Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bruselas levanta las restricciones de Ciudad de la Luz y el Consell recupera el control total

Ximo Puig anuncia que el complejo volverá a la actividad audiovisual y cinematográfica y, en función del éxito en esta nueva etapa, se reubicarán empresas ligadas a Distrito Digital

Antonio Rodes y Ximo Puig en Ciudad de la Luz. PILAR CORTES

Diez años después, la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea ha levantado las restricciones impuestas sobre Ciudad de la Luz, lo que implica que la Generalitat recuperará el control total sobre este complejo. Será a partir del próximo 1 de julio. La decisión de Bruselas permite al Consell establecer una nueva hoja de ruta para que las instalaciones puedan retomar la actividad originaria, es decir, acoger producciones audiovisuales y cinematográficas. La intención de la Generalitat, propietaria de los estudios a través de la Sociedad de Proyectos Temáticos (SPTCV), es que antes de que acabe 2022 los platós puedan reanudar las filmaciones en el que fue concebido como el estudio de cine más vanguardista de Europa, el mismo que resultó sentenciado a perecer como un carísimo decorado tras la condena por vulnerar la libre competencia impuesta por la Unión Europea (UE), por haber destinado fondos públicos para su puesta en funcionamiento. La resolución que levanta el bloqueo impuesto cinco años antes de lo previsto fue anunciada este martes por el presidente valenciano, Ximo Puig, que capitalizó el éxito de las negociaciones que han permitido este giro de guion y destacó que, a partir de ahora, se trazará una nueva estrategia para despertar del letargo a este mausoleo del celuloide.

Devolver la actividad a este mastodonte de película ha sido y es una de las obsesiones del Gobierno del Botànic, que apuesta por recuperar el latido de este gigantesco plató pero, ahora, "haciendo las cosas bien", según defendió el jefe del Consell, quien lanzó así un ataque velado a los promotores de un proyecto que fue impulsado en su día por Eduardo Zaplana y continuado después por Francisco Camps hasta su inauguración, en 2005. La factura total ascendió a 470 millones de euros, y el final de la historia fue el que fue, con la clausura de la actividad en 2012. Con todo, Puig revistió ayer su comparecencia de optimismo en lo que supuso, de alguna manera, el tráiler de la segunda parte de esta película llamada Ciudad de la Luz, un tanto que se apunta el Ejecutivo autonómico, que heredó este rompecabezas tras coger las riendas de la Administración valenciana, en 2015, y que ahora se posiciona en el tablero político como actor fundamental en la consecución de esta solución. 

El socialista acudió a uno de los edificios de este colosal recinto que mira el Mediterráneo para detallar triunfal que la decisión de Bruselas significa que “ya no hay limitaciones ni restricciones a la actividad económica”, lo que permitirá retomar los rodajes tras siete años de negociaciones y de "trabajo intenso". De esta forma, la Comisión Europea acepta la petición de la Generalitat de suprimir las restricciones que impedían desarrollar en Ciudad de la Luz actividades económicas hasta junio de 2027, incluidas las cinematográficas, una decisión de "extraordinaria relevancia" porque ayudará a la generación de actividad y de empleo tanto en Alicante como en la Comunidad", valoró Puig.

Cabe recordar que durante los últimos diez años las negociaciones de carácter comercial han estado prohibidas en las instalaciones. El jefe del Consell destacó que las gestiones llevadas a cabo por la Generalitat han permitido acortar un lustro las sanciones impuestas por la UE, debido a las ayudas de Estado que se concedieron. Todo para posibilitar que "desde la legalidad" se retome la actividad para la que inicialmente fue pensado un complejo "que tanto costó a las valencianas y los valencianos".

En Ciudad de la Luz se filmaron 63 películas hasta 2012 cuando, a raíz de una demanda de unos estudios británicos, Bruselas prohibió la actividad y ordenó a la sociedad propietaria que devolviera a la Generalitat los 264 millones de euros recibidos de dinero público en la construcción, operación que acabó tiempo después con la dación en pago al Gobierno valenciano tras varias subastas de los edificios sin interesados en la puja. El acuerdo rubricado con la UE hace casi cuatro años para que la Generalitat pudiera recuperar la propiedad incluyó una cláusula que lo condicionaba todo: hasta el año 2027 no se podía desarrollar allí ningún tipo de actividad económica, un castigo que ahora se ha levantado.

“Vamos a intentar utilizar los estudios al máximo y que la industria audiovisual tenga el peso que se merece en Ciudad de la Luz”, subrayó el jefe del Consell. Puig aseguró que en los últimos tiempos ha habido peticiones de empresas interesadas en utilizar los estudios, si bien, no se descarta que sea necesario replantear algunas de sus principales infraestructuras dado que la industria audiovisual, a través de plataformas digitales, ha cambiado y mucho el panorama del sector.  En ese sentido, la Generalitat va a estudiar la posibilidad de participar en algún PERTE (proyectos estratégicos para la recuperación y transformación económica impulsados por el Gobierno central) y de obtener ayudas europeas para relanzar el complejo para, "ya de manera legal", erigir a la Ciudad de la Luz en un punto dinamizador de la economía. Asimismo, en las próximas semanas se llevará a cabo un nuevo encuentro con responsables de Euronews con el fin de avanzar en la negociación para que la principal cadena de noticias de ámbito europeo se instale en la Ciudad de la Luz. El objetivo final pasa por conseguir "que este activo que estaba fuera de toda actividad pueda tenerla”, recalcó.

En el cerro Colmenares, en el entorno de Ciudad de la Luz, se ubica el proyecto estrella del Consell en la provincia, el hub tecnológico Distrito Digital y numerosas empresas mantienen allí su sede operativa. A ese respecto, Puig precisó que, si es necesario, se estudiará un plan de posible recolocación de firmas a medida que se coseche éxito en el mercado audiovisual; si bien dijo que no es posible avanzar más datos en ese sentido porque se tendrá que elaborar primero el plan estratégico para posibilitar la vuelta a la actividad y, después, adoptar decisiones.

Durante su comparecencia, Puig recordó sus contactos con los Comisarios de la Competencia, Joaquín Almunia, en 2014, y Margrethe Vestager, en 2015, para intentar resolver la situación, y agradeció la labor realizada por el equipo de la conselleria de Hacienda y Modelo Económico, el director general de la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana, Antonio Rodes, por la eurodiputada Inmaculada Rodríguez-Piñero y por la Representación Permanente de España en la Unión Europea. 

El jefe del Consell recordó que la expropiación de 2,6 millones cuadrados de suelo sobre el que se construyó los estudios se realizó en 1998, la sentencia del Tribunal Supremo con la nulidad de las expropiaciones se produjo en 2011, y la decisión de Competencia de paralizar la actividad económica por 15 años, en 2012. Asimismo, ha explicado que su Consell recibió un activo paralizado con una deuda de 470 millones, actualmente pagados, de los cuales 188 corresponden a su construcción, 166 a la financiación de pérdidas, 56 a urbanización, 40 millones a la indemnización inicial y otros 20 a la ampliación de las indemnizaciones fruto de la condena del Tribunal Superior de Justicia.

El séptimo arte regresa a Ciudad de la Luz diez años y 63 rodajes después

Diez años y 63 rodajes después, los platós de la Ciudad de la Luz de Alicante volverán a ser usados para el 'séptimo arte' antes de que acabe 2022 gracias a la decisión de la Comisión Europea de adelantar el fin de la prohibición para el cine por las ayudas públicas ilegales invertidas en la construcción.

El president de la Generalitat, el socialista Ximo Puig, ha anunciado este martes que Bruselas levanta la sanción que rige desde 2012 de rodar en Ciudad de la Luz, un proyecto de la etapa del popular Eduardo Zaplana a raíz del sueño del cineasta valenciano Luis García Berlaga de crear en su tierra una industria cinematográfica.

Entre la inauguración de 2005 y el año 2012, los entonces modernos platós acogieron a algunas de las principales estrellas del cine mundial, como los directores Francis Ford Coppola (con 'Tetro'), Jean Jacques Annaud ('Su Majestad Minor') y Carlos Saura ('Io, don Guiovanni'), que apostaron por Alicante por el entorno favorable y el buen clima.

También expresaron públicamente su interés por los estudios otros de no menos prestigio que, no obstante, no llegaron a trabajar en Alicante como Quentin Tarantino, Roman Polanski y Ridley Scott, quien llegó a calificarlos públicamente como los "mejores" que había visto.

"El síndrome de Svensson", del director vasco Kepa Sojo, se convirtió en el primer largometraje rodado en estas instalaciones en el verano de 2005, año que en también se acogió "La dama boba", con Héctor Alterio y Javier Cámara; "Arritmia", con Natalia Verbeke; y "Lo que sé de Lola", con Lola Dueñas y Carmen Machi, entre otros.

Este esperanzador inicio pareció confirmarse en 2006 con "El camino de los ingleses", dirigida por Antonio Banderas; "Manolete", protagonizada por los 'oscarizados' Adrien Brody y Penélope Cruz; "Su Majestad Minor", del francés Jean-Jacques Annaud y, sobre todo, "Astérix en los Juegos Olímpicos", con Gerard Depardié como Obélix.

Esta última producción de 78 millones de presupuesto en torno a las aventuras del pequeño héroe galo dio trabajo durante ocho meses y situó a los platós en la primera línea del cine europeo y mundial, con una estimación de gasto en la Comunitat Valenciana de 30 millones de euros.

Otras de las estrellas mundiales del cine que han trabajado en Ciudad de la Luz han sido Francis Ford Coppola con "Tetro" en 2008; Colin Farrell en "Triage" el mismo año; "The cold light of day" con Bruce Willis en 2010; y Viggo Mortensen en "Todos tenemos un plan" en 2011.

Con "Lo imposible" (2010), Juan Antonio Bayona aupó a Ciudad de la Luz al utilizar el gigantesco tanque acuático para recrear el tsunami que asoló las costas del Índico en 2004, en una cinta que ha recorrido los cinco continentes protagonizada por Naomi Watts.

En el panorama nacional han destacado "Io, don Giovanni" de Carlos Saura en 2006; "Canciones de amor en Lolita's club" de Vicente Aranda en 2007; "Di di Hollywood" de Bigas Luna y con Elsa Pataky en 2009; "Balada triste de trompeta" de Alex de la Iglesia; "No habrá paz para los malvados" de Enrique Urbizo con José Coronado; y "El capitán Trueno y el Santo Grial" de Antonio Hernández en 2010, entre otras muchas.

También ha habido un lugar para las series como "l'Alquería Blanca", la mini serie de dos capítulos "La piel azul" o las valencianas "Tarancón, el quinto mandamiento" y "Entre dos reinos", además de "Crematorio", con Pepe Sancho.

Justo después de "¡Atraco!", dirigida por Eduard Cortés, en mayo de 2012 Gracia Querejeta dirigió, sin entonces saberlo, la última película en los platós alicantinos -"15 años y un día", con Maribel Verdú.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats