Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sindicatos denuncian la fuga de sanitarios de Torrevieja por el proceso de reversión

El comité de empresa alerta de un «grave perjuicio» a la plantilla y reclama a Ribera Salud y a la conselleria que se sienten a negociar - Los trabajadores critican que se estén bloqueando modificaciones de contratos necesarios para la actividad asistencial

Protesta de sanitarios de Ribera en octubre, cuando la consellera de Sanidad, Ana Barceló, anunció la reversión

Protesta de sanitarios de Ribera en octubre, cuando la consellera de Sanidad, Ana Barceló, anunció la reversión

El comité de empresa de los trabajadores del departamento de salud de Torrevieja denuncia públicamente el bloqueo de la Conselleria de Sanidad de las autorizaciones de modificaciones de contratos necesarios para el desarrollo de la actividad asistencial del hospital y de los centros de salud. Las normas por las que se rige el fin del contrato con la concesionaria Ribera contemplan que cada uno de los cambios en la plantilla debe comunicarse a la Generalitat para ser autorizado.

El comité advierte de que esta estrategia de Sanidad genera mucha incertidumbre, que deriva en la «fuga de sanitarios» a otras zonas y en falta de demanda para cubrir los refuerzos necesarios en vacaciones «si no se les puede garantizar una estabilidad laboral más allá de octubre», fecha en la que Ribera entrega la gestión a la Conselleria de Sanidad. También desvelan que el convenio rubricado entre la empresa concesionaria y el comité contempla la consolidación como fijos discontinuos de entorno a cien trabajadores -que realizan funciones de refuerzo y vacaciones-, y que la actitud de la Generalitat pone en peligro ese proceso y también la calidad asistencial por falta de profesionales, en un momento además en el que las bolsas de trabajo están vacías y los puestos a ofertar en Torrevieja son de difícil cobertura.

Desde el mes de enero Sanidad ha recibido media docena de peticiones para modificar la situación del personal por parte de la concesionaria que no ha respondido. Solicitudes que los sindicatos, que comparecieron este miércoles en el salón de actos del Hospital Universitario, documentaron con copias en las que aparecen los registros de salida fechadas en enero, febrero y marzo.

Además, el comité insiste en que es necesario que se abra ya un cauce de diálogo entre la concesionaria Ribera y la Generalitat para negociar la reversión. Los sindicatos denuncian públicamente lo que valoran como «un incumplimiento de convenio y por tanto un perjuicio para los trabajadores y trabajadoras por una falta de comunicación entre Ribera y la Conselleria de Sanidad», y quieren dejar claro que no están tomando partido ni por la empresa ni por la Generalitat, y que esa falta de diálogo es muy negativa para la plantilla. Un mensaje dirigido esta vez con mayor contundencia a cuestionar la postura de Ribera. Los representantes de los trabajadores indican que Ribera (que pertenece a la empresa sanitaria norteamericana Centene Corporation), presentó al comité «todos los registros realizados desde el pasado mes de enero con las solicitudes a los cuales no nos consta que la conselleria haya contestado con el consiguiente perjuicio para los trabajadores afectados».

Entre las solicitudes sin respuesta de Sanidad figura la adaptación de un puesto por violencia de género, que el comité valora como de una «gravedad terrible». También están paralizadas conciliaciones familiares y jubilaciones parciales, excedencias por cuidados de hijos que no se están renovando, o reducciones de jornada pendientes de finalizar o iniciar, así como vacaciones y otras licencias que «se están viendo afectadas por todo esto, ya que la empresa ha informado que solo nos concederán la parte proporcional hasta el 15 de octubre de estas licencias y no tal y como pone en nuestro convenio colectivo de forma anual». El siguiente proceso que se va a ver afectado por el bloqueo de Sanidad, aseguran, es la consolidación de cien plazas de fijos discontinuos prevista en el convenio colectivo que Ribera y comité firmaron semanas antes del anuncio de reversión.

#TORREVIEJA Rueda de prensa el comité de empresa del departamento de salud de TORREVIEJA . MÁS INFORMACIÓN EN ESTE...

Posted by Información Vega Baja on Wednesday, March 17, 2021

Sanidad sigue sin recibir información de la empresa

La Generalitat aclara que no puede autorizar cambios sin conocer ni el número de trabajadores

Fuentes de la Conselleria de Sanidad han insistido en que no pueden autorizar las solicitudes de modificaciones de condiciones laborales o contratos porque Ribera sigue incumpliendo otro de los requisitos del proceso de reversión: la entrega de los datos de la plantilla de los trabajadores del hospital y sus contratos. Las mismas fuentes han subrayado que la Generalitat «no va a autorizar nada» hasta que Ribera acate la resolución judicial de hace unos días que le obliga a cumplir esas normas de reversión para lo que tiene de plazo hasta el 31 de marzo. El tribunal que tumbó esa petición cuestionó que Ribera actúe en este proceso textualmente «como si la reversión no fuera a realizarse».

La conselleria asegura que ha intentado sentarse con Ribera en numerosas ocasiones para pactar el proceso del fin del contrato sin ser recibida

decoration

Aseguran además que la administración autonómica ha intentado en reiteradas ocasiones en los últimos meses sentarse en la mesa de diálogo para gestionar el fin del contrato con la empresa «y no ha sido recibida. Es más, lo que han hecho es irse al juzgado. El primer contencioso lo han perdido. También presentaron más de 40 en contra de la reversión del hospital de Alzira y los perdieron. No podemos autorizar cambios en el personal sin conocer las condiciones y el número de ese personal. Es algo que también iría contra los derechos de la plantilla», reiteraron desde Sanidad. El departamento de salud de Torrevieja incluye diez municipios y 160.000 residentes con tarjeta sanitaria y pasará a la gestión pública el 15 de octubre próximo, fecha de conclusión del contrato de 15 años de Ribera con la Generalitat. Se inició en 2006 y la empresa recibe por su gestión 125 millones de euros anuales financiados por la Conselleria de Sanidad -casi 800 por tarjeta sanitaria-. La concesión inicial estaba formada, además de Ribera, por Acciona, Ortiz, las antiguas cajas CAM y Bancaixa, y Asisa.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats