Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Puig rechaza otro recorte del trasvase y abre la puerta a un recurso judicial

La Generalitat se opone a la nueva reducción de 80 hm3 al año aprobada por el Consejo Nacional del Agua y advierte que no se pueden tomar decisiones unilaterales - Pide diálogo, pero recuerda que ya han acudido otras veces a los tribunales

Embalse de Bolarque, puerta de arranque del trasvase. |

Embalse de Bolarque, puerta de arranque del trasvase. | PILAR CORTÉS

La Generalitat rechaza el nuevo recorte aprobado por el Consejo Nacional del Agua para el trasvase del Tajo-Segura, del que dependen miles de regantes de la Vega Baja, y anuncia que irá a los tribunales si es necesario, advirtiendo que no se pueden tomar decisiones unilaterales que afectan al futuro de la provincia

El presidente del Consell, Ximo Puig, salió ayer al paso el nuevo tijeretazo de 80 hm3 del agua del Tajo por parte del Gobierno central, que se suma a la reducción a medio plazo de 70 hm3 más que se prevé por los caudales ecológicos, aún por aprobar. Una suma que reducirá a la mitad el trasvase. 

Puig se mostró a favor del diálogo para alcanzar un consenso, pero advirtió que «no aceptamos modificaciones que supongan un recorte para Alicante. Cualquier cambio del ‘statu quo’ actual del trasvase debe hacerse desde el acuerdo». Y dejó abierta la puerta a llevar ante los tribunales el nuevo recorte pactado por dirigentes de su propio PSOE, la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

 Puig manifestó que «la posición de la Generalitat respecto al trasvase es clara, lo ha sido y lo continuará siendo. No admitimos que haya ningún cambio de ‘statu quo’ si no lo es desde el diálogo, desde la racionalidad y desde la defensa del interés general. Y en interés de los regantes alicantinos, del interés de la comarca de la Vega Baja y de toda la provincia Alicante, es para nosotros fundamental. Y hay que abordarlo no desde el frentismo, no desde las guerras del agua, sino desde la racionalidad, desde el diálogo y buscando preservar un bien de interés general que es la economía de nuestra agricultura, y sobre todo también su relación con un medio ambiente, que esté basado en la sostenibilidad».

El presidente insistió que «el Consell siempre ha estado defendiendo el diálogo, pero cuando ha sido necesario, hasta 40 veces hemos asistido a la defensa judicial, y lo vamos a continuar haciendo. Pero creo que la vía necesaria es la del diálogo, la vía que pueda al final intentar buscar un equilibrio que sea razonable», destacando que «lo que está claro es que no se pueden tomar decisiones de manera unilateral y que afecten al futuro de toda una comarca, de toda una provincia».

En el Consejo Nacional del Agua la Conselleria de Agricultura ya mostró su rechazo frontal a cualquier cambio de las reglas de explotación del trasvase que comprometa el abastecimiento de agua. Por ello la Conselleria votó en el pleno de esta entidad en contra del informe preceptivo en el que se escuda el Ministerio. Y por ello la Generalitat tiene decidido presentar alegaciones al proyecto de real decreto si incluye variar las reglas del trasvase, tal y como ha aprobado el Consejo Nacional de Agua. De no prosperar las alegaciones, el siguiente paso podría ser el recurso judicial que ha anunciado Puig, en caso que se lleven a cabo cambios unilaterales en la explotación del trasvase. 

A partir de ahora, hasta que no se apruebe por un decreto esta modificación de la regla, todo continúa igual en el trasvase. Eso lo que piden los regantes, que no se haga el decreto, ni que se publique el borrador del Plan Hidrológico del Tajo, de forma que todo junto se negocie y se les escuche, antes de hacer nada.

Carta a Pedro Sánchez

Ante este nuevo recorte, agricultores y empresas afectados por esta medida han remitido una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que piden que pare la decisión del Consejo Nacional del Agua de modificar las reglas de explotación del trasvase. Según los regantes, la iniciativa del Ministerio para la Transición Ecológica es absolutamente lesiva para el presente y el futuro de decenas de miles de empleos, y condena a un sector que contribuye al desarrollo de España, que es necesario para alimentar a millones de personas y en toda Europa.

Reunión de los regantes

La reducción del caudal aprobada esta semana ha llevado a que el Sindicato Central de Regantes del Acueducto Tajo-Segura haya convocado para este lunes una reunión del Círculo por el Agua, en el que están representados empresarios de Alicante y Murcia. En encuentro tendrá lugar en la capital murciana con el objetivo de abordar «acciones a llevar a cabo ante la propuesta del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico de rebajar los volúmenes del trasvase mediante reales decretos».

Embalse de Bolarque, puerta de arranque del trasvase. | PILAR CORTÉS

Compartir el artículo

stats