siendo la cuarta provincia más montañosa de España. Y es que gracias a ello, encontramos lugares tan espectaculares como el pueblo de Guadalest. Situado en un peñasco a 595 metros de altitud, El Castell de Guadalest ha sabido mantener la esencia y los rasgos más típicos de las poblaciones alicantinas del interior. Su enclave natural es muy pintoresco ya que sus casas están encajadas en la roca y las vistas que ofrece son a un extenso valle. Su belleza y encanto le hicieron ser declarado Conjunto Histórico-Artístico en 1974.

Este rincón ofrece además una serie de actividades culturales muy variadas. Podrás acercarte a la Casa Orduña, una casa nobiliaria del siglo XVII apodada la Casa Gran; o pasarte por alguno de los curiosos museos que alberga como el Museo de Belenes y Casas de Muñecas, el Museo de Microminiaturas, el Museo de Saleros y Pimenteros o el Museo Colección de Vehículos Históricos.

Turistas visitando el Castell de Guadalest, en Alicante DAVID REVENGA

Morella (Castellón)

La provincia de Castellón cuenta con uno de los lugares más increíbles de todo el territorio valenciano: Morella. La ciudad que se erigió principalmente a los pies del Castillo, situado a más de 1.000 metros de altitud, continúa manteniendo ese aspecto medieval. Además, su fortaleza que todavía conserva la plaza de armas, el aljibe y la torre Pardals, se considera hoy en día uno de los tesoros más importantes del territorio castellonense.

No importa la época del año en la que te dejes caer por el Maestrazgo, esta localidad de unos 2.500 habitantes sigue teniendo muy presente su pasado medieval. A todo ello hay que sumar una visita a la Iglesia Arciprestal Santa María La Mayor, una joya gótica reflejo del poderío de este emplazamiento hace siglos.

Te puede interesar: