Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Consell pone el foco en la Vega Baja: inyecta uno de cada cuatro euros de la inversión por comarcas

L’Alacantí y la demarcación del sur son las zonas que más dotación se llevan en las cuentas territorializadas de la Generalitat, aunque, en proporción a su población, la Vega sale más beneficiada para compensarla por el déficit histórico de infraestructuras

El Consell pone el foco en la Vega Baja: inyecta uno de cada cuatro euros de la inversión por comarcas INFORMACIÓN

El presupuesto de la Generalitat para 2022 acelera estos días su tramitación parlamentaria con el horizonte fijado en el 22 de diciembre, día en que la coalición de izquierdas que sustenta al Gobierno autonómico aprobará en las Cortes las séptimas cuentas del Botànic. Lo hará, previsiblemente, al margen de cualquier apoyo de la bancada de la oposición a un proyecto que, en concreto, prevé una inyección directa de 598,6 millones de euros en la provincia, de los que 431 millones tienen ya un destino definido con base en un reparto por comarcas. Las partidas presupuestarias planificadas por el Consell, que regaran el territorio alicantino con un 50% más de fondos que el pasado año, se han diseñado con el acento puesto especialmente en la Vega Baja, un territorio clave para el Ejecutivo que preside Ximo Puig. Así, el sur del sur de la Comunidad percibirá uno de cada cuatro euros de los reservados a la provincia, la mayor adjudicación en función del número de habitantes con objetivos muy evidentes: resarcir el déficit histórico de inversiones en la demarcación que, probablemente, se siente más alejada de València, esa que, además, ha sido uno de los feudos más importantes para la derecha. 

Son 107,96 millones de euros los que el Gobierno valenciano destinará para financiar proyectos que evidencian la necesidad de atender infraestructuras de primer orden, como la construcción del colegio Dama de Guardamar del Segura, para los que se han reservado 4,9 millones de euros, o la ampliación del Hospital Vega Baja, con una partida de 16 millones de euros que llega en un momento en el que empieza a echar a andar la gestión pública del departamento de Torrevieja tras la reversión por la finalización del contrato con Ribera Salud. El impulso a la planta de compostaje de fangos de Pilar de la Horadada se realizará con 7,3 millones de euros y se han reservado otros 16 millones adicionales para implementar infraestructuras ligadas al plan Vega Renhace. 

La apuesta por relanzar la comarca tras la devastadora DANA de 2019 es, sin duda, uno de los principales ejes sobre los que pivotan las políticas del Consell en la Vega. El destructor fenómeno meteorológico que arrasó la comarca supuso un punto de inflexión, una desgracia que evidenció la indudable falta de equipamientos. Desde ese suceso, ocurrido en la fase inicial de la actual legislatura, el Consell, y sobre todo Puig, han intensificado su agenda en un territorio en el que, por otro lado, el PP, dirigido por Carlos Mazón, controla los principales ayuntamientos, como Orihuela, Torrevieja, Pilar de la Horadada o Almoradí. En ese contexto, y, fundamentalmente, con las consecuencias de la DANA como trasfondo, el también líder de los socialistas en la Comunidad ha multiplicado su presencia en la Vega. Tanto es así que desde sus círculos de confianza en el Palau se presume de que el jefe del Consell ha potenciado allí su actividad como nunca antes lo han hecho sus antecesores. De hecho, se repite de manera persistente que Puig no es que visite la comarca, porque no se acude de visita a un territorio en el que se gobierna. Y, en esa estrategia, resulta clave proyectar mayor cercanía con la ciudadanía.

Reparto presupuestario en la provincia de Alicante INFORMACIÓN

Fuentes de la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico detallan que, de los 167 millones de euros destinados a la provincia pero que no se han asignado a ninguna comarca en concreto, se acabarán beneficiando buena parte de ellas puesto que se contemplan 70 millones para infraestructuras y para fomentar la movilidad; 30 millones para adquisición de vivienda social; 20 millones para actuaciones en centros educativos y 14,6 para la conservación y el mantenimiento de infraestructuras de transporte. Importes que, asimismo, se incrementarán con los 1.742 millones para el conjunto de la Comunidad contemplados en los presupuestos que no han sido territorializados. 

Lo que sí está ya reflejado y probablemente no cambiará, puesto que la mayoría parlamentaria de las fuerzas de izquierda garantiza aprobar las cuentas diseñadas por el Botánic, es que en la comarca de l’Alacantí se han dotado 117,4 millones para actuaciones entre las que destacan: 16,5 millones para la mejora de la movilidad ciclopeatonal en la explanada de Alicante; 5,25 millones del Plan Edificant en Mutxamel; 7,53 millones para el edificio Muelle 5 de Alicante, o también 9 millones de euros para la restauración de viaductos centenarios por los que transcurre la línea 9 del Tram entre Benidorm y Dénia, en concreto los del Algar y el Mascarat.  

En el Alto Vinalopó, zona para la que se han reservado inicialmente 6,79 millones de euros, se prevé una inversión de 1,5 millones para obras vinculadas al plan Edificant y 2,2 millones para suprimir el paso a nivel en Villena. En el Baix Vinalopó se contemplan inversiones comarcalizadas por 34,3 millones, entre las que están previstos 10,3 millones para la ampliación del Hospital de Elche, 3,5 millones para el colegio La Paz de Torrellano y 2,65 millones para la mejora de la seguridad vial de la CV-865 que conecta Elche y Santa Pola. 

A El Comtat se han destinado 7,23 millones, entre los que se incluyen importantes infraestructuras educativas: la del centro El Bracal, en Muro, con 3,12 millones, y otros 2,4 millones del Edificant en Cocentaina. A la Marina Alta llegarán 35,4 millones para impulsar proyectos como la reforma del viaducto del Quisi (8 millones de euros) para habilitar la línea 9 del Tram; 4,8 millones para el centro educativo Virgen Pobre de Xaló, o 3,97 millones para desplegar el Plan Edificant en Dénia. 

En la Marina Baixa se prevén actuaciones por 45,1 millones, entre las que se encuentran la ampliación del Hospital, presupuestada en 15 millones; la duplicación de la carretera de El Albir a Altea, dotada con 3,7 millones; o el Edificant en La Vila Joiosa por una cuantía de 3,9 millones. En el Medio Vinalopó recibirán 39,9 millones para proyectos como el Plan Edificant en Elda (6,44 millones), o 2,3 millones para la ronda suroeste de Pinoso y otros 2,4 para la ronda norte de La Algueña. Para l’Alcoià se han reservado 22 millones, con 3,81 millones para proyectos del Ivace en Alcoy y 2,64 millones en Ibi.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats