Oficialmente aún estamos en otoño. Aunque las ciudades ya huelen a Navidad y haga frío en la calle lo cierto es que el invierno no ha llegado aún. Al menos el invierno astronómico. Otra cosa es el invierno meteorológico, que arranca semanas antes. Si no conoces las diferencias entre ambos y cuando comienza cada uno de ellos, a continuación te lo explicamos.

¿Cuándo comienza el invierno?

El invierno 2022-2023 comienza en España el 21 de diciembre de 2022. Concretamente cuando los relojes marquen las 21:48 horas. En ese momento se producirá este año el solsticio de diciembre. Como consecuencia de esto ese será el día más corto del año y por consiguiente, la noche más larga.

A partir de esa fecha los días poco a poco irán aumentando su duración. La estación más fría del año tendrá una duración de 88 días y terminará el 20 de marzo de 2023, día en el que dará paso a la siguiente estación del año con el equinoccio de primavera.

¿Cuándo empieza el invierno meteorológico?

Si bien acabamos de decir que el invierno como estación arranca el 21 de diciembre, el invierno meteorológico comienza bastante antes. Concretamente, arrancó ya el día 1 de diciembre y con él la época del año más fría en el hemisferio norte. Este periodo dura hasta el 1 de marzo, cuando se inicie la primavera meteorológica.

Como podemos observar, hay 20 días de diferencia entre la llegada del invierno meteorológico y la del invierno astronómico.

¿Cuándo comienza el invierno? Efe

¿Qué es el invierno meteorológico?

El invierno meteorológico es un concepto manejado por los meteorólogos y que es diferente al concepto de invierno astronómico. Mientras que el invierno astronómico viene marcado por el equinoccio, el invierno meteorológico lo marcan el desplome de las temperaturas.

Lo cierto es que el mes de diciembre comenzó con un considerable descenso de los termómetros en muchas partes de nuestro país. En algunas áreas como ciertos puntos de montaña de Aragón o Cataluña ya se han alcanzado temperaturas inferiores a los 5 grados.

Por ahora, la bajada de las temperaturas que acompañan la llegada del invierno meteorológico no se ha dejado sentir mucho en la provincia de Alicante aunque las previsiones del tiempo para el puente de diciembre apuntan a que bajarán en los próximos días.

Además, la llegada de una borrasca y de masas de aire polar contribuirán a que los termómetros registren temperaturas más frías en los próximos días.