Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

LAS CUENTAS DEL ESTADO

Indignación empresarial por el maltrato inversor hacia Alicante

Los sectores lamentan que sigan sin abordarse infraestructuras estratégicas como la conexión ferroviaria con el aeropuerto y que se ignore el peso económico y poblacional de la provincia

Indignación en los empresarios de Alicante por los Presupuestos

Indignación en los empresarios de Alicante por los Presupuestos

Unanimidad absoluta. Si alguna virtud han tenido los Presupuestos Generales diseñados por el Gobierno para la provincia de Alicante ha sido su capacidad para poner de acuerdo a todos los sectores empresariales a la hora de expresar su más enérgica repulsa ante lo que consideran un claro ejercicio de maltrato. Y es que la indignación es la palabra que define a la perfección el sentimiento que se ha instalado, al no entenderse cómo es posible que, una vez más, se esté ignorando el notable peso económico y poblacional de este territorio. Uno de los principales reproches es que sigan sin abordarse de forma seria infraestructuras estratégicas largamente reivindicadas como la conexión ferroviaria con el aeropuerto.

«Son malos para la Comunidad y peores para Alicante». De esta forma tan ilustrativa se expresaba este jueves el presidente de la patronal CEV en la provincia, Perfecto Palacio, quien llamaba la atención sobre el hecho de que el territorio autonómico debería recibir un 10% del total de los Presupuestos, cuando en realidad está en el 9,3%. Pero va más allá cuando se refiere a la provincia, al calificar de «injusticia» el escaso nivel inversor que viene sufriendo desde hace ya más de 20 años.

Desde la Cámara de Comercio de Alicante, su presidente, Juan Riera, incide en los mismos aspectos, pero poniendo el foco en que la discriminación que sufre este territorio se ha agudizado este año, justo cuando más fondos eran necesarios para afrontar con mayor solvencia la recuperación pospandémica, tras el covid.

El Instituto de Estudios Económicos de la Provincia de Alicante (Ineca) comparte esta visión, como se encarga de resaltar su presidente, Rafael Ballester, quien lamenta que esta zona sufra esta infrafinanciación cuando la inversión pública estatal es más necesaria que nunca para impulsar la reactivación.

El turismo es uno de los sectores que ha sufrido con mayor virulencia esta crisis sanitaria debido a las restricciones, y por eso desde la Asociación Empresarial Hotelera y Turística de Benidorm y la Costa Blanca (Hosbec) no entienden que «se nos deje a la deriva». El presidente de la organización, Toni Mayor, reconoce que inversiones como las del Corredor Mediterráneo en Valencia y Castellón acabarán beneficiando a la provincia, pero llama la atención sobre el hecho de que infraestructuras básicas para el turismo, como la conexión ferroviaria con el aeropuerto y el tren de la costa, sigan en el limbo. También incide en el mismo aspecto Jesualdo Ros, secretario general de la Asociación Provincial de Promotores de la Vivienda de Alicante (Provia), quien lamenta que la falta de inversiones se haya cronificado.

Esta visión es plenamente compartida por otro de los sectores más damnificados, como es el comercio. El presidente de la federación provincial (Facpyme), Carlos Baño, se refiere a estas infraestructuras y dice no entender cómo es posible que casi se tarde menos en llegar desde Madrid a Alicante en AVE que desde la estación de la capital de la provincia a centros turísticos de primer orden como Benidorm o Torrevieja.

También la presidenta de la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante (Aefa), Maite Antón, coincide en que la provincia sigue necesitada de infraestructuras reivindicadas históricamente. Pero, sobre todo, Javier Verdú, máximo responsable de la Federación de Obras Públicas de Alicante (Fopa), quien considera alarmante que este territorio esté recibiendo en inversiones solo una cuarta parte de lo que le correspondería.

¿Y qué pasa con la industria? Pues la unanimidad también es total a la hora de valorar de forma muy negativa los Presupuestos, tanto en lo que respecta a la citada necesidad de infraestructuras como también a la mayor presión fiscal que se pretende hacer recaer sobre las empresas. La presidenta de la Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado, Marián Cano, recuerda que la provincia concentra tres de los principales núcleos zapateros de España y que necesitan inversiones en infraestructuras y servicios.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Empresas del Metal de la Provincia de Alicante (Fempa), Luis Rodríguez, lamenta que no se le reconozca a este territorio su capacidad para rentabilizar las inversiones, mientras que José Antonio Pastor, presidente de la Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (Aefj), critica que Alicante haya vuelto a salir castigada. Por último, el presidente de la Asociación de Empresarios Textiles de la Comunidad (Ateval), Pepe Serna, lamenta la situación de infraestructuras como el tren Alcoy-Xàtiva o el acceso a la estación del AVE en Villena.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats