Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Joan Antoni Oltra Soler

Opinions des d’Elx

Joan Antoni Oltra Soler

Consolidar el mercado provisional es un error

Después de siete años gobernando, el mercado provisional no sólo sigue allí sino que, los mismos que se comprometieron a evitarlo, defienden su continuidad para que sea definitivo

Una imagen del Mercado Central provisional ANTONIO AMOROS.

El equipo de gobierno PSOE-Compromís en el Ayuntamiento de Elx aprobó la semana pasada continuar con la modificación del PGOU para posibilitar, entre otras cuestiones, que el mercado provisional en la ladera del Vinalopó se pueda transformar en definitivo e, incluso, aumentar sustancialmente su tamaño.

CONSOLIDAR EL MERCADO PROVISIONAL ES UN ERROR

Hay que recordar que esta instalación se ubicó allí de forma provisional, por el PP, para derribar el Mercado Central y crear, en su lugar, un complejo comercial con un macro-aparcamiento de 400 plazas en pleno centro histórico que, afortunadamente y gracias a la lucha del colectivo «Salvem el Mercat», ante la inacción del equipo de gobierno, pudo evitarse.

Un paredón impresionante encima de la ladera donde antes había una zona verde. Ningún parecido con lo que se prometió en su día.

decoration

Dicha decisión del PP motivó, entre otras acciones, una concentración de protesta, poco antes de las elecciones de 2015, en la que los candidatos de PSOE y Compromís, entre otros, rechazaban esa ubicación y se comprometían a evitar su consolidación en el futuro. Después de siete años gobernando, el mercado provisional no sólo sigue allí sino que, los mismos que se comprometieron a evitarlo, defienden su continuidad para que sea definitivo y que, además, pueda ampliarse permitiéndose dos plantas y una altura máxima de 8 metros. Un paredón impresionante encima de la ladera donde antes había una zona verde. Ningún parecido con lo que se prometió en su día.

Ya que se consiguió, también con gran esfuerzo de los colectivos ciudadanos (que tienen que ir supliendo la crónica despreocupación del actual equipo de gobierno por el patrimonio histórico, incluso con denuncias a organismos internacionales) que el edificio del antiguo Mercado Central no se derribara, como insinuaba el Ayuntamiento, es incomprensible que, tras la adecuación del mismo y la integración en su entorno de los baños árabes y los refugios de la guerra, no se prevea recuperar el uso comercial del edificio, adecuándolo a las nuevas demandas ciudadanas que requieren una oferta más diversificada que la tradicional que allí había, y que podría permitir perfectamente la reubicación de los puestos de venta y poder devolver el entorno de la ladera como estaba, permitiendo, por otra parte, actividades de ocio y restauración que harían más atractivo el espacio del antiguo Mercado Central y la zona en la que se ubica.

Por todo ello es difícilmente justificable la propuesta que insiste en tramitar el Ayuntamiento. Hay alternativas mejores y que no suponen un impacto demoledor en un entorno tan sensible como el de la ladera que, por otra parte y como el propio informe reconoce, está afectado por el Patricova, con un nivel de peligrosidad 1 y en la zona de policía del Vinalopó, por no hablar de la estabilidad dudosa que tiene la ladera, como es fácil comprobar en muchos tramos de la misma.

Hay alternativas mejores y que no suponen un impacto demoledor en un entorno tan sensible como el de la ladera que, por otra parte y como el propio informe reconoce, está afectado por el Patricova

decoration

Parecen razones más que suficientes para que el actual equipo de gobierno recapacite y retire esta agresiva propuesta, evitando así todo un adefesio en plena ladera para toda la vida. Se puede y se debe evitar un error tan descomunal. Elx no se merece algo así.

Aunque tampoco es admisible alguna propuesta como la que ha lanzado el PP cuando, acertadamente, propone devolver la zona del mercado provisional al estado anterior antes de que, precisamente ellos, le endosaron dicho edificio, y, en cambio, propone ampliar el antiguo Mercado Central y reconstruir el viejo aparcamiento de la pescadería. La zona histórica ha cambiado mucho, y puede hacerlo aún más tratándola con respeto a su entorno. Facilitar meter más coches, además de innecesario supone un impacto que debería descartarse por todo lo acontecido en este período. No se puede ir hacia atrás, con planteamientos superados por la realidad.

Que el Ayuntamiento, gobierno y oposición recapaciten. Elx se juega mucho con este tema. El electoralismo cortoplacista no es buen consejero ni en un caso ni en otro. La solución, con menos impacto y más futuro sostenible es la más necesaria.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats