Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Socialistas valencianos y murcianos plantan cara al Gobierno contra el recorte del trasvase

PSPV y PSRM se unen frente a la ministra Ribera y firman un manifiesto que rechaza el cambio en las reglas de explotación del Tajo-Segura - Los regantes anuncian movilizaciones y el SCRATS advierte que la factura del agua subirá más de un 30%

Tubos del trasvase Tajo-Segura a su paso por la Vega Baja, dentro del término municipal de Orihuela.

Tubos del trasvase Tajo-Segura a su paso por la Vega Baja, dentro del término municipal de Orihuela. TONY SEVILLA

Frente común de los socialistas valencianos y murcianos al recorte del trasvase Tajo-Segura. Los dirigentes socialistas en la Comunidad Valenciana y la Región de Murcia mostraron ayer su oposición a aumentar el caudal ecológico del río Tajo y a modificar las reglas de explotación del trasvase sin haber aprobado antes los nuevos planes hidrológicos de ambas cuencas. En una reunión conjunta celebrada en Murcia para sellar su «alianza común» en la defensa del trasvase, firmaron un manifiesto en el que afirman que esta infraestructura es «irrenunciable» y que el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico debe mantener las asignaciones vigentes en las reglas de explotación, así como minorar el precio del agua desalada y consensuar con los usuarios y los gobiernos valenciano y murciano «cualquier cambio» en el acueducto.

«La transición ecológica que propugna el Gobierno tiene que ir de la mano de otra económica»

ROSA GUILLÉN - SECRETARIA DE POLÍTICA DE AGUA DEL PSPV

decoration

Hasta la capital murciana se desplazó buena parte de la plana mayor en materia hídrica del Consell, con el secretario autonómico de Agricultura y Desarrollo Rural de la Generalitat Roger Llanes a la cabeza, a quien acompañaron el director general del Agua Manuel Aldeguer y el de Agricultura Toni Quintana, así como la secretaria de Política de Agua del PSPV-PSOE, Rosa Guillén, el portavoz socialista de Recursos Hídricos en Las Cortes Valencianas Manuel Pineda y los diputados provinciales Miguel López y Joaquín Hernández. Allí se reunieron con el secretario general del Partido Socialista de la Región de Murcia (PSRM), Diego Conesa. Llanes mantuvo que «no hay alternativa viable ni posible» que pueda sustituir al trasvase. Conesa aseveró que el PSPV y el PSRM están «radicalmente en contra» de aumentar los caudales ecológicos. Guillén, por su parte, incidió en que la transición ecológica que propugna el Gobierno tiene que ir «de la mano» de una transición económica para garantizar la actividad agraria en el sureste peninsular.

«El roto que nos va a hacer Teresa Ribera con el trasvase supone algo más de 91 hm3 de agua»

LUCAS JIMÉNEZ - PRESIDENTE SINDICATO CENTRAL REGANTES

decoration

Reunión entre socialistas valencianos y murcianos, este lunes en Murcia EFE

Así, plantan cara a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, la socialista Teresa Ribera. La propuesta ministerial, que cuenta con el apoyo del Consejo Nacional del Agua, supone un tijeretazo al Tajo-Segura de 80 hm3, que se sumaría a la reducción a medio plazo de 70 hm3 más que se prevé por los caudales ecológicos, lo que reducirá a la mitad el trasvase. 

«No es que el trasvase sea irrenunciable, es que no hay ninguna alternativa viable»

ROGER LLANES - SECRETARIO AUTONÓMICO DE AGRICULTURA

decoration

Por su parte, el Círculo por el Agua, que se reunió también en Murcia, anunció que llevará a cabo protestas este mes ante la delegación del Gobierno en Murcia y las subdelegaciones en Alicante y Almería por el recorte del trasvase, y convocará una manifestación en Madrid frente al Ministerio. Los agricultores organizarán «tractoradas» simultáneas en localidades de las tres comunidades a las que abastece el trasvase, Comunidad Valenciana, Región de Murcia y Andalucía. Pide una cumbre entre los presidentes de esas tres comunidades y Pedro Sánchez. 

Conesa, Guillén y Llanes comparecen ante los medios INFORMACIÓN

El presidente del Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura (SCRATS), Lucas Jiménez, dijo que «estamos en un momento decisivo» para el futuro de esta infraestructura y calificó de «elevado e injustificado» el aumento de los caudales circulantes. «El roto que nos va a hacer Ribera con el trasvase supone algo más de 91 hm3 de agua». Según Jiménez, la ministra «dijo que lo iba a arreglar con un zurcido de desalación», cuando no existen infraestructuras para trasladar las aguas desaladas a las fincas agrícolas, para lo que se estiman unos ocho años de obras. En el encuentro participaron organizaciones agrarias levantinas, sindicatos y empresarios hortofrutícolas. El SCRATS ha elaborado un informe en el que asegura que la factura del agua se incrementará más de un 30% si se sustituye el agua del trasvase por la desalada.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats